Cómo eliminar el olor después de fumar hierba


Cómo eliminar el olor después de fumar hierba

A todos esos fumetas de la vieja escuela que aún no os habéis pasado a la vaporización, seguid leyendo. El humo de la marihuana huele muy bien, pero si quieres fumar hierba de forma discreta, es imprescindible que ocultes su olor. Cuando se está colocado y acostumbrado al olor, es muy difícil notar el aroma de la marihuana.

Hay multitud de razones para querer ocultar este olor. Aquí tienes una guía sobre cómo hacerlo como un campeón. Los siguientes supuestos están basados en fumadas en interior.

VENTILACIÓN

Esto es algo obvio. Fumar hierba bajo un buen sistema de ventilación ayuda a eliminar el humo de la hierba. El método clásico es hacerlo bajo el extractor de la cocina encendido al máximo. Piensa en el extractor como la boca de la casa, que lleva el humo expulsado al exterior o lo neutraliza con un filtro.

También puedes utilizar el antiguo método de ventilación que consiste en abrir la ventana y exhalar el humo fuera. Aunque esto podría no ser muy conveniente en bloques de apartamentos, donde el humo se desplaza a las casas de los vecinos, pero merece la pena tenerlo en cuenta.

INCIENSO

INCIENSO

El incienso es una estupenda forma de tapar el olor de la marihuana. Nag champa es una mítica variedad que se usa en prácticas de meditación y para ocultar aromas raros del hogar. Hay un montón de varitas de incienso diferentes entre las que elegir, y vienen en todas las fragancias imaginables.

Algo que hay que tener en cuenta es que quemar incienso sin motivo aparente podría resultar sospechoso, especialmente si no se suele hacer en ese entorno. La mejor forma de solucionar este problema es quemar incienso a menudo durante una temporada. Esto acabará con las sospechas y disimulará el olor a hierba.

AMBIENTADOR

Los ambientadores se anuncian para ocultar malos olores en el baño y para hacer que los taxis parezcan limusinas. Pero también se pueden utilizar para disimular el olor a marihuana. Simplemente, compra el ambientador que te guste y échalo por toda la habitación una vez que hayas terminado la sesión.

La advertencia anterior también sirve para este punto; si perfumas tu cuarto de forma aleatoria, podría parecer sospechoso. Encuentra un ambientador con aroma a cannabis y le podrás echar la culpa.

QUEMAR ALGO

QUEMAR ALGO

Quema la comida. Los métodos anteriores son mejor que nada, pero no eliminan por completo el olor a marihuana, que podría ser detectado por una nariz entrenada. Para acabar con cualquier rastro de olor a hierba puedes quemar queso o palomitas de maíz. Son dos productos que se suelen quemar muy a menudo, por lo que las sospechas de que estás fumando maría desaparecerán de inmediato.

El aroma a queso o palomitas quemadas permanece en el ambiente y es bastante fuerte, así que asegúrate de usar este método como último recurso. También ten en cuenta que si te pasas un poco podrías activar la alarma antiincendios.

VELA DE GRANOS DE CAFÉ

Este método es mucho más elegante que quemar tu propia comida. Pon unos granos de café en un tazón pequeño y coloca una vela en el centro. El calor de la vela liberará el aroma del café, lo que va muy bien para tapar malos olores.

El café se utiliza a menudo para disimular olores intensos. En algunas tiendas de jabones y perfumes, los vendedores ofrecen a sus clientes una pequeña taza con granos de café para que la visita sea más soportable.

HIERVE VINAGRE

HIERVE VINAGRE

El vinagre tiene un olor muy fuerte, lo que podría ayudarte a ocultar tus actividades con la hierba. Esta técnica se suele utilizar para acabar con cualquier mal olor de la casa. Vierte una taza de vinagre blanco en una cazuela y deja que cueza hasta alcanzar el efecto deseado.

Este método es muy útil porque, después de un rato, el olor a vinagre desaparece junto con el de la marihuana.

ELIMINA EL OLOR A CANNABIS

Esperamos que estos consejos y trucos te ayuden a eliminar cualquier olor a cannabis que perdure en la habitación. Algo que también hay que tener en cuenta es que el humo de la marihuana penetra en las paredes y se puede quedar ahí si se fuma demasiado. Por lo tanto, lo mejor es fumar al aire libre o, al menos, con la ventana abierta, si es posible.

Otra cosa que debemos saber es que el humo de la hierba se adhiere a la ropa y al pelo, y solo se puede eliminar lavándolos. Un vaporizador minimiza el olor de la hierba y además es más saludable.