¿Es posible morir a causa de una sobredosis de marihuana?


¿Es posible morir a causa de una sobredosis de marihuana?

Una de las preguntas que se han venido repitiendo desde el principio de los tiempos, o al menos desde el comienzo de la demonización de la marihuana, es si es posible morir a causa de una sobredosis de cannabis.

Todos conocemos los carteles clásicos de la propaganda de principios de los 70 que afirmaban que los consumidores de cannabis acabarían volviéndose locos, convirtiéndose en asesinos, presentando tendencias suicidas o incluso muriendo. Pero hoy en día también circulan muchas noticias falsas acerca de la capacidad del cannabis para producir una sobredosis.

Como hay mucha gente que simplemente ojea los titulares de los artículos sin leerlos enteros o investigando un poco por su cuenta, no es de extrañar que noticias como estas se hayan hecho virales y puedan influir en la opinión de la gente sobre el cannabis.

LA SOBREDOSIS DE CANNABIS EN COLORADO

LA SOBREDOSIS DE CANNABIS EN COLORADO

Aquellos que sí las hayan leído recordarán los titulares que circulaban en 2017, y que afirmaban que un bebé de Colorado había fallecido a causa de una sobredosis de cannabis. No es fácil olvidar una historia sobre la primera sobredosis de hierba de la historia (y también la de un niño) justo cuando estábamos descubriendo hallazgos asombrosos acerca de la planta.

Pero esta vez no se trataba simplemente de un artículo satírico escrito por algún periodista desconocido, sino de una historia compartida por múltiples fuentes de noticias fiables.

Pese a lo trágico de esta historia, muchos se preguntaron si la causa de la muerte había sido manipulada con fines sensacionalistas. El menor había sido ingresado en un hospital de Colorado después de sufrir una convulsión que le provocó insensibilidad y falta de reflejo nauseoso.

Con anterioridad, el comportamiento del niño había sido descrito como "irritable y aletargado". Durante su estancia en el hospital, padeció un paro cardíaco y falleció.

Según los médicos que lo trataron, Thomas Nappe y Christopher Hoyte, el bebé presentaba grandes concentraciones de marihuana en su organismo, y por tanto creyeron que este había sido un factor determinante en su muerte. No obstante, otros profesionales no se mostraron tan convencidos.

UNA GRAN EXAGERACIÓN

En una entrevista en el Washington Post tras el incidente, Nappe afirmó que "en ningún caso dijimos que la marihuana provocase la muerte del niño".[1] Hoyte también comentó que "lo único que encontramos fue marihuana. Concentraciones altas de marihuana en su torrente sanguíneo.

Es lo único que encontramos". Además añadió que "el estado del bebé nunca mejoró. Una cosa llevó a la otra y, finalmente, su corazón se detuvo, por lo que dejó de respirar y falleció".

Nappe y Hoyte descubrieron más tarde que el niño había fallecido a causa de una miocarditis, una enfermedad que se caracteriza por la inflamación del musculo cardíaco. Sin embargo, creen que el cannabis podría haber desencadenado la miocarditis, aunque conviene resaltar que solo lo "creen".

Su último informe apenas deja entrever que "existe una relación plausible entre la marihuana y su muerte que precisa de una mayor investigación". Así que básicamente esto es lo que creen que ocurrió, pero como es imposible afirmarlo con certeza, citar a la marihuana como causa de la muerte es prematuro e inexacto.

"Debería haber más información que demostrase que este vínculo es real", añade el Dr. William Checkley, profesor de medicina, salud internacional y bioestadística en la Johns Hopkins University. Aunque Checkley considera que parte de la evaluación de Hoyte y de Nappe es correcta, no cree que el caso demuestre una conexión directa entre la exposición al cannabis y la miocarditis. "Es posible que el estado de salud del corazón del bebé coincidiese con la exposición a la marihuana".

Conviene añadir que cuando se hacen descubrimientos médicos, los estudios con muestras pequeñas y las pruebas circunstanciales siempre precisan de una "mayor investigación" antes de que se puedan utilizar oficialmente como una opción para el tratamiento.

Pero en lo que concierne a demonizar la hierba, la gente suele mostrarse muy impaciente por encontrar la conexión entre el cannabis y diversas enfermedades, incluso cuando no existen pruebas concretas.

LA SÁTIRA PUEDE LLEVAR A LA CONFUSIÓN

Además de historias que finalmente son falsas o están exageradas, también existen piezas de humor que se malinterpretan.

Como por ejemplo un artículo de huzslers.com titulado "59 personas mueren en Colorado y Washington a causa de una sobredosis de marihuana tras su legalización", y que recientemente se ha hecho popular en la red, sin que muchos reparasen en que no se trataba de un artículo serio.[2]

The Daily Currant, una conocida web satírica, también público su propio titular para llamar la atención (y que ya ha sido eliminado) que afirmaba que se habrían producido "37 muertos por sobredosis de marihuana en el primer día de la legalización".

Si alguien se hubiera tomado la molestia de leer los primeros párrafos de ambos artículos, se habría dado cuenta de que su intención era humorística. Sin embargo, los contrarios a la hierba leyeron sus titulares y se apresuraron a criticar en internet a los "liberales" y a los "demócratas" por legalizar una sustancia que se está cobrando las vidas de muchas personas (en fin...).

Es cierto que puede llegar a ser divertido ver cómo los tontos se creen estos bulos, y luego quedan mal en Twitter o en YouTube al expresar su furia y su opinión.

