Cómo tratar y prevenir la pudrición del cogollo en plantas de cannabis


Cómo tratar y prevenir la pudrición del cogollo en plantas de cannabis

El cannabis, al igual que otras plantas, es susceptible a numerosas plagas, enfermedades y hongos, como la mosca blanca, el moho, etc. Pero ninguno de estos problemas es tan peligroso como la pudrición, una grave infección fúngica que ataca a los preciados cogollos de tus plantas y los destruye en cuestión de días.

Por suerte, hay muchas formas de combatir la pudrición y de prevenir sus ataques.

¿QUÉ ES LA PUDRICIÓN DEL COGOLLO?

Bud rot

La pudrición o putrefacción del cogollo es una infección que afecta a las plantas de cannabis. Como su nombre indica, se trata de un hongo que pudre los cogollos de una planta en flor.

Puede ser difícil de identificar, ya que sus síntomas comienzan a verse una vez que el ataque está muy avanzado. Los primeros signos de esta infección suelen ser unas hojas secas y amarillentas que surgen de un día para otro (especialmente después de la lluvia).

Una vez que se desarrolla, este hongo tiene un aspecto blanco y peludo, como los hongos que se aparecen en los restos de comida. Luego comienza a adquirir un tono marrón oscuro, negro, o incluso ligeramente morado. Con el tiempo, los cogollos podrían cubrirse completamente de un espeso polvo oscuro y estar blandos y esponjosos al tacto.

Otros podrían volverse secos y oscuros. Si abres un cogollo infectado, verás que el hongo está profundamente arraigado en el interior de la flor.

¿QUÉ CAUSA LA PUDRICIÓN?

La pudrición está causada por un hongo conocido como Botrytis cinerea, que suele atacar primero al interior del cogollo y se va extendiendo hacia fuera. También afecta a otras plantas como las vides, las fresas y las peonías.

Este hongo se suele propagar de una planta a otra por medio de fuertes vientos y lluvias que ayudan a transportar sus esporas. Infecta al nuevo huésped a través de una herida (como un pequeño corte en el tallo causado por podas o el viento, o los daños causados por orugas u otros insectos).

Una vez que el hongo ha infectado con éxito un nuevo huésped, prospera en entornos densos y húmedos.

CÓMO COMBATIR LA PUDRICIÓN

La pudrición afecta a los cogollos de una planta de cannabis uno por uno, por lo que podría acabar con la cosecha entera. Afortunadamente, existen unos sencillos pasos para combatir este hongo una vez que ha atacado a la planta:

  • Desechar los cogollos afectados: el primer paso para combatir la pudrición es examinar las plantas de cerca para comprobar qué cogollos están afectados. Recuerda mirar dentro, ya que es donde ataca primero. Una vez identificadas las zonas afectadas, deberás recortarlas y deshacerte de ellas. No intentes salvar ningún cogollo infectado, y ten mucho cuidado de no contaminar otras partes de la planta tocándolas con un cogollo afectado.
  • Una vez hayas eliminado todos los cogollos infectados, procede a cosechar tu planta, para que el hongo no infecte otros cogollos. O puedes pasar al siguiente paso.
  • Si no quieres cosechar tu planta de inmediato, puedes intentar manipular el entorno con el fin de minimizar la posibilidad de que germinen otras esporas del hongo. Para ello, deberás proporcionar a tus plantas una circulación de aire extra, una mejor ventilación, temperaturas más altas, y un menor nivel de humedad. También deberás evitar que las plantas se mojen. Recuerda que se trata de una maniobra arriesgada y que podría resultar en la propagación del hongo al resto de los cogollos de la planta.

CÓMO PREVENIR LA PUDRICIÓN:

Sólo porque las esporas se extiendan por la planta, no significa que se vayan a pudrir de forma automática. De hecho, con unos sencillos ajustes del entorno de cultivo, podrás reducir la posibilidad de que el hongo se desarrolle y afecte a tus plantas.

  • Aumenta la circulación del aire: una ventilación adecuada es esencial para producir plantas sanas y fuertes. Dejando circular el aire continuamente por el cuarto de cultivo, ayudarás a mantener unos niveles adecuados de temperatura y humedad. Además, la ventilación ayuda a secar cualquier zona húmeda de la planta tras el riego o la lluvia.
  • Mantén una temperatura elevada: la temperatura juega un papel clave en la germinación y propagación de las esporas. Para evitar la pudrición y otras enfermedades fúngicas, se recomienda mantener una temperatura superior a los 20°C. Cualquier temperatura por debajo es ideal para la germinación de las esporas de la podredumbre.
  • Mantén las plantas secas: todos los hongos necesitan humedad para germinar, y lo mismo ocurre con la pudrición. Por lo tanto, para evitar esta enfermedad y otras infecciones fúngicas, deberás vigilar de cerca el nivel de humedad de tu espacio de cultivo. El margen ideal para el cannabis es de entre un 30 y un 70%, dependiendo de la fase de crecimiento en la que se encuentre la planta. Para ayudarte a mantener el nivel de humedad, asegúrate de cubrir las plantas cuando llueva, y sacudirlas cuando se mojen para eliminar el exceso de agua y acelerar el proceso de secado.
  • Poda las plantas: la pudrición ataca especialmente a las plantas grandes y frondosas, en las que puede pasar desapercibida entre el follaje. Si observas que tus plantas se están poniendo demasiado frondosas y tupidas, plantéate podarlas, sobre todo si estás cultivando al aire libre y en un clima húmedo. También puedes buscar métodos de entrenamiento para obligar a tus plantas a crecer de cierta forma para que no se vuelvan demasiado pobladas.
  • Vigila las colas: el hongo suele atacar a las colas más grandes y gordas. Asegúrate de prestar atención a estas partes de la planta, ya que son más susceptibles a la infección, y de tratarlas de inmediato si encuentras signos de pudrición.

PUDRICIÓN DEL COGOLLO: EL PEOR ENEMIGO DE LA HIERBA

La pudrición puede destruir cosechas enteras si no se trata con rapidez y eficacia. Al mismo tiempo, necesita un ambiente particularmente estable, húmedo y cálido para germinar. Por lo tanto, siempre y cuando vigiles bien tus plantas y les proporciones la cantidad justa de circulación de aire, calor y humedad, estarán a salvo de este hongo asesino.