Marihuana medicinal frente a recreativa: ¿en qué se diferencian?


Marihuana medicinal frente a recreativa: ¿en qué se diferencian?

Respuesta breve: el cannabis medicinal y el recreativo no se diferencian en nada. Todo depende de para qué se consuman.

Todas las variedades, independientemente de su contenido de THC y CBD, se pueden consumir con fines medicinales en función del trastorno que padezca una persona y de cómo reaccione su organismo a combinaciones únicas de cannabinoides y terpenos.

La misma variedad se puede consumir de forma recreativa por alguien que busque un subidón mental, un colocón corporal, o simplemente una sensación relajante y placentera.

Todo depende de la persona.

EL CBD ALTO TIENE USOS ESPECIALES

El principal ingrediente del cannabis que todo el mundo conoce es el THC. Pero, además del THC, que es el componente psicoactivo del cannabis, existen al menos 113 cannabinoides distintos en la planta.

El CBD, o cannabidiol, es el cannabinoide más apreciado por sus propiedades medicinales. Y en la actualidad, muchas variedades se crían para que tengan un porcentaje alto de CBD y apenas nada de THC.

Las variedades con un porcentaje muy alto de CBD y una elevada proporción de CBD respecto a THC, como la Charlotte's Web, tienen usos medicinales especiales. Inducen un efecto psicoactivo mínimo o nulo, y en algunos casos poseen la extraordinaria capacidad de reducir, por ejemplo, los ataques epilépticos de casos difíciles a prácticamente cero. En ocasiones, cuando los fármacos más potentes no han sido capaces de conseguirlo.[1]

El CBD está recibiendo mucha atención en las noticias y en la red, y se utiliza como tratamiento para diversos trastornos.

LAS PLANTAS TIENEN EL MISMO ASPECTO

La mayoría de las plantas de marihuana tienen el mismo aspecto. Unas son más cortas. Otras, más altas. Algunas tienen las hojas grandes y voluminosas de las índicas. Otras, las delgadas de las sativas. La mayoría son verdes, pero sus flores y hojas maduras pueden adoptar cualquier color del arco iris.

Incluso los expertos son incapaces de diferenciar entre plantas medicinales y recreativas (si es que existiese tal cosa) solo por su apariencia y sin conocer la composición genética de cada una. Una planta con un porcentaje alto de CBD tiene exactamente el mismo aspecto que una planta sin nada de cannabidiol.

¿POR QUÉ SE DISTINGUE ENTRE CANNABIS MEDICINAL Y RECREATIVO?

Porque, hasta cierto punto, el contexto moral y jurídico ha convencido a mucha gente de que el cannabis recreativo es malo y el medicinal, bueno.

Y luego están los movimientos populares de las personas que han visto con sus propios ojos los beneficios médicos del cannabis, y que apoyan abiertamente la legalización para que todos podamos tener acceso a lo que ellos consideran una cura milagrosa.

Etiquetar la marihuana como medicinal también ayuda a justificar las investigaciones científicas, lo que siempre es bueno. Nos ayuda a saber qué puede y no puede hacer exactamente la marihuana, y qué componentes son los responsables de los beneficios para la salud que buscamos.

De esta forma, si eliges un tratamiento alternativo como sustituto o complemento de otra opción más convencional, sabrás qué buscar.

CONCLUSIÓN

Como ya se ha dicho, no existe diferencia alguna entre la marihuana medicinal y la recreativa, todo depende de para qué se consuma.

Referencias

  1. ^ Scientific American, Marijuana Treatment Reduces Severe Epileptic Seizures, recuperado November-08-2018
    Enlazar