LOS MITOS RIDÍCULOS SE UTILIZAN COMO TÁCTICAS DE INTIMIDACIÓN

Además de emplear el miedo a la muerte para tratar de amedrentar a la gente respecto al cannabis, durante estos años ha habido otros rumores bastante divertidos.

Uno de ellos es una teoría, según la cual la hierba "te vuelve gay". Esto quizás sea alarmante para determinadas personas, pero la idea de que el cannabis puede alterar la orientación sexual de una persona es totalmente estúpida.

Su origen se encuentra en el concepto de la era prohibicionista del Reefer Madness por la que la hierba te volvía inmoral y un enfermo mental, unido a la antigua creencia de que la homosexualidad era una enfermedad mental producida probablemente por las drogas. Pero obviamente todo esto es falso.

Otra idea equivocada que logró mucha aceptación es que fumar hierba mata neuronas, para la que muchos detractores del cannabis señalaron al tristemente famoso estudio Heath/Tulane de 1974.

El Dr. Heath, de la Tulane Medical School de Nueva Orleans, determinó a partir de sus propios estudios con monos que la exposición al cannabis destruía las células del cerebro. Pero no se descubrió hasta muchos años más tarde que sus métodos de investigación eran cuestionables, cuando menos.

Heath empleaba máscaras de gas para obligar a los monos de laboratorio a consumir el equivalente a 60 porros en tan solo 5 minutos, y lo hacía cada día durante 3 meses. Además, como a los monos se les cubría la cara durante 5 minutos al día, básicamente estaban siendo ahogados. Y en realidad era esta falta de oxígeno la más que probable causa de la pérdida de neuronas.

Desde 1974 se han llevado a cabo otros dos estudios similares (aunque más éticos). Uno ellos a cargo de Charles Rebert y Gordon Pryor, del SRI International, y el otro por William Slikker del National Center for Toxicological Research.[3] Ambas investigaciones estudiaron a monos expuestos diariamente al cannabis durante un año, y no encontraron ninguna prueba que indicase que el cannabis tiene un impacto negativo sobre el cerebro.

¿PERO ENTONCES ES POSIBLE SUFRIR UNA SOBREDOSIS A CAUSA DEL CANNABIS O NO?

¿PERO ENTONCES ES POSIBLE SUFRIR UNA SOBREDOSIS A CAUSA DEL CANNABIS O NO?

Para poder responder a esta pregunta, tendremos que empezar analizando qué es lo que significa realmente padecer una sobredosis por drogas. Todas las sustancias (drogas, alcohol, alimentos) afectan a nuestros cuerpos de distinta formas.

Todo lo que consumimos puede ser tóxico en determinadas cantidades, incluido el agua. La dosis letal (LD50) de cannabis se estima entre 1:20,000 y 1:40,000, por lo que tendrías que consumir aproximadamente entre 20.000 y 40.000 veces la cantidad de cannabis que hay en un porro normal en el lapso de 15 minutos para poner tu vida en peligro. Esto equivale a consumir en torno a 760 kg. muy rápidamente.

¿A que no suena muy práctico? En términos realistas, no es posible sufrir una sobredosis provocada por el cannabis. Esta afirmación cuenta con el apoyo del US National Cancer Institute, que afirma que:

"Como los receptores cannabinoides, a diferencia de los receptores opioides, no se encuentra situados en las zonas del tronco del encéfalo que controlan la respiración, no se pueden producir sobredosis letales a causa del cannabis y de los cannabinoides".[4]

INTOXICACIÓN POR CANNABIS

INTOXICACIÓN POR CANNABIS

Así que no puedes sufrir una sobredosis a causa de la hierba, ¡qué alivio! Pero a pesar de que tu vida no corra peligro, es posible consumir demasiada hierba. Los síntomas suelen ser leves, pero pueden producir efectos tanto psicológicos como físicos, como por ejemplo:

  • Boca seca
  • Dilatación de las pupilas
  • Ojos rojos/irritados
  • Pérdida de la memoria a corto plazo
  • Paranoia/miedo/ansiedad
  • Pérdida de energía
  • Pérdida de concentración
  • Disminución de las capacidades verbales
  • Pérdida de capacidades motrices
  • Ralentización de la coordinación
  • Dificultad respiratoria
  • Aumento de la frecuencia cardíaca
  • Temblores
  • Escalofríos/sudores
  • Desorientación
  • Malestar estomacal

Si tú o la persona con la que te encuentras ha consumido demasiada hierba, lo mejor que puedes hacer es ayudarle a que se relaje. Llévale a un lugar tranquilo en donde esté cómodo, hidratado y pueda respirar correctamente.

En cualquier, no hay mucho más que puedas hacer a parte de tener paciencia. En cuando disminuya el subidón, los síntomas remitirán. Puedes encontrar más consejos para prestar ayuda durante una intoxicación de hierba aquí. Por lo demás, ten en mente que no te va a ocurrir nada por más colocado que estés, y que al menos no sufrirás una sobredosis.

Referencias

  1. ^ The Washington Post, The truth behind the first marijuana overdose death headlines, recuperado January-29-2019
    Enlazar
  2. ^ Huzlers, 59 People die of marijuana overdose in Colorado and Washington after legalization, recuperado January-29-2019
    Enlazar
  3. ^ CA NORML, Marijuana Health Mythology, recuperado January-29-2019
    Enlazar
  4. ^ National Cancer Institute, Cannabis and cannabinoids (PDQ®)–Health professional version, recuperado January-29-2019
    Enlazar