Ósmosis: la clave del consumo de agua y nutrientes del cannabis


Ósmosis: la clave del consumo de agua y nutrientes del cannabis

Cuando vemos plantas sanas, solemos asociar su vigor con la luz del sol, una rutina de fertilización equilibrada y la cantidad justa de agua. Aunque estos factores externos son muy importantes para la supervivencia de la planta, serían inútiles sin la ósmosis, un simple proceso biológico que permite que las plantas respiren y absorban agua.

¿QUÉ ES LA ÓSMOSIS?

La ósmosis, en su sentido más básico, es un tipo específico de movimiento. La mayoría de las veces, cuando hablamos de ósmosis, nos referimos al movimiento del agua a través de una membrana semipermeable, como la de una célula.

Las membranas celulares tienen unos orificios diminutos que permiten que pasen a través de ellas moléculas de pequeño tamaño (como las del agua). Las moléculas grandes, como por ejemplo las de la sal, no pueden traspasar estas membranas sin la ayuda de la propia célula.

El agua, por otra parte, puede atravesar estas membranas celulares de forma pasiva, es decir, sin hacer que la célula gaste energía.

La ósmosis es un tipo de difusión en la que el agua suele pasar de zonas de alta concentración a zonas de baja concentración. Las moléculas del agua se moverán hacia dentro o fuera de la célula desde zonas donde haya más agua a zonas donde haya una baja concentración de este líquido.

Cuando el agua se mueve, está tratando de crear un equilibrio. La mejor forma de entenderlo es apretando un globo de agua. Da igual por donde lo aprietes, el agua se moverá para crear un equilibrio y una cantidad igual de presión (o agua) a ambos lados de la membrana.

El agua también se mueve en la dirección de los solutos. Por lo tanto, si hay un zona con una concentración más alta de solutos (como sal o azúcar, por ejemplo), el agua se moverá en esa dirección.

LA ÓSMOSIS PERMITE A LA PLANTA ABSORBER AGUA Y NUTRIENTES DEL SUELO

Una vez entendemos la ósmosis y en qué consiste, es más fácil ver por qué es tan útil para las plantas.

La ósmosis es fundamental para absorber agua del suelo a través de las raíces de la planta.

Cuando riegas tus plantas, estás aumentando la concentración de agua en el suelo. Una vez que la concentración de agua excede a la de las raíces, se produce la ósmosis, y el agua comenzará a moverse de forma pasiva desde el suelo a las raíces.

ÓSMOSIS: UNA PIEZA CLAVE PARA LA FOTOSÍNTESIS

La fotosíntesis es el proceso mediante el cual las plantas transforman la energía solar en energía química. En su sentido más amplio, las plantas utilizan el sol para crear las proteínas, azúcares y lípidos que usan para crecer, desarrollarse y sobrevivir.

Para una fotosíntesis adecuada hacen falta 3 cosas: dióxido de carbono, luz y agua. Este proceso se produce principalmente en las hojas de la planta, donde hay un montón de estomas, que son un tipo de poro vegetal que se encuentra en la superficie de las hojas y es capaz de intercambiar O₂ y CO₂.

Los estomas están protegidos por un tipo de células conocidas como "células guardianas". Estas células tienen vacuolas (unos diminutos sacos celulares) que se llenan de agua y otros fluidos.

La ósmosis hace que las células guardianas se hinchen. Y al hacerlo, obligan a los estomas a abrirse y absorber el CO₂ del ambiente. Junto con el agua absorbida por las raíces y la luz solar recibida a través de las hojas, la planta ya tiene todo lo que necesita para llevar a cabo la fotosíntesis y crecer.

LA CLAVE PARA UNAS PLANTAS SANAS

Aquí lo tienes: una sencilla introducción a la ósmosis. Como ves, es algo fundamental para la supervivencia de las plantas y, junto con la fotosíntesis, es uno de los procesos clave para el crecimiento y la floración del cannabis.