11 consejos para el mejor "wake 'n' bake"


11 consejos para el mejor

Muchos aficionados al cannabis tenemos unas costumbres y rituales específicos, y uno de ellos es disfrutar del famoso wake 'n' bake, que no debe confundirse con un programa culinario emitido los sábados por la mañana.

Un porro mañanero puede poner una sonrisa en las mañanas de cualquier verdadero amante del cannabis.

Si bien algunas personas se colocan durante los primeros 10 minutos del día para hacer su jornada laboral más soportable, otros lo ven como una oportunidad para despejar la mente, purificar el alma y dedicar tiempo a uno mismo. Pero no se trata de un momento personal cualquiera, es una búsqueda espiritual dentro del cosmos. ¿Te interesa?

¿QUÉ ES EL WAKE 'N' BAKE?

"Wake 'n' bake" (levantarse y colocarse), como su nombre indica, es el acto de disfrutar del cannabis a primera hora de la mañana, estableciendo la pauta para todo el día y preparando tu mente y alma.

Se trata de no hacer nada aparte de disfrutar de tu serie o música favoritas y de la marihuana, o de ponerse a tono para poder concentrarse y llevar a cabo una actividad creativa, dependiendo de la variedad que elijas.

Algunas personas afirman que la razón por la que disfrutan tanto del wake and bake es porque su cerebro todavía no está en pleno funcionamiento y el efecto del cannabis les golpea más fuerte, por lo que son capaces de mantenerlo durante el resto del día.

Según la Encuesta Global sobre Drogas del 2017, aproximadamente el 21,9% de los consumidores de cannabis estadounidenses ingieren marihuana a primera hora de la mañana.[1] Una explicación podría ser que, en un mundo que va a mil por hora, la gente a menudo necesita un merecido respiro. Algo que algunas personas consiguen con la cantidad adecuada de hierba por las mañanas.

Pero antes de que te tragues las siete temporadas de Juego de Tronos, fumando tantos canutos como te sea posible en los primeros episodios, tenemos algunos consejos esenciales para sacar el máximo partido a tu sesión de wake 'n' bake.

ELIGE LA VARIEDAD ADECUADA

ELIGE LA VARIEDAD ADECUADA

Fumar la variedad adecuada para lo que tengas planeado hacer durante el día, facilita mucho las cosas. Probablemente es mejor que elijas una sativa en vez de una índica y, si estás pensando en trabajar o participar en otras actividades sociales, una que no sea demasiado fuerte.

Aunque las índicas son muy agradables, son más adecuadas para fumar por la noche o para cuando tienes pensado tirarte todo el día en el sofá o quedarte en casa.

Las variedades sativa dominantes proporcionan un subidón más centrado y creativo. Aportan una energía extra que te hace sentir más dinámico que con una índica. Prueba la Chocolate Haze o una Diesel, dos ejemplos perfectos de buenas hierbas diurnas, siempre que no te excedas.

También puede ser buena idea escoger una variedad rica en CBD y con un contenido bajo de THC, en caso de que no quieras colocarte demasiado.

En lugar de darle al bong, también puedes preparar algún comestible. El consumo de cannabis en alimentos es una estupenda forma de hacer que el efecto dure todo el día, y también puede hacer las veces de un buen desayuno. ¿A quién le apetecen unas tortitas cannábicas?

LIBERA TU AGENDA

Si tienes planeada una sesión de wake and bake que podría suponer un día entero de estar en casa, coge un rotulador bien gordo y cancela todas las citas de tu agenda.

¿Comida con los suegros? Cancélala. ¿Pensabas cortar el césped? Podría ser una buena actividad para meditar, pero si vas a fumar una índica fuerte, cancélalo también. De hecho, es posible que desees cancelar todos tus compromisos.

A menos que te vayan a traer más hierba, es buena idea inventarse una excusa e informar a amigos y familiares de que no vas a estar en casa ese día.

Trata de ahorrarte el estrés de haberte fumado varios porros antes de darte cuenta de que prometiste dar de comer a la mascota de un amigo, o llevar al grupo de amigas de tu madre al museo en tu furgoneta ese domingo. Lo mejor es cancelar cualquier compromiso durante un período de 12 horas, o incluso de 24.

COMODIDADES

Preparar tu sesión de wake 'n' bake de antemano es una excelente idea. Con un claro enfoque en eliminar la mayor cantidad de estrés posible, querrás que todas las habitaciones de tu casa o piso estén listas para tu momento de relajación.

Con esto nos referimos a hacer la cama, recolocar las almohadas, y hasta lavar las sábanas o poner una manta o edredón en el sofá, ya que te interesa ir pasando de una sensación de felicidad a otra sin interrupciones.

