10 datos sobre el CBD que quizás no conocieses


10 datos sobre el CBD que quizás no conocieses

El CBD está recibiendo mucha atención últimamente. Pero todavía hay muchas ideas equivocadas en torno a este cannabinoide, la forma en que afecta al organismo, sus aplicaciones potenciales, e incluso su legalidad. Echa un vistazo a estos 10 datos sobre el CBD que puede que desconozcas.

1. El CBD NO ES INTOXICANTE

Debido a su relación íntima con la planta de cannabis, algunas personas podrían dar por hecho que el CBD es intoxicante o que "coloca". Sin embargo, esto no es así. Aunque el cannabinoide puede mantener un efecto sutil sobre el estado de ánimo y el estado mental, al igual que el chocolate negro, por ejemplo, no produce efectos que alteren la mente. El contenido producido por el Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas establece que el CBD no produce euforia ni intoxicación.

El THC, la principal molécula psicoactiva del cannabis, ejerce sus efectos únicos al interactuar con los receptores CB1 del sistema endocannabinoide. El receptor CB1 se encuentra principalmente en el cerebro, en concreto en las neuronas. El CBD, por otro lado, tiene una afinidad baja por estos receptores, lo que significa que no puede unirse a ellos y producir efectos psicoactivos de la misma manera.

Además, el CBD puede contrarrestar algunos de los efectos psicoactivos del THC. Se sabe que el cannabinoide produce patrones de actividad cerebral opuestos a los del THC en regiones que incluyen el núcleo estriado, el hipocampo y la corteza prefrontal.

2. EL CBD SE PUEDE UTILIZAR CON FINES RECREATIVOS Y EL THC CON FINES MEDICINALES

Existe la noción errónea de que el CBD es un compuesto puramente medicinal y el THC puramente recreativo. Esto no es cierto. Al igual que el THC se puede utilizar con fines medicinales (para aliviar el dolor, las náuseas, los vómitos, etc.), el CBD también se puede usar de forma recreativa.

De hecho, en Suiza se está gestando un mercado de CBD recreativo. Aunque el THC sigue siendo ilegal bajo las legislación suiza, las flores de cannabis y concentrados ricos en CBD se pueden adquirir de forma completamente legal en tiendas y dispensarios. Esto ha dado lugar a un enorme movimiento de consumidores de CBD con fines recreativos que aprecian esta sustancia por su efecto calmante.

3. EL CBD CONTRARRESTA LOS EFECTOS DEL THC Y FUNCIONA MEJOR EN COMBINACIÓN CON OTROS CANNABINOIDES

EL CBD CONTRARRESTA LOS EFECTOS DEL THC Y FUNCIONA MEJOR EN COMBINACIÓN CON OTROS CANNABINOIDES

Los cannabinoides, terpenos y otros compuestos del cannabis interactúan entre ellos. Estudios y pruebas anecdóticas indican que la interacción entre estas sustancias y nuestro sistema endocannabinoide produce un efecto sinérgico, conocido como "efecto séquito".

La ciencia ha demostrado que, por ejemplo, el CBD y el THC juntos proporcionan un alivio del dolor más fuerte y más rápido que cualquiera de ambos compuestos por separado.[1] Y aunque nuestros conocimientos sobre el efecto séquito aún son muy limitados, la investigación indica que los beneficios medicinales del cannabis residen en toda la planta, en lugar de en ciertas sustancias químicas aisladas.

De hecho, hay estudios que han demostrado que las formas aisladas del THC y el CBD producen efectos muy distintos a los de productos fabricados con la planta entera.

Aunque el THC puede tener efectos beneficiosos, también produce efectos secundarios desagradables, especialmente en dosis altas. Estos incluyen náuseas, vómitos, aumento de la sensación de dolor, ansiedad, paranoia, etc. Afortunadamente, la ciencia ha descubierto que el CBD contrarresta muchos de estos efectos.

La relación entre el CBD y el THC es realmente compleja e imposible de abarcar en su totalidad en este artículo. Sin embargo, es cierto que el CBD ayuda a reducir la ansiedad y la paranoia que algunas personas podrían experimentar tras consumir THC.

