CBD, fitness y ejercicio: ¿cómo ayuda?


CBD, fitness y ejercicio: ¿cómo ayuda?

Los beneficios del CBD son noticia casi a diario. Del dolor crónico a la ansiedad, el CBD ayuda a gente de todo el mundo a gestionar todo tipo de trastornos médicos debilitantes.

Pero, ¿y si no padeces ninguna de estas enfermedades? ¿Puedes utilizar el CBD como suplemento y aprovecharte de sus beneficios?

La respuesta a estas preguntas es un rotundo sí. Muchas personas consumen CBD como suplemento habitual para potenciar un estilo de vida ya saludable.

Más concretamente, cada vez más personas usan el CBD como suplemento para hacer ejercicio.

EL CBD COMO SUPLEMENTO PARA EJERCITARSE

La mayoría de pruebas que respaldan el consumo de CBD como suplemento para el entrenamiento físico proviene de informes anecdóticos. Los estudios clínicos y otro tipo de investigaciones científicas aún no han explorado este campo.

No obstante, existe un fuerte consenso entre una población cada vez más grande sobre la utilización del CBD como suplemento para realzar una rutina de ejercicio. La mayor parte de las pruebas anecdóticas positivas en este ámbito alaban al CBD como suplemento tanto para antes como para después del entrenamiento.

¿ES SEGURO EL CONSUMO DE CBD?

Aunque la respuesta puede parecernos obvia a algunos, esta pregunta se encuentra a menudo en la mente de mucha gente. Al fin y al cabo, cuando se prueba un suplemento nuevo, debemos asegurarnos de que sea 100% seguro.

Afortunadamente, el CBD es completamente seguro para consumir a diario como parte de una rutina de ejercicio. Es imposible sufrir una sobredosis de CBD, y no tiene efectos secundarios graves si se toma de forma adecuada.

EL CBD COMO ANSIOLÍTICO Y POTENCIADOR DEL ESTADO DE ÁNIMO

EL CBD COMO ANSIOLÍTICO Y POTENCIADOR DEL ESTADO DE ÁNIMO

Existen numerosas investigaciones que afirman que el CBD es un potente medicamento ansiolítico.

Podrías preguntarte por qué hablamos ahora de esto. Pero resulta que el efecto ansiolítico del CBD es esencial para entender su papel como suplemento para el ejercicio.

Incluso en dosis pequeñas, el CBD ayuda a mejorar el estado de ánimo e induce un estado mental tranquilo pero centrado, razón por la cual ha despertado tanta atención como posible tratamiento para la ansiedad, el estrés y la depresión. Pero no hay que padecer ninguno de estos trastornos para beneficiarse de los efectos favorables del CBD.

Las pruebas anecdóticas indican que cada vez más personas están llegando a la conclusión de que una dosis pequeña de CBD aumenta enormemente la concentración a la hora de hacer ejercicio o entrenar, independientemente del tipo de ejercicio que realicen y de si entrenan profesionalmente.

EL CBD COMO ANTIINFLAMATORIO Y ANALGÉSICO

EL CBD COMO ANTIINFLAMATORIO Y ANALGÉSICO

No hay ninguna duda, el CBD es un medicamento antiinflamatorio y analgésico muy potente. Gracias a numerosos estudios que han demostrado sus propiedades antiinflamatorias y analgésicas, el CBD se ha convertido en una sustancia muy popular entre los enfermos de artritis y muchas otras enfermedades.

Pero, una vez más, no tienes que tener dolor ni sufrir de inflamación crónica para poder beneficiarte del CBD. Como sabemos, todo ejercicio resulta en una inflamación aguda de los músculos. Esta inflamación, a su vez, es lo que hace que nos sintamos tensos y doloridos durante los días posteriores a un entrenamiento especialmente duro.

Por suerte, al igual que el CBD ayuda a combatir el dolor y la inflamación de trastornos como la artritis, también puede ayudar a aliviar los síntomas de después del ejercicio. Incluso en dosis pequeñas, el CBD tiene un efecto casi inmediato sobre el dolor y la inflamación, lo que ayuda a acelerar el proceso de recuperación.

Esto es precisamente por lo que el luchador de la UFC, Nate Diaz, consume CBD como parte de su rutina post-lucha, y por lo que algunos jugadores de la NFL están recurriendo al CBD en lugar de a los analgésicos opiáceos para combatir el dolor. 

EL CBD COMO ESTIMULANTE DEL APETITO

La alimentación es una parte muy importante del ejercicio. Al fin y al cabo, no puedes esperar que tu cuerpo tenga un rendimiento óptimo si no le has proporcionado suficiente combustible.

