Cómo hacer “live resin” con cogollos frescos


Cómo hacer “live resin” con cogollos frescos

Live resin es un concentrado de cannabis que se elabora utilizando flores frescas de marihuana en lugar de cogollos secos y curados. Esto resulta en un extracto con una mayor concentración de terpenos y unos aromas/sabores más complejos.

Este concentrado se elabora a partir de flores frescas que se congelan inmediatamente después de la cosecha y se mantienen a temperaturas bajo cero durante todo el proceso de extracción.

Existen dos tipos esenciales de terpenos: los monoterpenos y los sesquiterpenos. Los primeros son compuestos aromáticos que confieren aromas delicados y florales y entre los que se incluyen el mirceno, el limoneno, el linalol y el terpinoleno.

Los sesquiterpenos, por otro lado, son unos compuestos más pesados que producen aromas más fuertes, parecidos a los de la pimienta, el orégano o el lúpulo. Entre los sesquiterpenos se incluyen el cariofileno y el humuleno.

Una investigación reciente realizada por la Universidad de Mississippi, demuestra que el secado y curado del cannabis puede provocar la pérdida de hasta el 55% de los aceites esenciales de la planta.

Este estudio también ha averiguado que un aceite esencial elaborado con marihuana fresca tiene una concentración mayor de monoterpenos que si se realiza a base de flores secas (que será más rico en sesquiterpenos). Esto se debe a que los monoterpenos son más pequeños y se evaporan más rápido durante el proceso de secado/curado.

Usando marihuana fresca, los maestros de las extracciones han creado un nuevo concentrado que eclipsa al resto en términos de sabor y aroma.

CÓMO HACER LIVE RESIN

Se elabora igual que un BHO, utilizando butano como solvente para separar los tricomas del material vegetal de la planta.

Este proceso es sumamente peligroso, sobre todo porque implica calentar el butano, una sustancia extremadamente inflamable, con el fin de eliminar la mayor cantidad posible del mismo del concentrado final.

A continuación, explicamos el proceso básico para preparar BHO y live resin, pero no recomendamos probarlo en casa, independientemente de lo fácil o seguro que parezca.

Lo hacemos únicamente con fines informativos.

ELABORACIÓN DEL BHO

Elaboración del bho

El aceite de hachís butano (BHO) se prepara compactando flores de cannabis en un recipiente con un pequeño orificio y vertiendo butano líquido en él.

El butano funciona como solvente y separa los tricomas, ricos en cannabinoides y terpenos, de la materia vegetal para crear una forma altamente concentrada de cannabis.

La mezcla resultante se calienta con el fin de eliminar la mayor cantidad posible de solvente. Esta es la parte más peligrosa del proceso, ya que el butano es sumamente inflamable.

Una vez que se ha eliminado el disolvente, el resto de la mezcla se vierte en una bandeja en la que se deja reposar y asentarse en forma de lámina delgada, dorada y traslúcida. Este producto se suele denominar "shatter" o "pull n' snap", dependiendo de su consistencia.

Alternativamente, algunos laboratorios "agitan" la mezcla para extraer el butano, lo que se traduce en un concentrado más rico y cremoso que a menudo se vende como "wax" (cera) o "butter" (mantequilla).

Los laboratorios de extracción profesionales utilizan equipos especializados y especialmente diseñados para este proceso.

ELABORACIÓN DE LIVE RESIN

El proceso para elaborar live resin es el mismo que el del BHO, pero en vez de utilizar cogollos curados, se usan cogollos frescos que han sido congelados nada más ser cosechados para que conserven los terpenos.

Las flores también se mantienen a temperaturas heladas durante todo el proceso de extracción.

Para poder hacer esto, los laboratorios utilizan un equipo especializado. Las soluciones de extracción de precisión, por ejemplo, usan un extractor especial con 4 cámaras.

La primera contiene el butano, que se congela a temperaturas muy bajas y después se introduce en la segunda cámara, en la que están los cogollos congelados, antes de pasar a la tercera donde se purifica el concentrado eliminando todas las grasas, lípidos y ceras.

Por último, la mezcla pasa a la última cámara en la que se calienta ligeramente con agua para eliminar cualquier resto de disolvente.