Consejos para reducir la irritación de garganta y la tos al fumar


Consejos para reducir la irritación de garganta y la tos al fumar

Hay gente que cree que toser cuando se fuma marihuana coloca más. Pero no es cierto. Toser es molesto, especialmente cuando viene acompañado de irritación de garganta.

En esos casos en los que acabas tosiendo, hay ciertas cosas que puedes hacer de forma distinta para que las caladas sean más suaves.

¿QUÉ GRADO DE SEQUEDAD TIENE TU HIERBA?

Empezando por lo básico, comprueba la calidad de la hierba que fumas. Si tu cogollo está viejo y reseco, arderá más rápido, haciendo que el humo resulte más denso y caliente. Esto causará mucha tos e irritación. Una hierba de mala calidad también puede ser la culpable.

También existe la posibilidad de que tu marihuana esté llena de pesticidas y productos químicos, lo que podría acarrear numerosos problemas de salud, además de la tos. Como es lógico, una calada de hierba mezclada con sustancias tóxicas te va a hacer toser.

Comprar solo marihuana de calidad puede ser más caro, a veces bastante, pero merece la pena, y podría incluso durarte más que el material más cutre. Es probable que sea mucho más fuerte, por lo que necesitarás menos cantidad para colocarte.

¿INHALAS DE FORMA CORRECTA?

Se trata, posiblemente, del factor más importante, teniendo en cuenta que siempre vas a inhalar tu hierba favorita, independientemente del método que utilices. Mucha gente cree que hay que inhalar y retener el humo tanto tiempo como sea posible para colocarte (gracias, Hollywood), pero no es cierto.

No solo no influye en el nivel del colocón, además es perjudicial para los pulmones y la garganta.

Lo mejor es dar caladas lentas y profundas y dejar que el humo llene delicadamente tus pulmones, y después de aproximadamente 1 segundo, exhalar despacio. Es la forma más cómoda y efectiva de inhalar cannabis. También ten en cuenta que tragarte el humo (sí, a veces pasa) tampoco es bueno. Esto no solo no coloca, sino que podría provocar molestias estomacales.

DA CALADAS PEQUEÑAS

DA CALADAS PEQUEÑAS

Esto no hace falta explicarlo. Si das caladas grandes, es muy posible que tus pulmones no puedan tolerar tanto humo. Y no hay nada de malo en ello. Si te ocurre, simplemente da caladas más pequeñas.

Podrás disfrutar de la hierba de la misma manera y te colocorás igualmente. Además, cuanto más fumes, menos toserás y, a la larga, podrás dar caladas enormes sin dificultad.

UTILIZA UN PERCOLADOR O DIFUSOR CON EL BONG

Si tu método preferido para fumar marihuana es a través de un bong, plantéate comprar uno que tenga un percolador y/o cámara de hielo. Un percolador es un compartimiento adicional de agua que actúa como un filtro extra, por así decirlo. Permite una mayor proporción de agua respecto a humo, por lo que este se enfriará y hará que sea mucho más suave de inhalar.

Una cámara de hielo es una pequeña sección de muescas, por lo general cerca de la boquilla, donde se colocan uno o dos cubitos de hielo para enfriar el humo.

Otro accesorio a tener en cuenta es un difusor, que es un tubo cerrado por el extremo que se coloca en el bong, y que tiene unos orificios pequeños. Esto permite que el humo haga mejor contacto con el agua, mezclándose con ella en porciones más pequeñas y más espaciadas.

UTILIZA UN VAPORIZADOR

UTILIZA UN VAPORIZADOR

Si no te importa invertir en parafernalia nueva, un vaporizador es una manera estupenda de darle un descanso a tus pulmones. En lugar de quemar la marihuana, un vaporizador utiliza una temperatura elevada e indirecta para convertir los cogollos en vapor con los ingredientes activos.

No solo es un método mucho más suave, también es más seguro y no te expone a los agentes cancerígenos que están presentes en el cannabis fumado.

CONSEJOS ADICIONALES

Aunque la lista anterior es bastante completa, aquí tienes otras precauciones y aspectos a tener en cuenta. Algunas personas recurren a los jarabes para la tos o se toman una cucharada de miel antes de fumar, pero asegúrate de que sea cruda y sin adulterar, ya que es mucho más beneficiosa para la salud.

También es importante evitar cualquier cosa que lleve tabaco, como envolturas de blunts o canutos que sean una mezcla de hierba y tabaco.

Sea cual sea la opción (u opciones) que elijas, esperamos que nuestros consejos te ayuden a disfrutar de una experiencia mucho más suave y relajante.

¡Feliz fumada!