Lollipopping: guía sencilla pero exhaustiva


El lollipopping es una técnica de poda que consiste en cortar las zonas inferiores de la planta que reciben poca o ninguna luz. Los cultivadores suelen aplicar esta técnica en las 2 primeras semanas del período de floración. Este método debe su nombre a la forma que adquieren las plantas una vez que han sido podadas (como un chupa-chups o lollipop).

¿POR QUÉ ES IMPORTANTE?

Las plantas de cannabis necesitan luz para producir cogollos. Si se dejan crecer de forma natural (sin podarlas), algunas partes de la planta reciben menos luz (por lo general, las zonas inferiores). Estas zonas no sólo producen cogollos más pequeños, también frenan la producción de otras partes de la planta que reciben más luz, disminuyendo el tamaño y la calidad de la cosecha final.

Mediante el lollipopping se eliminan las zonas que reciben menos luz, lo que permite que la planta concentre toda su energía en desarrollar cogollos densos y deliciosos en las zonas que reciben más luz, lo que se traduce en unas cosechas más abundantes y de mejor calidad.

Aunque parezca contraproducente podar la planta después de que haya atravesado una dura fase de crecimiento vegetativo, no lo es. De hecho, los viticultores siguen un procedimiento parecido durante los meses de la poda. Al eliminar las partes de la cepa que no producen uvas, hacen que sus plantas se concentren en desarrollar una fruta madura y deliciosa, sin tener que preocuparse por mantener el exceso de follaje.

CÓMO SE REALIZA EL LOLLIPOPING

El secreto del lollipopping es saber por dónde cortar; pero es una técnica sencilla, aunque podría necesitar un tiempo dependiendo de cuántas plantas tengas.

Una buena forma de empezar con el lollipopping es observar las plantas bajo el sol o con las luces de cultivo encendidas (si eres un cultivador de interior). Retrocede unos pasos y examina tus plantas a distancia, buscando las zonas sombreadas, que son las que deberás eliminar primero, ya que únicamente van a retrasar el desarrollo del resto de la planta.

Después, obsérvalas de cerca, inspeccionando primero las zonas más bajas (recuerda: la parte inferior de las plantas suele recibir menos luz). Identifica el tallo principal de la planta, así como sus ramas principales, y busca brotes pequeños entre el follaje que sale de estas ramas.

Tendrás que estar atento para detectar los brotes más pequeños y menos desarrollados que otras partes de la planta. Una buena forma de hacer esto es compararlos con los brotes de más arriba, que suelen ser más grandes debido a que reciben una mayor cantidad de luz. Una vez que hayas identificado por donde quieres podar, corta con las tijeras, poniendo especial cuidado en no dañar las zonas circundantes.

Ten en cuenta que puede ser difícil distinguir entre las zonas que ya han sido podadas y las que no, sobre todo si estás trabajando con sativas grandes. Para llevar el control y marcar tu progreso, es buena idea realizar el lollipoping rama por rama; empieza con una rama, pódala, y pasa a la siguiente cuando esté lista.

Algunos cultivadores te dirán que podes todo lo que haya por debajo del cuarto, y hasta del tercer, brote de cada tallo. Otros te dirán que elimines el tercio inferior de la planta. Dos buenas reglas de oro a seguir, pero recuerda que en realidad dependerá de cada planta. Lo mejor es que lo hagas despacio, prestando atención a cómo llega la luz a tus plantas, y que decidas por ti mismo qué merece la pena conservar.

Una vez que han llevado a cabo la poda inicial, algunos cultivadores trabajan de arriba abajo, eliminando todas las ramas secundarias que encuentran (las ramas que salen de las ramas principales de una planta). Esto ayuda a reducir aún más el follaje y a que la planta concentre su energía en menos lugares.

Recuerda que se tratan de normas básicas que utilizan los cultivadores como referencia. A medida que vayas adquiriendo más experiencia, desarrollarás tu propio estilo de lollipopping adaptado a los fenotipos con los que trabajes cada temporada.

Artículo relacionado

LOLLIPOPPING: SACA EL MÁXIMO PARTIDO A TUS PLANTAS

Recuerda: el lollipopping consiste en eliminar el follaje y hacer que las plantas concentren su energía en menos zonas. Aunque parezca contraproducente, comprobarás que un buen lollipopping produce cogollos más grandes, densos y potentes, lo que también se traduce en cosechas más abundantes.