¡Feliz 420! Un homenaje a 5 de las cepas de cannabis más importantes


¡Feliz 420! Un homenaje a 5 de las cepas de cannabis más importantes

¡Feliz 420 para todos!

A menos que vivas aislado, lo más probable es que sepas que hoy es el 420, la festividad anual del cannabis en la que se celebra y disfruta de todo lo relacionado con esta maravillosa hierba.

Como ya hemos hablado de los posibles orígenes del 420 en artículos anteriores, este año vamos a rendir homenaje a 5 variedades que han desempeñado un papel muy importante en la conformación del mundo del cannabis, y que deben ser reconocidas por su grandeza. Estas cinco excelentes variedades de todos los tiempos son las responsables del impresionante patrimonio genético del cannabis como lo conocemos en la actualidad.

¡Nuestros respetos para estas cinco variedades revolucionarias!

AFGHANI

Afghani

La variedad Afghani es, sin lugar a dudas, la madre de todas las madres. Esta bestia pegajosa es una firme favorita tanto de cultivadores como de consumidores desde hace años, debido a su facilidad de cultivo, alto nivel de cannabinoides y generosa producción de resina. Es sinónimo de un hachís estupendo y fue clave para el comercio de esta sustancia de la vieja escuela.

Por ello, no es de extrañar que la Afghani haya sido incluida en la mayoría de programas de cría en un momento u otro. Hay muy pocas variedades que no se hayan visto afectadas por su influencia. Representa el pináculo de la comunidad del cannabis y ha actuado como cimientos de muchos bancos de semillas cuando empezaron su andadura. Podríamos decir que el mundo del cannabis actualmente sería muy distinto sin ella.

Leer más sobre Afghani.

SUPER SKUNK

Super Skunk

La Super Skunk es, probablemente, la variedad más conocida de la tierra. Durante la década de los 90, los cultivadores se enamoraron de su capacidad para producir cannabis de calidad en muy poco tiempo. Lo que provocó que el mercado se inundara de Super Skunk, extendiéndose de forma lenta pero segura. Solo tenemos que fijarnos en el Reino Unido, donde, para muchos, el nombre Super Skunk es sinónimo de cannabis de alta potencia.

Pero esto es solo un ejemplo del triunfo de la Super Skunk. Ha dejado su marca en todos los continentes de una forma u otra, y volviendo a nuestra primera variedad, la Super Skunk tiene herencia Afghani. La Super Skunk ha sido criada en distintas formas a lo largo de los años, hasta el punto en que sería difícil encontrar a alguien, fumador o no, que no haya oído hablar de ella por algún motivo. Lo que ciertamente consolida la inclusión de la Super Skunk en este salón de la fama del 420.

Leer más sobre Super Skunk.

CANNATONIC

Cannatonic

En los últimos años, la comunidad del cannabis ha sido testigo de un enorme aumento en el número de variedades especialmente creadas para que tengan una concentración de CBD igual o superior a la de THC. Algo que debemos agradecer a la Cannatonic. Esta mítica variedad fue la primera en alcanzar esa proporción mágica de CBD:THC de 1:1.

Aunque es un portento en sí misma, es fácil imaginar las puertas que abrió para los criadores - lo que podemos comprobar en la cantidad de cepas ricas en CBD que existen en la actualidad. La Cannatonic otorga su poder a quienes son lo bastante afortunados como para hacerse con ella, ofrece un estupendo valor terapéutico a quienes lo necesitan, y es la base con la que trabajan los cultivadores que quieren expandirse en el mercado del CBD.

Leer más sobre Cannatonic.

LOWRYDER #2

Lowryder 2

Si te fijas en las variedades autoflorecientes de hoy en día, la mayoría son verdaderas bestias de gran potencia y crecimiento rápido que han sido perfeccionadas de forma magistral. Pero no siempre fue así. Durante mucho tiempo, la marihuana autofloreciente se consideraba débil y de baja calidad.

