Reseña – Dr. Dabber Boost


Reseña – Dr. Dabber Boost

Reseña – Dr. Dabber Boost

La legalización ha allanado el camino para la popularización de nuevos métodos de consumo de cannabis. Uno de los más novedosos e interesantes es el dabbing. Cuando surgió esta tendencia, la única forma de preparar el concentrado para dabbear, era calentando el clavo con un soplete de butano o propano.

En la actualidad, la tecnología del dabbing ha avanzado mucho con la introducción de dab rigs para hachís alimentadas por batería, como el Boost de Dr. Dabber.

CÓMO FUNCIONA EL DAB RIG PORTÁTIL DR. DABBER BOOST

CÓMO FUNCIONA EL DAB RIG PORTÁTIL DR. DABBER BOOST

El Boost de Dr. Dabber viene en una bonita y robusta caja que contiene todo lo necesario para empezar a dabbear. En ella encontrarás:

  • Torre Boost
  • Accesorio de vidrio para agua
  • Clavo de cuarzo
  • Clavo de titanio
  • Clavo de cerámica
  • Tapón magnético para el carburador
  • Herramienta de carga magnética
  • 2 recipientes de silicona de grado médico para almacenamiento
  • Cable de carga micro USB
  • Llavero Dr. Dabber de edición limitada

Al ser el primer rig portátil con batería, el Boost de Dr. Dabber establece el estándar para dispositivos de calidad de este mercado. Por una parte, hace uso de un clavo de titanio sin cúpula, que tiene un tamaño mayor en comparación con las torres de dab habituales.

Para empezar, asegúrate de que el Boost esté completamente cargado; podrás hacerlo cómodamente en cualquier sitio a través del cable USB. Tras lo cual, deberás llenar el percolador de vidrio con agua hasta aproximadamente 1/4 de su capacidad. Si vas a usar el clavo de titanio, pulsa el botón tres veces. Si optas por el de cerámica, pulsa cinco veces. Así de fácil.

Dependiendo de cuántas veces hayas pulsado el botón, verás cómo el indicador LED pasa del color blanco al azul en 25-40 segundos. La temperatura ascenderá a 268°C, y sobrepasará los 315°C tras otros 20 segundos antes de que el elemento calefactor se apague.

Cuando la luz LED se vuelva azul, habrá llegado el momento de colocar el aceite de hachís sobre el clavo. Tras lo cual, deberás poner la tapa al carburador y empezar a inhalar y a disfrutar.

LO BUENO

Además de su elegante diseño, la portabilidad del Boost hace que sea muy práctico y que se pueda usar en prácticamente cualquier lugar.

Está muy bien pensado, con dos juntas tóricas que mantienen el percolador de vidrio sujeto a su parte superior de cerámica. La tapa del carburador, por otro lado, es desmontable y magnética.

Otra ventaja en la que están de acuerdo muchos consumidores es el excelente servicio de atención al cliente de esta marca. Como cualquier otro dispositivo, el Boost de Dr. Dabber no está exento de estropearse con el tiempo y el uso, pero sus piezas se pueden reponer fácilmente a través de un pedido.

Pero la principal ventaja del Boost de Dr. Dabber es que no hace falta un soplete para encenderlo. Aunque a algunas personas les gusta, para la mayoría resulta una verdadera molestia el tener que llevar tu propio soplete en el bolsillo o bolso, lo que hace que la batería sea una excelente innovación para este dispositivo.

LO MALO

Un inconveniente que ha expresado mucha gente es la corta duración de la batería del Boost de Dr. Dabber. Una carga completa solo permite de 20 a 30 usos, lo que no parece agradar a un buen número de usuarios.

Otra cosa que también parece molestar a los aficionados al cannabis es que, a diferencia del típico clavo electrónico de escritorio, el Boost no permite un control constante de la temperatura. Después de unos 45 segundos de calentamiento, está listo para usar, pero la temperatura seguirá aumentado durante otros 15 segundos antes de apagarse. Esta falta de consistencia puede resultar frustrante para algunos consumidores.

LA CONCLUSIÓN

El Boost es un dispositivo ingenioso y práctico que se puede usar en cualquier lugar y momento. A pesar de sus defectos, esta herramienta hace que dabbear sea mucho más sencillo y agradable. Y no podemos negarlo, tiene un aspecto muy atractivo.