Cómo conseguir tus propias semillas de marihuana feminizadas


Cómo conseguir tus propias semillas de marihuana feminizadas

Las plantas de cannabis pueden ser machos o hembras. Mientras que las plantas macho son muy importantes para el proceso de reproducción, los fumadores solo suelen interesarse en los cogollos de las plantas hembra por su alto contenido en THC.

A no ser que estén produciendo semillas, los cultivadores también evitarán las plantas macho, ya que pueden polinizar a las hembras fácilmente, lo cual reduciría considerablemente la calidad de su cosecha. La creación de semillas feminizadas ha cambiado las reglas del juego del cultivo de cannabis, permitiendo a los cultivadores cultivar plantas hembras cada vez, de forma fiable.

Por suerte, ahora puedes crear tus propias semillas de marihuana feminizadas en casa, sin tener que comprarlas en un banco de semillas. Existen 2 métodos para hacerlo.

MÉTODO RODELIZACIÓN

Este es el método más natural para crear semillas de marihuana feminizadas. Básicamente se basa en forzar a tus plantas hembra a volverse hermafroditas, al no cosechar sus cogollos.

El hermafroditismo es un rasgo natural de la planta de cannabis, y las plantas hembra suelen volverse hermafroditas cuando crecen en condiciones particularmente adversas. Ante estas condiciones, la planta siente que llega el fin de su ciclo, y se autopolinizará en un último intento por reproducirse.

Lo mismo pasa si se deja que las plantas hembras maduren lo suficiente. De nuevo, mientras la planta llega al final de su ciclo y siente que no ha sido polinizada, se autopolinizará. Así pues, si no cosechas tus plantas hembras, básicamente puedes engañarlas para que se vuelvan hermafroditas. Y siempre y cuando no hayan entrado en contacto con polen de una planta macho, puedes estar seguro que las semillas que obtendrás serán feminizadas.

La rodelización es la forma más natural de producir semillas feminizadas, pero no es un método muy fiable. Esto se debe a que a pesar de que no coseches tus plantas, no está garantizado que éstas se autopolinicen.

El hermafroditismo es parcialmente genético, por lo tanto el éxito del método rodelización depende de la genética de tus plantas. Algunas plantas producirán semillas más fácilmente que otras.

MÉTODO DE LA PLATA COLOIDAL

MÉTODO DE LA PLATA COLOIDAL

La plata coloidal es un suplemento dietético comercializado por sus diversos beneficios para la salud. Es un líquido que contiene pequeñas partículas de plata, y mientras se vende como un remedio milagroso, existen debates sobre sus beneficios o riesgos para la salud.

Independientemente de estos debates, una cosa es segura, hace maravillas en las plantas hembras de cannabis. Simplemente, pulveriza la solución de plata coloidal al inicio de la fase de floración de tus plantas de marihuana y, a la larga, acabarás con plantas hermafroditas llenas de “polen femenino”.

Asegúrate de empezar temprano durante la fase de floración, pulverizando a diario cualquier zona con cogollos. Con el tiempo, notarás que las plantas que han sido pulverizadas desarrollan flores macho, reconocibles por su icónica forma de bolitas.

Mientras estos cogollos se vayan desarrollando, producirán polen al igual que las plantas hermafroditas normales. No obstante, el polen será completamente de origen femenino. Puedes cosechar este polen para polinizar otras plantas hembras como se haría habitualmente.

No está claro por qué las plantas reaccionan de esta manera a la plata coloidal, pero funciona. Básicamente, algo en la solución de plata coloidal crea plantas hermafroditas, sin tener que depender del método rodelización.

Es importante mencionar que los cogollos que hayan sido pulverizados con plata coloidal NUNCA se deben fumar. Pero las semillas son perfectamente seguras y pueden sembrarse como las semillas feminizadas habituales.

Si estás preocupado por la legitimidad de este consejo, no lo estés. De hecho, muchos bancos de semillas usan este método para producir sus propias líneas de semillas feminizadas. Pero hay que mencionar que usar plata coloidal para producir semillas feminizadas también tiene inconvenientes.

Principalmente, la técnica no es natural, e implica pulverizar tus plantas con una solución no natural que deja a tus cogollos inservibles. Algunos cultivadores evitarán esto, pulverizando solo ciertas partes de la planta con plata coloidal, obteniendo así tanto flores hermafroditas como flores femeninos.

Es difícil saber si esto es seguro. Si decides hacer esto, recuerda que lo haces bajo tu propia responsabilidad.