VIPs de la marihuana: Nick y Nate Diaz


VIPs de la marihuana: Nick y Nate Diaz

Las categorías superiores de los deportes de combate y de las artes marciales han visto cómo hermanos fuertes y talentosos trepaban por el escalafón hasta consolidar su nombre durante muchos años.

Pero quizás la pareja más conocida, y sin lugar a duda más peligrosa, es la formada por los hermanos Diaz, que han logrando una reputación impresionante luchando para la UFC en numerosas ocasiones.

Más allá de sus logros en el deporte, los Diaz son dos de los defensores del cannabis más peculiares de la actualidad.

LOGROS DEPORTIVOS

Logros deportivos

Nick Diaz, de 34 años, comenzó su carrera en 2011 y ha peleado para diversas compañías de lucha como UFC, PRIDE, Strikeforce y Shooto.

Nick se ha batido el cobre en las categorías de peso ligero, peso wélter y el peso medio, y actualmente ostenta un récord de 37 peleas con 26 victorias, 13 por KO, 8 por sumisión y 5 por decisión. Además también posee un cinturón negro de tercer grado en jiu-jitsu brasileño por Cesar Gracie, un reconocido centro de entrenamiento situado en Pleasant Hill, California.

Nate Diaz, el más joven de los dos, tiene 32 años y también es un deportista campeón. Nate ha luchado para UFC, World Extreme Cagefighting y Strikeforce.

Conocido por su aspecto largirucho, golpeo certero y jiu-jitsu de primer nivel, Nate ha luchado en las divisiones del peso ligero, wélter y medio, en las que ha caído frente a algunos de los mayores nombres de las artes marciales, como Conor McGregor y Donald Cerrone.

Nate tiene un récord de 31 peleas y 20 victorias. 4 de ellas han sido por KO, 13 por sumisión y 3 por decisión. Al igual que su hermano, Nate es un talentoso luchador de jiu-jitsu, como acredita su cinturón negro en la especialidad.

LOS HERMANOS DIAZ COMO DEFENSORES DEL CANNABIS

Los hermanos diaz como defensores del cannabis

Los Diaz son conocidos principalmente por un golpeo brutal, su fantástico nivel en jiu-jitsu y su resistencia extrema. Sin embargo, este dúo se ha hecho muy famoso y querido por su aprecio por la planta de cannabis.

Con esto no queremos decir que fumen de vez en cuando, sino que ambos son tan aficionados al consumo de cannabis que han llegado a decir que la hierba mejora su rendimiento.

Nick Diaz ha reconocido públicamente que la consume cuando siente dolor a causa de los golpes o cuando le falta concentración, razón por la que también consume cannabis para ayudar en la recuperación. Este artista del KO ha comparado la marihuana con las vitaminas y los suplementos, en el sentido de que puede ayudar a potenciar el rendimiento de los deportistas y a que se mantengan en lo más alto.

Nick no solo defiende el consumo del cannabis en el deporte, sino que cree firmemente que fumar cannabis puede ser una experiencia enriquecedora a nivel vital, y ha llegado a decir que le entristecería saber que su abuela nunca ha podido experimentar la sensación de fumar cannabis.

TUMBANDO ESTEREOTIPOS

Nick ha adoptado un papel como embajador del cannabis, y ha reconocido que le gustaría arrojar luz sobre la verdad de la planta. Su deseo es erradicar los estigmas que rodean a la hierba, y quiere que la gente se dé cuenta de que la hierba puede ayudar a conseguir un ser humano distinto.

Estos dos hermanos han dominado el mundo de las artes marciales mixtas y compiten en triatlones para mantenerse en forma, lo que da fe de una resistencia y condición física fantásticas.

Sus increíbles capacidades atléticas en la élite mundial son el reflejo que derriba los estereotipos sobre el cannabis que suelen describir a quienes lo consumen como gente vaga y de salud débil.

METIÉNDOSE EN PROBLEMAS POR CULPA DE LA MARIHUANA

Esta pareja de hermanos ha transmitido su mensaje sin temor a consumir cannabis en espacios públicos, lo que a menudo les ha acarreado problemas.

Quizás el momento más relevante en que se produjo esto fue en 2016, cuando Nate Diaz sacó un vaporizador portátil durante la conferencia de prensa posterior al evento UFC 202, y comenzó a vapear nubes de CBD. Mientras lo hacía, Nate comenzó a explicar las razones por las que lo hacía, y afirmó que la sustancia era de gran ayuda para el proceso de curación e inflamación.

Pese a que la ciencia respalda la explicación de Nate, sus actos van totalmente en contra de las reglas y procedimientos de la UFC. Para el socio antidopaje de la UFC, la USADA, los metabolitos del cannabidiol está prohibidos, y además el vapeo tuvo lugar dentro del margen de 6 horas de competición tras una pelea.

Nate evitó la suspensión, pero a cambio recibió una advertencia pública. Probablemente debido a este episodio, ahora las ruedas de prensa tras las peleas se realizan poco después de haber terminado.

En una entrevista con Ariel Helwani tras el incidente en una edición especial de The MMA Hour, Nate comentó que no estaba preocupado por la reprimenda pública que había recibido, y que de hecho ganaba dinero gracias a todo aquello.

"No me importa", dijo Diaz. "Gracias a ello he hecho caja con el sector del cannabis... Fue una buena decisión, y además orgánica".

El hermano de Nate ha relatado una versión ligeramente distinta de la historia, y en realidad afirma que Nate estaba fumando skunk.

Nick también ha sufrido las consecuencias de ser un deportista que fuma ganja, ya que ha sido suspendido en tres ocasiones en Nevada por consumo de cannabis.

INTRODUCIÉNDOSE EN LA CULTURA DEL CANNABIS

Debido a su fama en el mundo de los combates, los hermanos Diaz han aprovechado la oportunidad para convertirse en parte del creciente mundo del cannabis, e incluso han llegado a lanzar su propia línea de productos.

Ambos se han convertido en grandes nombres de esta escena, y han participado en la 2017 HIGH TIMES NorCal Cannabis Cup, en la que sus canutos pre-liados obtuvieron el premio al mejor producto.

Este dúo ha fumado con nombres importantes de la música y del cannabis, como Snoop Dogg y Wu-Tang Clan, y también han sido grabados fumando un blunt enorme y carísimo en forma de guante de MMA, combinando sus dos pasiones para dar forma a un símbolo de leyenda.

En el mundo de los famosos que luchan por la legalización, literalmente, los hermanos Diaz son más que bienvenidos.