Time Traveling Bong (2016): crítica de esta serie de TV para fumetas


Protagonizada por: Ilana Glazer y Paul W. Downs
Producida por: Ilana Glazer, Paul W. Downs y Lucia Aniello
Cadena: Comedy Central
Duración: 2016

Time traveling bong (2016): crítica de esta serie de tv para fumetas

Mientras la legalización del cannabis se va extendiendo poco a poco a nivel mundial y la hierba se vuelve más y más normalizada, el género de las películas de fumetas se ha ampliado gracias a algunas nuevas series de televisión.

Cada vez más producciones se dirigen a un público al que le gusta relajarse y consumir series sin parar, mientras se coloca cómodamente en el sofá.

Hay quienes afirman que nunca hay suficientes series o películas relacionadas con la hierba, y en el caso de "Time Traveling Bong", quizás estén en lo cierto.

Esta miniserie estrenada en Comedy Central es una creación de Ilana Glazer, Paul W. Downs y Lucia Aniello, el mismo grupo de gente que ya había trabajado conjuntamente en una pequeña serie que quizás te suene, "Broad City".

La propia Ilana Glazer es la protagonista de esta miniserie en el papel de Sharee, una chica de Nueva Jersey divertida y bocazas que vive con su primo Jeff (interpretado por Paul W. Downs).

En el primer episodio, Sharee y Jeff se hacen con un bong mágico, con el que al fumar hierba se teletransporten a otras eras, como la Grecia clásica, el periodo Jurásico y, por supuesto, a una versión divertidísima del futuro.

Si bien la serie evoluciona en torno al bong, queda claro que no solo merece la pena verla colocado. Es probable que quienes no fuman también se rían con algunas de las cosas estúpidas que le suceden a estos dos personajes.

La serie no solo consiste en momentos divertidos, ya que se atreve a tratar algunos temas más serios, como la esclavitud y el feminismo. Pero todo ello con el sentido del humor inteligente al que nos tienen acostumbrados Glazer y Downs.

Hasta el momento se han estrenado tan solo 3 episodios que podrás ver gratis en Comedy Central, pero con suerte usarán su bong para volver y ¡rodar algunos más!