10 Consejos para cultivar cogollos más aromáticos y llenos de sabor


10 Consejos para cultivar cogollos más aromáticos y llenos de sabor

Las plantas de cannabis usan diversas tácticas para atraernos. Nos proporcionan subidones espectaculares, proteínas, antioxidantes y cogollos que huelen deliciosamente. En este artículo nos centraremos en mejorar los olores y sabores del cannabis. Cuando practicamos el ritual de meter la nariz en el bote, cerramos los ojos y exclamamos un "mmmmm", es una de las mejores sensaciones del mundo. Pues resulta que es bastante simple mejorar el aroma y los sabores de tu hierba cuando todos los fundamentos básicos están cubiertos.

Aquí te ofrecemos algunos consejos y trucos esenciales para ayudarte a conseguir los resultados más aromáticos.

ELIGE LA CEPA CORRECTA

Elige la cepa correcta

Hay miles de variedades de cannabis disponibles en el mercado que destilan una amplia gama de aromas que recuerdan a cítricos, pino, cedro, café, mandarina, melón, ¡todo lo que se te ocurra! Las cepas Kush provenientes de la cordillera del Hindú Kush rebosarán de fragancias terrosas, mientras que las cepas Haze, elaboradas en California durante los años 70, exudarán más aromas frutales y tropicales.

Artículo relacionado

Las variedades que incluyen genética Skunk, Cheese y Diesel serán muy picantes en la mayoría de los casos. Asegúrate de leer acerca de las variedades que quieres cultivar, y elige la apropiada para satisfacer tus necesidades básicas en cuanto al sabor.

TEMPERATURA Y HUMEDAD CORRECTAS

Temperatura y humedad correctas

Las plantas de cannabis crean terpenos y terpenoides para regular sus temperaturas y repeler plagas. ¡Estos terpenos son exactamente lo que hace que el cannabis huela y sepa tan bien!

La principal razón por la que los cogollos pierden sus fragancias es que estén expuestos a un calor significativo durante el final de la etapa de floración cuando los terpenos realmente comienzan a desarrollarse. Mantener las temperaturas por debajo de 26°C durante la etapa de floración permite a las plantas retener los terpenos y proporcionar a los consumidores finales experiencias deliciosas.

En exteriores, las plantas pueden soportar temperaturas más altas porque las raíces se enfrían en el suelo, a diferencia de las macetas de interior que absorben el calor del entorno.

Los niveles de humedad durante la fase de floración deben mantenerse por debajo del 50%. Especialmente si los cogollos son muy densos y susceptibles al moho. Los niveles de humedad no deben ser inferiores al 30%, de lo contrario los cogollos sufrirán.

USA OTRAS LUCES

Usa otras luces

Dado que hay ciertas temperaturas óptimas para las plantas de cannabis, es importante seleccionar las luces correctas cuando se cultiva en interior, y colocar estas luces a una distancia adecuada de la copa. Como ya se ha mencionado, queremos conservar todos los deliciosos terpenos en los cogollos, que pueden desaparecer cuando las propias luces generan demasiado calor.

Las principales luces utilizadas durante la etapa de floración son las luces HPS, LED y CFL. Las luces LED son una gran elección porque apenas desprenden calor. Las luces CFL casi no aumentan la temperatura, son una alternativa inteligente para pequeñas plantaciones en armarios.

Si las lámparas HPS generan un exceso de calor que supera los 26°C, antes de cambiar a luces LED o CFL, asegúrate de que el exceso de calor acumulado alrededor de las lámparas se aspire con una "caja" cubierta de vidrio y un ventilador en línea, ya que esto podría resolver fácilmente el problema del calor.

CULTIVA CON FERTILIZANTES ORGÁNICOS

Cultiva con fertilizantes orgánicos

Los abonos orgánicos son mucho mejores que los sintéticos. Los fertilizantes orgánicos alimentan a los microbios del suelo, que a su vez alimentan a la planta. Esto le proporciona a los cogollos un sabor increíble y es bueno para el medio ambiente.

Algunos cultivadores añaden melaza negra al suelo, lo que ayuda a los cogollos a desarrollar aromas agradables. La melaza es un carbohidrato producido durante el proceso de refinación de la caña de azúcar. Se puede añadir desde el inicio de la floración hasta 2 semanas antes de la cosecha. La melaza negra no es un factor decisivo, aunque muchos cultivadores confían en ella.

