Entender el significado de NPK y su aplicación al cultivo del cannabis


Entender el significado de NPK y su aplicación al cultivo del cannabis

Las siglas NPK representan nitrógeno, fósforo y potasio; los 3 ingredientes clave necesarios para cultivar plantas sanas, fuertes y que produzcan cogollos. Controlar el nivel de estos nutrientes es una parte importante del cultivo, y puede realizarse mediante fertilizantes comerciales o alternativas naturales.

¿QUÉ ES EL NPK?

¿qué es el npk?

El NPK es una fórmula para los nutrientes básicos que el cannabis, y la mayoría de plantas, necesitan para sobrevivir. Significa: nitrógeno (N), fósforo (P) y potasio (K).

Nitrógeno, fósforo y potasio son los nutrientes básicos necesarios para cultivar plantas, y pueden encontrarse en la mayoría de fertilizantes del mercado, en diferentes proporciones. Estos 3 compuestos también se encuentran en el compost, una gran alternativa a los fertilizantes sintéticos, pero la proporción exacta de estos nutrientes puede ser más difícil de calcular al hacer compost.

¿POR QUÉ ES IMPORTANTE EL NPK?

Las plantas de cannabis necesitan N, P y K durante todo su ciclo de vida. Estos 3 nutrientes juegan roles diferentes, pero de igual importancia, en el desarrollo del cannabis:

Nitrógeno: a pesar de que el nitrógeno está disponible en la atmósfera, la mayoría de las plantas (excepto las leguminosas) no pueden absorberlo del aire, así que necesitan absorberlo del suelo a través de las raíces. En concreto, es muy importante para la fotosíntesis, y normalmente juega un papel principal en la nutrición del cannabis durante la fase vegetativa.

El nitrógeno es vital para la producción de clorofila, utilizada por las plantas para convertir el dióxido de carbono (CO₂) de la atmósfera en glucosa, que emplearán como combustible para crecer. Algunas fuentes naturales de nitrógeno incluyen productos animales como estiércol de gallina o harina de sangre.

Fósforo: a diferencia del nitrógeno, es difícil encontrar fósforo en su forma natural en el medio ambiente, principalmente porque es altamente reactivo a otras sustancias. El fósforo es vital para el desarrollo de unas raíces fuertes.

Las plantas de cannabis en floración suelen requerir una dosis extra de fósforo, por lo que los fertilizantes diseñados para la floración contienen una mayor concentración de fósforo.

Potasio: al igual que el nitrógeno y el fósforo, el potasio ayuda a fortalecer el metabolismo de la planta y es necesario para la fotosíntesis y para la producción de proteínas vitales de la planta.

También ayuda a fortalecer el sistema inmunológico de la planta, haciéndola más resiliente a las plagas, infecciones y enfermedades. Al igual que el fósforo, es una sustancia muy reactiva, que normalmente no se encuentra en su forma natural en el suelo.

Nitrógeno, fósforo y potasio son importantes durante todo el ciclo de crecimiento del cannabis, pero la proporción de estos nutrientes requerida por las plantas varía según la fase de crecimiento en que se encuentren.

Por ejemplo, las plántulas jóvenes necesitan diferentes nutrientes que las plantas que están a punto de empezar a florecer. A continuación hay una serie de pautas generales para las necesidades de NPK de las plantas de cannabis según la fase de crecimiento.

CÓMO USAR EL NPK AL CULTIVAR CANNABIS

NPK PARA LA FASE VEGETATIVA DE LA MARIHUANA

Cómo usar el npk al cultivar cannabis

La fase vegetativa se puede dividir en 3 etapas: plántula, fase vegetativa inicial y fase vegetativa media.

Las plántulas con sólo 1 o 2 conjuntos de hojas normalmente necesitan niveles bajos de estos nutrientes básicos, para poder estimular y potenciar el crecimiento de la planta. Estas plantitas suelen requerir un fertilizante NPK 2:1:2.

Una vez que las plántulas hayan desarrollado al menos 5 hojas serradas, se deben incrementar los nutrientes del abono para poder satisfacer su demanda mientras avanzan hacia el inicio de la fase vegetativa. En esta fase, los cultivadores suelen usar un fertilizante 4:2:3, ya que estas pequeñas plantas suelen desarrollarse bien con una dosis de nitrógeno ligeramente mayor. Esto también se aplica a los esquejes.