4. EL CBD ES MENOS FUERTE QUE EL THC

EL CBD ES MENOS FUERTE QUE EL THC

En términos de impacto general en el cerebro y el cuerpo, el CBD es mucho menos potente que el THC. Tomar la misma cantidad de miligramos de cada sustancia produciría resultados muy diferentes por separado, en gran parte debido a las distintas formas en que cada cannabinoide interactúa con el cuerpo. Dicho esto, no significa que el potencial del CBD sea menos significativo, ya que el cannabinoide produce sus efectos a través de muchas vías dentro y fuera del sistema endocannabinoide, incluidos los receptores vanilloides, los receptores de serotonina y los PPAR. Se ha descubierto que el CBD, al hacerlo, produce efectos antioxidantes, antiinflamatorios, ansiolíticos y neuroprotectores.

Debido a que el CBD no produce un cambio evidente en la percepción, las personas a menudo piensan que se necesita consumir una dosis muy elevada para "sentir algo". Esto no es cierto. Aunque algunos consumidores medicinales utilizan dosis elevadas de CBD para sentir alivio, también puede producir resultados beneficiosos con dosis más bajas. Cuando pruebes un producto con CBD de primera calidad por primera vez, te recomendamos que empieces con una dosis baja para ver cómo responde tu cuerpo y luego aumentarla gradualmente con el tiempo para descubrir cuánto CBD tienes que consumir.

Las dosis más bajas de productos de mayor calidad contendrán más CBD, lo que significa que incluso las dosis más pequeñas están saturadas con el cannabinoide. Los productos baratos y de baja calidad suelen estar diluidos, por lo que cada dosis contiene menos CBD.

5. El CBD NO PRODUCE EFECTOS SEDANTES

Los efectos del CBD se han llegado a etiquetar en ocasiones como sedantes, especialmente en dosis elevadas. Sin embargo, la investigación sugiere que el CBD en realidad no produce efectos sedantes.

De hecho, un estudio de 2008 publicado en Biological Psychology mostró que incluso a dosis extremadamente elevadas, el CBD aislado no produce efectos sedantes. Curiosamente, los efectos del CBD están alarmando realmente. Se cree que algunos productos con CBD pueden contener cantidades elevadas de mirceno y otros terpenos conocidos por sus efectos sedantes o por causar somnolencia.

Otras investigaciones publicadas en The Permanente Journal lo confirman todavía más. Los participantes del estudio recibieron dosis de 25-175mg de CBD. Se mostró una reducción de ansiedad, junto con una sedación leve en algunos sujetos. Sin embargo, este efecto secundario disminuyó a partir de un consumo más frecuente. Algunos consumidores pueden experimentar una sedación leve al consumir CBD por primera vez, pero parece que a medida que el cuerpo se familiariza con la sustancia, esto ya no sucede. 

6. NO TODAS LAS PLANTAS DE CANNABIS CONTIENEN CBD

A pesar de que el CBD se deriva de las plantas de cannabis, no está presente en todas las variedades de esta especie. De hecho, la mayoría del cannabis que se consume con fines recreativos solo contiene cantidades mínimas de CBD.

Esto se debe a que, desde los años 80, los criadores de cannabis y los bancos de semillas se han dedicado a producir variedades fuertes y ricas en THC pensadas para que la gente se coloque.

Pero desde que el CBD ha ido ganando popularidad, los bancos de semillas han empezado a ofrecer más variedades ricas en CBD para fines tanto terapéuticos como recreativos. Las plantas de cáñamo también producen altas concentraciones de CBD.

7. EL CBD SE PUEDE CONSUMIR POR VÍA TÓPICA

EL CBD SE PUEDE CONSUMIR POR VÍA TÓPICA

Por lo general, asociamos el consumo de cannabis con el hábito de fumar. Pero, gracias a un montón de innovaciones e investigaciones en el sector del cannabis, ahora hay numerosas formas de consumir cannabis que no implican encender un canuto o un bong.

Productos tópicos como bálsamos, aerosoles y jabones enriquecidos con extractos de cannabis, por ejemplo, son una excelente forma de tratar los síntomas localizados como el dolor, la inflamación e incluso las irritaciones cutáneas. En lugar de fumar o vaporizar (donde las sustancias químicas del cannabis se absorben a través de los capilares de los pulmones), los tópicos se absorben por vía transdérmica.

Cada vez son más populares entre los pacientes que buscan un tratamiento para síntomas físicos como la inflamación y la hinchazón causadas por la artritis y otros trastornos. Muchos enfermos también utilizan productos tópicos derivados del cannabis para combatir el picor y las irritaciones de la piel, y algunas empresas están desarrollando parches transdérmicos con CBD, THC y otros cannabinoides.