No querrás tener que poner la lavadora, fregar los platos o pasar el aspirador por toda la casa mientras estás colocado.

ROPA CÓMODA

Otro aspecto esencial de los preparativos para el wake and bake es la elección de la ropa.

Si tienes pensado relajarte, la regla de oro es no ponerse nada ajustado ni que marque tu figura. Disfrutar del wake 'n' bake consiste en disfrutar de precisamente eso. Lo mejor es una sudadera grande o cualquier prenda que sea cómoda de verdad.

Si vas a ir a trabajar con un ligero subidón que pase desapercibido, tendrás que hacer lo contrario. Lleva algo que una persona fumada nunca se pondría. Ponte el traje y saca brillo a tus zapatos. Nunca es malo tener un aspecto elegante, y engañarás a todo el mundo.

DESAYUNO

DESAYUNO

Considerado la comida de los campeones, y con razón, un desayuno copioso prepara al cuerpo para pasar el día y proporciona una buena base para cualquier cantidad de cannabis que estés pensando consumir. Por encima de todo, un buen desayuno ayuda a marcar el ritmo para el resto del día.

La clave es la indulgencia. Solo sirven las opciones más exquisitas. Asegúrate de hacer lo mismo que con las comodidades y prepara el desayuno o sus ingredientes antes de empezar a fumar o vapear. Es más, te aconsejamos hacerlo la noche anterior.

FUMA PRIMERO, DÚCHATE DESPUÉS

Si vas a salir de casa, o vas a tener visitas más tarde, no es buena idea ir apestando a marihuana. Ducharte a intervalos regulares te puede ayudar a sentirte (y oler) fresco durante todo el día, incluso bien entrada la jornada de sofá y porros.

Por no mencionar que una buena ducha o baño cuando se está colocado proporciona una sensación fantástica, pero asegúrate de que nadie más necesite usar el cuarto de baño, porque podrías estar dentro un buen rato.

MANTENTE HIDRATADO

Fumar hierba deshidrata y puede causar sequedad de boca, una tos seca, y tendencia a abrir una bolsa de guarradas tras otra.

Ten a mano varias botellas de agua durante todo el día. Mantenerse hidratado ayuda a que tu cerebro siga el plan elegido.

COMIDAS SENCILLAS

COMIDAS SENCILLAS

Aunque seas el próximo Gordon Ramsay o Jamie Oliver, preparar una comida de tres platos estando colocado es mucho menos divertido de lo que parece. Planifica tus comidas del día y, si es posible, prepáralas con antelación.

Si no puedes, lo mejor es que sean sencillas o a base de platos precocinados. En el peor de los casos, ten a mano varios menús de comida a domicilio. Cuando las munchies ataquen, estarás preparado.

ALARMAS A LO LARGO DEL DÍA

Es muy fácil perderse en el cosmos cuando se lleva a cabo una sesión de wake 'n' bake. Aunque ese es el objetivo, necesitarás comer de vez en cuando, y puede que tengas que acordarte de cambiar de canal para ver tu programa favorito en la televisión.

Para ayudarte con esto, programa alarmas a lo largo del día. Si lo haces antes de empezar a fumar, no te perderás nada. Especialmente si acabas de meter algo al horno.

NO MOLESTES A LOS VECINOS

Fumar hierba a primera hora de la mañana va a producir mucho humo en un ambiente probablemente fresco y sin olores.

Lo último que deseas es que una nube de marihuana se escape por debajo de la puerta y a lo largo del descansillo, si vives en un edificio de apartamentos, y moleste a los vecinos que también se acaban de levantar.

Colocar una toalla mojada en la parte inferior de la puerta ayuda a que todo sea más íntimo, y si crees que esto no va a funcionar, fuma el primer canuto del día mientras das un paseo saludable.

POR ÚLTIMO, PERO NO MENOS IMPORTANTE: CONTROLA TU RITMO

Lo importante es el viaje, no el destino. Asegúrate de que tienes un montón de hierba por si la necesitas, pero no es obligatorio acabársela toda. Un wake 'n' bake consiste en combatir el estrés a base de unas buenas dosis.

Disfruta de la experiencia de fumar, vapear o ingerir comestibles, y deja que el efecto haga su trabajo. No estás grabando un reto para YouTube, así que asegúrate de llegar al final de la última temporada de Juego de Tronos.

Si estás pensando en fumar marihuana a primera hora de la mañana para que tu día sea un poco más divertido, pero tienes que trabajar, no te excedas. No querrás que se note que estás colocado en el trabajo.

Referencias

  1. ^ Global Drug Survey, Global Drug Survey 2017, recuperado November-30-2018
    Enlazar