Reseña – Recipiente con cerradura SneakGuard


Reseña – Recipiente con cerradura SneakGuard

Reseña – Recipiente con cerradura SneakGuard

Puede que vivamos en la era de la legalización del cannabis, pero independientemente del país en el que residas, es aconsejable proteger tu hierba. Al fin y al cabo, nadie quiere que su marihuana reciba atención no deseada por parte de la ley, tu vecino o los niños.

Por suerte, existen productos que cumplen todas estas funciones, y uno de ellos es el SneakGuard.

CÓMO FUNCIONA EL SNEAKGUARD

CÓMO FUNCIONA EL SNEAKGUARD

El SneakGuard es básicamente una caja fuerte portátil para tu medicina. Con un exterior de metal pulido y una tapa de plástico que se abre con una cerradura de combinación de cuatro dígitos.

Y para mantener tu hierba fresca en todo momento, se puede cerrar al vacío mediante un enorme botón que actúa como bomba. En cuanto a la cerradura, la puedes configurar con tu propia combinación de números, y cambiarla cuando desees.

El SneakGuard tiene unos 16,5cm de altura y 15cm de diámetro, y una capacidad de hasta casi medio kilo de hierba o 15 comestibles, dependiendo del tamaño del paquete. Si utilizas concentrados, puede almacenar hasta 30 gramos, aunque también dependerá del tamaño. El interior está dividido por paredes de plástico y tiene fundas para colocar reguladores de humedad, lo que también hace que sea perfecto para almacenar frascos de curado.

LO BUENO

El SneakGuard hace un excelente trabajo de protección y almacenamiento de tu hierba. No solo mantiene tu material fuera del alcance de manos entrometidas, también lo conserva fresco con su cierre al vacío. Su exterior de acero inoxidable ayuda a proteger de la luz tus preciados cannabinoides, impidiendo que se degraden. También sirve para mantener la resina fresca y refrigerada.

Otra práctica función del SneakGuard es que es muy útil para los padres aficionados al cannabis que guardan su producto en casa. Su parte superior es a prueba de niños, perfecta para quienes no quieren que sus hijos encuentren y tengan acceso a su marihuana.

LO MALO

La verdad es que apenas se puede criticar al SneakGuard, aparte de algunas personas que tienen un problema con su estética y diseño. Y su tamaño ciertamente no es el adecuado para guardarlo en la guantera del coche o en el bolso.

Es cierto; el SneakGuard puede llamar mucho la atención, sobre todo si se deja olvidado en la encimera de la cocina o en sobre un escritorio. No es un recipiente demasiado discreto. Su principal finalidad es el almacenamiento, por lo que se aconseja mantenerlo fuera de la vista.

CONCLUSIÓN

Todo amante del cannabis debería poder contar con un recipiente tan polivalente para guardar su material. Si buscas un producto que mantenga tu hierba fresca además de segura, el SneakGuard es la opción perfecta.