Los rasgos autoflorecientes del cannabis ruderalis se conocen desde hace mucho tiempo, pero desde el punto de vista de un cultivador/consumidor, este cannabis no tiene ningún interés. Produce unas cosechas muy pobres y de baja potencia. Durante los ochenta y noventa, varios criadores intentaron cruzar el cannabis ruderalis con variedades fotoperiódicas (sativa/índica) con el fin de crear nuevas plantas con el rendimiento y la potencia de las variedades fotodependientes, pero con rasgos autoflorecientes. Todos sus intentos fracasaron, y el Cannabis ruderalis estuvo a punto de ser ignorado de nuevo por parte de la comunidad del cannabis.

Pero resurgió en forma de Lowryder durante la primera década del siglo XXI. La Lowryder era un cruce de Cannabis ruderalis, Williams Wonder y Northern Lights #2. Una variedad que aún estaba lejos de ser perfecta; con escasas cosechas de poca potencia y no demasiado fiables. Pero cuando la Lowryder se cruzó con la Santa Maria, se encontró el eslabón perdido. La Lowryder 2 nació y abrió los ojos a un montón de gente de la comunidad del cannabis con sus cosechas fiables de mayor calidad y potencia. Muchos criadores comenzaron a experimentar con la Lowryder 2 cruzándola con otras variedades fotoperiódicas. ¿El resultado? Un exitoso mercado de variedades autoflorecientes de gran calidad. Así que, ¡muchas gracias, Lowryder 2!

Leer más sobre Lowryder 2.

WHITE WIDOW

White Widow

Si alguna vez has paseado por los canales de Ámsterdam, seguramente hayas oído hablar de la White Widow. Esta variedad de cannabis es un clásico holandés y una de las primeras variedades fuertes de la escena del cannabis.

Si hablas con un fumeta de los de antes, probablemente te dirá que la marihuana era mucho más suave en su época. Y sin duda, es cierto. Hasta que llegó la White Widow. En los años 90, cuando apareció en los coffeeshops de Ámsterdam, la potencia bruta y desenfrenada de la White Widow asombró a mucha gente, e incluso preocupó a algunos. Fue la primera variedad de peso que llegó a un 20% de THC, marcando la referencia para otras variedades futuras.

Hasta el día de hoy, la White Widow sigue siendo muy popular, y es una fuente de inspiración para muchos criadores, cultivadores y consumidores que buscan un mayor nivel de potencia.

Leer más sobre White Widow.

VARIEDAD EXTRA: ORANGE BUD

Orange Bud

Sí, este artículo debería tener 5 variedades, pero te proporcionamos una extra de regalo: ¡la Orange Bud!

La Orange Bud es una variedad de la vieja escuela minuciosamente seleccionada en los años 80 por criadores holandeses debido a su capacidad para estimular y tentar al consumidor. Induce un eufórico efecto cerebral y un colocón calmante del cuerpo. Se trata de una variedad relajante que cumple con el estereotipo de lo que debe ser la marihuana.

La Orange Bud fue la variedad con la que me inicié en el mundo del cannabis. No podría haber elegido un mejor comienzo; me enamoré de la marihuana en aquel instante. Para ser sincero, la Orange Bud no ha revolucionado el mundo de la genética del cannabis, pero ha revolucionado el mío. Y lo sigue haciendo. ¡Muchas gracias, Orange Bud!

Leer más sobre Orange Bud.

¡Ahí las tienes! Cinco (bueno, seis) variedades para celebrar y rendir homenaje a nuestra querida planta en este ilustre día. Cada una de ellas ha moldeado la comunidad del cannabis con su propio estilo, y ha abierto el camino a las excepcionales genéticas que están disponibles en la actualidad.

PD.: ¿Estás interesado en otras cepas fundamentales en el mundo de la genética del cannabis? ¡Échale un vistazo a nuestro Salón de la Fama!

Variedad extra: orange bud

Que paséis un buen día todos

En caso de duda, ¡fumad otro!