Esto sirve tanto para el pre como para el postentrenamiento. Afortunadamente, el CBD es un excelente suplemento natural que ayuda a mantener unos hábitos alimenticios saludables.

El CBD es un conocido estimulante del apetito. Y aunque su efecto no es tan pronunciado como el del THC, el CBD es cada vez más popular entre pacientes que tienen dificultades para mantener una apetito saludable. Los enfermos sometidos a quimioterapia, por ejemplo, a menudo recurren al CBD por este motivo.

EL CBD COMO AYUDA PARA DORMIR

EL CBD COMO AYUDA PARA DORMIR

Otra forma en la que el CBD ayuda a mejorar la rutina de ejercicio es fomentando un mejor descanso. Todos sabemos lo importante que es dormir para recuperarse, sobre todo la fase REM (movimiento ocular rápido) del sueño, durante la cual el cuerpo se recupera más.

Gracias a su efecto ansiolítico, el CBD ayuda a conciliar antes el sueño y a dormir de forma más profunda. Además, el CBD ha demostrado mejorar la fase REM del sueño en personas con trastorno por estrés postraumático, Parkinson, y otros problemas de salud, y ayuda a las que padecen problemas más generalizados del sueño, como el insomnio.

Pero, de nuevo, no tienes que sufrir ninguno de estos problemas para aprovecharte de los beneficios del CBD. Como verás más adelante, una dosis pequeña de CBD antes de acostarte te ayudará a disfrutar de un sueño más profundo que hará que te sientas lleno de energía y recuperado al día siguiente.

Ahora que ya sabemos cómo el CBD ayuda a mejorar la rutina de ejercicio, ¿cómo se utiliza antes y después del entrenamiento?

CÓMO UTILIZAR EL CBD ANTES DEL ENTRENAMIENTO

Cada vez más personas usan el CBD como suplemento para antes del ejercicio. Y hay numerosas razones para ello.

Como ya hemos mencionado, el CBD es un conocido medicamento ansiolítico que combate el estrés, mejora la concentración, potencia la creatividad y estimula el estado de ánimo. Esto puede tener enormes beneficios para quienes están a punto de ejercitarse, independientemente de si son deportistas profesionales o tratan de estar en forma a tiempo para el verano.

Si corres, levantas pesas, juegas al fútbol o haces ciclismo, el CBD te ayudará a despejar la mente antes de empezar tu próxima sesión de entrenamiento, sobre todo cuando se administra en dosis bajas.

Te en cuenta que, al igual que el THC, el CBD puede tener un efecto sedante en dosis altas, lo cual no es muy oportuno si vas a ir al gimnasio.

Como suplemento previo al entrenamiento, la gente suele tomar unos 2,5mg de CBD aproximadamente 30 minutos antes de comenzar a entrenar o hacer ejercicio. La forma más habitual de tomar CBD es, probablemente, en forma de aceite, y media hora es suficiente para que el cuerpo lo absorba y comience a surtir efecto.

De forma alternativa, también puedes probar con comestibles enriquecidos con CBD (como gominolas, chicles, etc). Si prefieres consumir comestibles antes del entrenamiento, asegúrate de tomarlos al menos con 1 hora de antelación. Recuerda: los comestibles deben pasar a través del tracto digestivo para que surtan efecto, y esto puede tardar al menos 1 hora.

CÓMO UTILIZAR EL CBD DESPUÉS DEL ENTRENAMIENTO

Como ya hemos explicado, el CBD tiene diversos beneficios que ayudan a la recuperación. Puede ayudar a combatir la inflamación de todo el cuerpo y a aliviar los dolores musculares.

Al ser un buen estimulante del apetito, el CBD también puede inducir hambre después del ejercicio, algo necesario para una recuperación completa.

Por último, el hecho de que el CBD mejora la calidad del sueño e induce la fase REM de forma más rápida, significa que es una herramienta estupenda para obtener una buena noche de descanso tras una sesión de entrenamiento especialmente dura en la pista o el gimnasio.

La forma de tomar CBD después del entrenamiento dependerá un poco de tu rutina de ejercicio. Si deseas aprovechar las propiedades antiinflamatorias, analgésicas y estimulantes del apetito del CBD, es buena idea tomarlo directamente después del entrenamiento. La dosis variará dependiendo del efecto deseado, pero 2,5mg es una buena cantidad para empezar.

Alternativamente, puedes tomar una dosis mayor en forma de comestibles. Pero ten en cuenta que el efecto tardará más en aparecer, ya que el comestible deberá ser digerido primero.

Si quieres mejorar tu sueño tras un entrenamiento, deberás tomar el CBD alrededor de 1 hora antes de meterte al sobre. De nuevo, empieza con una dosis de 2,5mg y ve aumentando en caso necesario.