8. LOS ANIMALES TAMBIÉN SE PUEDEN BENEFICIAR DEL CBD

LOS ANIMALES TAMBIÉN SE PUEDEN BENEFICIAR DEL CBD

Uno de los mayores avances hacia la comprensión del cannabis fue el descubrimiento del sistema endocannabinoide, que, básicamente, regula los efectos del cannabis en todo el organismo.

Pero resulta que los seres humanos no somos las únicas criaturas que poseen este sistema; perros, gatos, caballos y muchos otros animales también tienen sistemas endocannabinoides y experimentan el cannabis de la misma forma que nosotros. De hecho, todos los mamíferos tienen sistema endocannabinoide, razón por la que el cannabis se suele estudiar en ratas.

Esto ha dado lugar a un nuevo mercado: el de los suplementos de cannabis para mascotas. Los dueños de mascotas de todo el mundo están empezando a utilizar productos de cannabis como aceites, cápsulas y golosinas con CBD, e incluso tópicos, para ayudar a sus mascotas a combatir toda una serie de trastornos.

Algunos dueños de perros, por ejemplo, utilizan suplementos de CBD para controlar síntomas como náuseas y vómitos, inflamación y dolor crónicos, e incluso la ansiedad de sus mascotas. Al igual que ocurre con el ser humano, los suplementos de CBD proporcionan alivio para diversos síntomas de nuestras mascotas sin inducir un subidón.

9. EL LINO TAMBIÉN PODRÍA CONTENER CBD

EL LINO TAMBIÉN PODRÍA CONTENER CBD

Durante mucho tiempo, se ha creído que el CBD era un compuesto exclusivo del cannabis. Sin embargo, unos investigadores polacos podrían haber descubierto accidentalmente que el lino también contiene CBD.[2]

En un análisis de plantas de lino (una valiosa fuente de linaza, aceite y fibra), se descubrió que también contienen un terpenoide especial muy parecido al CBD. Los investigadores analizaron este compuesto y observaron que producía efectos antiinflamatorios en ratones. Además, también descubrieron que activaba los receptores cannabinoides.

Esta investigación es la primera de este tipo, e indica que el lino podría ser un espécimen de entre un número cada vez mayor de plantas distintas al cannabis que pueden producir cannabinoides o sustancias parecidas a los cannabinoides.

10. EL CBD NO ES LEGAL EN TODAS PARTES

Aunque la legalización del cannabis se está extendiendo en varias regiones del mundo, la planta sigue estando altamente prohibida en otros lugares. Algunos países han hecho una excepción con el CBD debido a su falta de efectos intoxicantes, y permiten el consumo y el comercio de productos siempre que contengan valores de THC extremadamente bajos. Sin embargo, algunos países siguen metiendo al CBD en el mismo saco que el cannabis y todavía no han cambiado las leyes con respecto a este cannabinoide.

En los Estados Unidos, por ejemplo, el CBD solo es legal si se deriva del cáñamo. Por otro lado, el CBD derivado del cannabis solamente es legal en 17 estados. Fuera de los EE.UU., el estado legal del CBD cambia constantemente a medida que se introducen o reemplazan nuevas leyes. En la UE, los suplementos de CBD son en su mayoría legales, siempre que los niveles de THC sean insignificantes.

Antes de comprar un producto de CBD, es importante que te informes sobre las leyes de tu país para estar seguro de que no corres el riesgo de meterte en líos. Entre los países que han legalizado el cannabis por razones medicinales y/o recreativas se encuentran Argentina, Australia, Canadá, Chile, Colombia, Croacia, República Checa, Alemania, India, Israel, Italia, Jamaica, Macedonia, México, Filipinas, Polonia, Puerto Rico, Turquía y Uruguay. Algunos de estos lugares solo han legalizado el cannabis en parte, y otros que no están incluidos en esta lista pueden tolerar el CBD, pero no los productos basados en THC. Infórmate sobre las leyes de tu país y decide a partir de ahí.

Referencias

  1. ^ NCBI, Multicenter, double-blind, randomized, placebo-controlled, parallel-group study of the efficacy, safety, and tolerability of THC:CBD extract and THC extract in patients with intractable cancer-related pain., recuperado January-16-2019
    Enlazar
  2. ^ NCBI, Cannabinoid-like anti-inflammatory compounds from flax fiber., recuperado January-16-2019
    Enlazar