La fase vegetativa media es el momento de aumentar los niveles de nutrientes para que tus plantas puedan crecer de manera rápida, vigorosa y robusta. En esta fase, la mayoría de cultivadores pasarán a usar un fertilizante 10:5:7.

Esta fase final, conocida como la fase vegetativa tardía, dura hasta la última semana antes de la floración. La mayoría de cultivadores reducirán el nivel de nitrógeno del fertilizante en un 25% aproximadamente, o cambiarán a un abono 7:7:7 para facilitar la transición a la fase de floración.

NPK PARA LA FASE DE FLORACIÓN DEL CANNABIS

Cómo usar el npk al cultivar cannabis

Al igual que la fase vegetativa, la fase floración se divide en 3 etapas: inicial, media y final.

Durante la etapa inicial del fase de floración, muchos cultivadores ajustan el nivel de fósforo con un abono 5:10:7. A partir de aquí, muchos cultivadores continuarán aumentando los niveles de nutrientes en general, pero siempre manteniendo los niveles de fósforo más altos, para ayudar a la producción de flores. En la etapa media de floración suele usarse un fertilizante 6:15:10.

Finalmente, durante la etapa final de floración, la mayoría de cultivadores reducirán la concentración del fertilizante, antes de hacer un lavado de raíces completo en la última semana. En las semanas cercanas a la cosecha, suele usarse un abono 4:10:7.

FUENTES DE NITRÓGENO, FÓSFORO Y POTASIO

FERTILIZANTES

La mayoría de fertilizantes disponibles en el mercado para el cultivo de cannabis contienen nitrógeno, fósforo y potasio en proporciones diferentes. Normalmente, esto se indica en la etiqueta del producto, con una serie de números como los que hemos mencionado. Ten en cuenta que estos números siempre están en el mismo orden: N, P y K.

FERTILIZANTES CASEROS

Algunos cultivadores prefieren hacer su propia mezcla de abono. Es una gran opción para los cultivadores más experimentados que quieran tener un mayor control sobre los nutrientes que reciben las plantas, pero puede ser un reto para los cultivadores inexpertos.

De hecho, algunos de los ingredientes usados para hacer una mezcla de abono pueden reaccionar cuando se combinan de manera incorrecta, así que si escoges esta opción, asegúrate de saber lo que estás haciendo. Para hacer un fertilizante casero también es necesario que las cantidades sean precisas, para garantizar que la mezcla tenga la concentración adecuada de N, P y K.

Si estás interesado en hacer tu propio fertilizante casero, aquí hay una mezcla básica con la que puedes empezar para proporcionar a tus plantas los nutrientes básicos necesarios:

  • 4 partes de harina de algodón
  • 2 partes de fosfato
  • 2 partes de ceniza de madera
  • 1 parte de caliza
  • 1 parte de harina de kelp

FERTILIZANTES NATURALES ALTERNATIVOS

Fuentes de nitrógeno, fósforo y potasio

En lugar de gastar el dinero en fertilizantes comerciales, o en los materiales necesarios para hacer una mezcla de fertilizante, muchos cultivadores intentan hacer su propio abono en casa, a partir de material orgánico disponible.

Esto puede ser tan simple como empezar a hacer un compost vegetal en tu jardín, o comprando/consiguiendo estiércol. Al hacer compost, puedes añadir algunos de estos ingredientes:

  • Cáscara de huevo
  • Pieles de cítricos
  • Humus de lombriz
  • Posos de café
  • Restos de frutas y verduras
  • Bolsitas de té naturales
  • Pan duro, galletas y cereales

Para obtener nutrientes adicionales, también puedes añadir algunos de los ingredientes mencionados a continuación. Pero es posible que algunos de estos los tengas que comprar, ya que no son tan fáciles de encontrar como los anteriores:

  • Harina de sangre y de hueso
  • Ceniza de madera
  • Estiércol de gallina
  • Emulsión de pescado

Si decides optar por compost o abonos naturales, en lugar de fertilizantes comerciales, recuerda que tendrás que analizar el producto final para comprobar la concentración de NPK. A pesar de que no es difícil de hacer, es un esfuerzo adicional para el cultivador, y quizás no sea la mejor opción para los cultivadores novatos.