Guía de entrenamiento de bajo estrés (LST) para plantas de cannabis


Guía de entrenamiento de bajo estrés (LST) para plantas de cannabis

El "entrenamiento de bajo estrés" es una técnica relativamente sencilla que consiste en doblar y fijar los tallos y las ramas con una cuerda/cordón para "enseñar" a la planta a crecer de una forma determinada. A menudo se conoce como "técnica LST" o simplemente "LST".

Las plantas de cannabis necesitan mucha luz para producir cogollos grandes. Lamentablemente, la parte baja de las plantas recibe menos luz que la superior, razón por la cual las ramas inferiores tienden a desarrollar flores más pequeñas y menos potentes.

El entrenamiento de bajo estrés es una forma estupenda de expandir el dosel de las plantas para que todas sus partes reciban la misma cantidad de luz y produzcan mejores cogollos y más grandes en el momento de la cosecha.

¿QUÉ ES EL ENTRENAMIENTO DE BAJO ESTRÉS?

Como su nombre indica, la técnica LST se centra en causar el menor estrés posible a una planta, con el fin de minimizar el tiempo que va a necesitar para recuperarse del entrenamiento.

Al igual que otras técnicas de entrenamiento, el objetivo del LST es hacer crecer a las plantas de una manera que permita que la luz del sol o la lámpara de cultivo llegue al dosel lo más uniformemente posible. Cuando las plantas de cannabis crecen de forma natural, sus hojas y ramas inferiores suelen recibir mucha menos luz que las superiores.

El entrenamiento de bajo estrés puede ayudarte a crear un dosel más uniforme y garantiza que todas las partes de la planta reciban tanta luz como sea posible. A cambio, te recompensará con mayores cosechas de cogollos de gran calidad.

¿POR QUÉ DEBERÍA UTILIZAR LST EN MIS PLANTAS?

Cuando todas sus ramas reciben la misma cantidad de luz, las plantas producen más auxinas (hormonas del crecimiento). Las auxinas se encuentran en mayores concentraciones en la parte superior de la planta, razón por la que su parte inferior produce cogollos más pequeños y ligeros.

En plantas no entrenadas, son las responsables de la dominancia apical, haciendo que el cogollo superior sea más grande e impidiendo que las ramas laterales se desarrollen de forma intensiva. Cuando este proceso natural se ve interrumpido por la poda apical o el LST, las plantas reciben una señal para desarrollar más ramas laterales.

Obviamente, hay otras maneras de hacer que las plantas de cannabis crezcan de una forma determinada. Sin embargo, técnicas como el topping, por ejemplo, ejercen demasiado estrés sobre la planta, que necesitará mucho tiempo para recuperarse. Por lo tanto, el topping se considera un método de entrenamiento de alto estrés (HST).

MASAJE DE TALLOS Y RAMAS

MASAJE DE TALLOS Y RAMAS

Una de las opciones para "calentar" a tus plantas antes del LST es un método que consiste en masajear los tallos y las ramas. Algunos cultivadores dedican unos minutos cada día a "masajear" las ramas jóvenes y recién desarrolladas con el fin de hacerlas más fuertes.

Por lo general, se hace agarrando delicadamente los tallos entre los dedos y retorciéndolos y doblándolos ligeramente durante unos segundos. Estos pequeños movimientos tienden a crear microfracturas en el tejido vegetal, lo que en cierta forma potencia el crecimiento sano y robusto de las plantas, de forma parecida a los microdaños que causa el viento, algo que no ocurre en un cultivo de interior.

Se dice que las plantas masajeadas desarrollan tallos más gruesos y ramas laterales más fuertes que son capaces de sostener frutos más grandes en el futuro.

CONSEJOS PARA EL ENTRENAMIENTO DE BAJO ESTRÉS

Existen muchas técnicas de entrenamiento de bajo estrés, y la mayoría de cultivadores tienen su propio enfoque. A continuación, te proporcionamos un resumen básico para iniciarte en el LST. No dudes en utilizar este enfoque tal y como está, o modificarlo de la manera que te parezca.

Notas: solo podrás entrenar plantas que hayan desarrollado al menos 4 o 5 nudos. Las plantas más pequeñas tienen un sistema de raíces frágil y podrían desprenderse del suelo al intentar doblarlas o entrenarlas.

Asegúrate de que las plantas que entrenes no sean demasiado viejas. Las plantas de más edad suelen tener ramas duras y leñosas que son menos flexibles y más susceptibles de romperse.

Cuando entrenes una planta, deberás atarla con una cuerda o cordón de nylon. Así que, antes de empezar, asegúrate de que tienes algo para sujetar el cordón en el sitio. Una buena idea es hacer orificios justo por el borde de la maceta, para pasar el cordón a través de ellos después de atar las ramas.

  1. La primera parte de la planta que debes entrenar es el tallo principal. Podrás sujetarlo con 2 trozos de cuerda: uno de unos 2,5-5cm desde la parte superior de la planta, y otro de aproximadamente la misma longitud desde la parte inferior.
  2. Dobla hacia abajo la parte superior del tallo, de manera que ya no sea el punto más alto de la planta. Cuando lo hayas doblado lo más bajo que puedas/quieras, fíjalo con un trozo de cuerda o nylon. Pasa la cuerda por el orificio que has hecho antes, rodea con ella la rama, y vuelve a bajarla hasta el borde de la maceta. Asegúrate de atar la cuerda de forma segura para que la rama se mantenga en su sitio.
  3. Ahora que ya has atado la parte superior del tallo, deberás hacer lo mismo con la parte inferior. Ten en cuenta que las partes más altas y finas del tallo se doblarán más fácilmente que las bajas, así que ten mucho cuidado para evitar romper el tallo durante este paso. Una vez hayas doblado el tallo hacia atrás tanto como puedas, fíjalo con el cordón como antes.
  4. Ahora es el momento de empezar a trabajar con las otras ramas de la planta. Empieza por las superiores. Deberás doblarlas hacia atrás, de la misma forma que el tallo, pero también hacia afuera. De esta forma, las ramas y hojas de la parte superior no impedirán que la luz llegue a las de la parte inferior. Cada vez que dobles una rama, asegúrate de fijarla con la cuerda.
  5. Ve descendiendo por el tallo hasta que todas las ramas estén dobladas. Cuando hayas terminado, es recomendable colocar la planta bajo la fuente de iluminación para comprobar que la luz se distribuya igual por todas partes.

Nota: cuando ates una cuerda alrededor de un tallo, déjala un poco floja. Deberás dejar espacio para que se desarrolle el tejido nuevo. Si el nudo está demasiado apretado, la rama se asfixiará.

¿SE PUEDE USAR EL ENTRENAMIENTO DE BAJO ESTRÉS CON CUALQUIER VARIEDAD DE CANNABIS?

Sí, todas las variedades de cannabis se pueden entrenar con esta técnica. Si tienes una variedad índica, comprobarás que el LST es una forma estupenda de hacer que la parte inferior de la planta se desarrolle, ya que normalmente apenas recibe luz al final de la fase vegetativa.

Si vas a cultivar una sativa, por otro lado, el LST puede ser una excelente manera de controlar la altura de la planta, especialmente si se trata de una variedad que se estira mucho. Incluso las variedades autoflorecientes de última generación se pueden someter al LST con resultados muy positivos.