La alimentación con compost también es orgánica, sin embargo, puede ser demasiado ácida para las plantas pequeñas, por lo que esta forma de fertilización debe quedar en manos de cultivadores expertos.

USAR UN SUSTRATO VIVO

Usar un sustrato vivo

El sustrato vivo está lleno de bacterias, hongos, nematodos, algas y varios insectos, que son beneficiosos para el ecosistema del suelo, y permiten que las plantas se desarrollen. Piensa en el "sueloo vivo" como un hábitat para los microorganismos, que prosperan en el ecosistema del suelo.

Los fertilizantes orgánicos alimentan a los microbios de la tierra, que a su vez proporcionan a las raíces nutrientes biodisponibles. Esto facilita a las plantas el alimento más natural y orgánico, lo que mejora la producción de terpenos.

¿MÁS TERPENOS Y TERPENOIDES? ESTRÉSALAS UN POCO AL CRECER

Los cultivadores principiantes pueden saltarse esta parte, este método solo lo deben utilizar cultivadores experimentados. Esta sugerencia puede funcionar, pero muchos cultivadores dicen que no produce ninguna diferencia.

Algunos, sin embargo, creen que estresar las plantas reforzará el olor. La lógica dice: los terpenos y terpenoides se sintetizan en los tricomas, que se producen como parte del mecanismo de defensa de la planta. Cuando las plantas de cannabis están sometidas a un estrés controlado, pueden desarrollar tricomas más grandes, que a su vez producen mejores aromas y sabores.

Algunos cultivadores exponen las plantas a 48 horas de oscuridad total antes de la cosecha. Algunos cultivadores utilizan técnicas de "supercropping", doblando y retorciendo los tallos siempre y cuando no se rompan.

LAVADO DE RAÍCES

Lavado de raíces

Es imprescindible lavar las raíces de las plantas antes de la cosecha, especialmente cuando están empapadas de fertilizantes. Cuando las plantas absorben nutrientes, los distribuyen a lo largo de las ramas y hacia los cogollos. Esto permite que las flores se desarrollen y produzcan aromas increíbles. Sin embargo, los fertilizantes no son algo que nos interese consumir.

Los cogollos que no se sometieron a un lavado de raíces pueden oler fatal y dejar al consumidor con dolores de cabeza. Por lo tanto, lavar el suelo con agua pura durante las últimas semanas de floración funciona de maravilla. Permite a la planta agotar las reservas que tiene, sin sustituirlas por más.

También se pueden comprar soluciones especiales para eliminar los fertilizantes y las sales del suelo, pero el agua normal es suficiente.

SECADO Y CURADO

Secado y curado

Cuando los cogollos estén secos y curados adecuadamente, olerán y sabrán de maravilla. Tanto los cannabinoides como los terpenos continúan desarrollándose durante esta etapa. Las temperaturas óptimas para el proceso de secado y curado deben estar alrededor de los 21°C, y los niveles de humedad ligeramente por debajo del 50%.

Este consejo es extremadamente importante porque muchos cultivadores consideran el propio cultivo de las plantas como el proceso principal, mientras descuidan la curación, que puede ser crucial para sus cogollos. Asegurar un curado de calidad garantiza los mejores cogollos aromáticos.

BUENAS PRÁCTICAS

Recuerda que producir cogollos deliciosos depende de otros factores del cultivo. Si las plantas están expuestas a niveles de fertilización extremos durante la etapa vegetativa, pueden morir y te quedarás sin nada. Descubre todos los principios básicos del cultivo, necesitas asegurarte de que las plantas sobreviven y se desarrollan bien a lo largo de su ciclo de crecimiento.

Artículo relacionado

El mejor consejo para los principiantes es "menos es más". Durante tu primer cultivo, no necesitas hacer una mezcla casera de sustrato vivo, aplicar el supercropping y añadir 8 tipos de fertilizantes diferentes. Empieza por lo básico y aumenta tu experiencia.

SÉ AMABLE CON ELLAS, CÁNTALES UNA CANCIÓN

No hay nada de raro en tener una charla con tus queridas plantas de cannabis. Podrías pedirles educadamente si pueden producir la combinación de terpenos definitiva. Todo es cuestión de vibraciones positivas y optimismo. Cuando tus plantas reciben todos los fertilizantes y el amor que se merecen, no hay duda de que te complacerán con sus seductores aromas.

También puedes cantarles una canción, sentirán el amor y les ayudará a desarrollarse a su pleno potencial (salvo que desafines mucho, en cuyo caso puedes recurrir a hablar con ellas).