Cómo hablar a tus seres queridos sobre cannabis


Cómo hablar a tus seres queridos sobre cannabis

El momento ha llegado. Has tomado la decisión de contarle a tus seres queridos que consumes cannabis. Sin embargo, tanto si es por razones médicas como recreativas, el estigma que sigue rodeando al cannabis quizás provoque que tengas miedo a desvelar tus hábitos fumadores. Todo irá bien, simplemente respira: no es el fin del mundo.

La conversación sobre tu consumo de marihuana con tus seres queridos puede ser muy incómoda. Por suerte, tenemos los consejos idóneos para ti. Pese a que la experiencia personal de cada uno puede variar considerablemente, hay algunas recomendaciones que podrían ayudarte a conseguir un diálogo constructivo con tus amigos y familia.

Debemos insistir en que no todos los casos son iguales. Cada persona tiene una relación única con los miembros de su familia, amigos y consigo mismos.

CONVERSACIONES CARA A CARA O EN GRUPO

En primer lugar, decide si lo apropiado es mantener una conversación uno a uno o en grupo. La ventaja de hablar a solas con alguien es que las personas nos comportamos de forma distinta cuando estamos en un grupo. Cuando estamos a solas con otra persona, somos más abiertos de mente acerca de temas tabú.

Por supuesto, la persona a la que quieres desvelar que consumes cannabis podría ser muy intransigente. Quizás te vendría bien tener a tu lado a tu mejor amigo o a un miembro de tu familia cuando te dispongas a revelar esta información. Tú decides.

NO TE PONGAS A LA DEFENSIVA

NO TE PONGAS A LA DEFENSIVA

Es importante que te calmes y no te pongas a la defensiva. Tus seres queridos podrían tener opiniones muy fuertes acerca de la marihuana. Tu misión es mostrarles que tu consumo de cannabis no te convierte en una "mala persona".

Si quieres que aquellos a los que aprecias sean tolerantes con tus hábitos, tú también necesitas tener la mente abierta con sus opiniones. Recuerda que si no están acostumbrados a conocer a gente que consume marihuana, estarás representando a toda la comunidad de fumadores.

DISTINTOS ESTILOS DE VIDA

Existe una gran variedad y diversidad entre los consumidores de cannabis. Uno de ellos podría ser el esterotipo "Cheech & Chong". Otro podría ser un consumidor de marihuana perfectamente funcional. Si comienzas una conversación acerca de los efectos positivos de la marihuana, pero en verdad te comportas de forma bastante disfuncional cuando la consumes, entonces deberías tenerlo en cuenta antes de comenzar a exponer tu caso.

Si tienes un problema debido a que fumas demasiada hierba, entonces deberías darlo a conocer y pedir ayuda a tus seres queridos. Si eres un ciudadano respetable que fuma hierba, expón la verdad tal y como es: la marihuana no tiene un impacto negativo sobre tu capacidad para rendir y comportarte.

LEYES SOBRE LA MARIHUANA

Algunos blogs y artículos quizás te digan que simplemente tienes que sincerarte sobre tu consumo de marihuana. Suena como una gran idea, pero que conlleva ciertas realidades a las que tendrás que enfrentarte. Es imperativo que comprendas que la marihuana sigue estando duramente penalizada en algunos países y jurisdicciones del mundo.

En los Estados Unidos todavía es ilegal a nivel federal, ya que se trata de una droga de Clase I, la categoría más ilícita. Si resides en una región en que el cannabis todavía es un gran tabú, deberías evaluar las repercusiones potenciales de que otras personas descubran que consumes.

En zonas donde el cultivo es ilegal, no es realmente necesario que te pongas a hablar sobre tus plantas de hierba, ya que podrías incurrir en penas mayores que por simplemente consumir.

COMPRENDE EL CONTEXTO DE LA CONVERSACIÓN

Ahora que ya hemos cubierto los aspectos esenciales, comprender la historia de las opiniones sesgadas en torno a la marihuana es importante para construir un argumento sólido. La razón por la que este artículo existe es porque mantener un diálogo sincero acerca del cannabis sigue siendo un gran tabú. Pese a las generaciones que han existido y consumido libremente, la prohibición propia del siglo XX ha provocado que esta sustancia siga estando estereotipada.

En 1937 se aprobó en los Estados Unidos la Ley de Tasación de la Marihuana, que ilegalizó la planta y derivaría en la Convención Única sobre Estupefacientes de 1961, que convirtió la marihuana en una sustancia ilegal a escala internacional.

A continuación, en 1970, llegó la Ley de Sustancias Controladas, en base a la que se clasificó el cannabis como droga de Clase I. Es bueno que te prepares con datos históricos para sentar las bases de un debate polémico sobre la hierba.

INFÓRMATE

INFÓRMATE

Deberías estar informado sobre la marihuana antes incluso de consumirla. Con este conocimiento en tu bolsillo, podrás mantener una conversación efectiva con tus seres queridos. Es mejor trazar comparaciones entre el cannabis y el alcohol, ya que tus familiares viven en una sociedad que acepta socialmente al alcohol, incluso pese a ser más peligroso que la marihuana.

Te recomendamos que veas la conferencia de David Nutt, ya que la puedes usar como una fuente fiable. A continuación, asegúrate de tener una explicación para tu consumo de cannabis. ¿Quieres que alivie tu dolor de espalda o que te proporcione euforia?

Incluso si eres de estos últimos, puedes componer un argumento convincente acerca de cómo el cannabis te ayuda a aliviar el estrés y la depresión sin tener que recurrir a sustancias o medicamentos más peligrosos. Recuerda que tus seres queridos te quieren, y por tanto se preocupan por tu salud. Un diálogo consiste en que cada parte expone sus argumentos y escucha a la otra.

EN RELACIÓN A LOS NIÑOS

Si tienes hijos o hay niños implicados, esto añade una capa más de complejidad, ya que se trata sin duda de un asunto delicado. Tendrás que mantener lejos de su alcance cualquier comestible que resulte atractivo o algo que los niños se podrían comer.

También deberías plantearte cómo podría afectar a los niños tu comportamiento al estar colocado. Si eres un adulto sensato que puede controlar el consumo de marihuana estando rodeado de niños, demuéstraselo a quienes más quieres.

También hay libros infantiles que pueden ayudarte a educar a tus hijos con respecto al cannabis.

RELÁJATE

Confesarle a alguien que consumes marihuana no tiene por qué seguir necesariamente la narrativa clásica acerca de revelar algo sensible. Quizás esa sea la mejor manera de abordarlo, aunque hay grandes diferencias culturales sobre cómo nos comunicamos entre nosotros.

Puede que tus seres queridos acepten plenamente tu hábito con la marihuana. O quizás incluso ya lo sepan y están esperando a que tú saques el tema.

Recuerda estar relajado, y lo que es más importante, ser inteligente en cuanto a tu enfoque. Esperemos que tengas una charla tranquila. Paz.