Cómo hacer miel de marihuana


Cómo hacer miel de marihuana

Cuando empieza a hacer frío, todos deseamos algo dulce y calentito para aliviar la melancolía invernal, es el momento perfecto para hacer miel de marihuana.

Puede que ya hayas oído hablar de la miel de cannabis hecha por las propias abejas, o sobre un apicultor y activista cannábico francés que se llama Nicholas Trainer-bee. Este apicultor afirmaba haber entrenado a sus abejas para hacer miel a partir de flores de marihuana, pero desafortunadamente, es probable que fuera un fraude.

Por suerte, es muy fácil preparar tu propia miel de marihuana en casa.

Puedes untarla en tu tostada del desayuno o mezclarla con una taza de té por la tarde, pero no olvides tomártelo con calma. ¡Esta delicia es potente!

Si la idea de cocinar con cannabis te parece complicada y fuera de tu alcance, relájate. Hacer miel de marihuana es súper simple.

Nota: la siguiente receta lleva una cantidad estimada de marihuana. Recuerda que los comestibles te pueden afectar más de lo que esperas, así que calcula las dosis según tu propia experiencia. Te recomendamos aprender primero a calcular la potencia de los comestibles.

Ingredientes:

  • 325ml miel
  • 3,5g flores de cannabis
  • ½ taza de aceite de coco (aproximadamente120ml)
  • 2 frascos para envasar
  • Cazuela
  • Agua
  • Estopilla
  • Bol
  • Licuadora

Preparación:

  • Antes de empezar, descarboxila la marihuana. Para hacerlo, trocea gruesamente las flores de marihuana, colócalas en una bandeja con papel de horno y hornéalas durante unos 30 minutos a 110°C, removiendo la marihuana cada 15 minutos con una cuchara de madera.
  • Introduce la hierba descarboxilada en un frasco de mermelada o para envasar, junto con el aceite de coco. Cierra el frasco con la tapa.
  • Pon un poco de agua en una cazuela, y deja que hierva. Necesitarás suficiente agua para poder sumergir medio frasco, más o menos.
  • Introduce el frasco en el agua hirviendo. El calor permitirá que los cannabinoides y terpenos del cannabis se absorban en el aceite. Deja que la mezcla se infusione en el agua hirviendo durante unas 2 horas.
  • Pasado este tiempo, retira el frasco de la cazuela y deja que se enfríe.
  • Una vez enfriado, coloca la estopilla sobre un bol y cuela el aceite. No olvides exprimir las flores filtradas para poder obtener todo el aceite en el bol.
  • Introduce la miel y el aceite infusionado en la licuadora. Mezcla hasta que quede suave y cremosa. Transfiere la mezcla a otro frasco, y ¡listo!
Artículo relacionado

CONSEJOS PARA HACER MIEL DE MARIHUANA

Como habrás visto, hacer miel de marihuana es muy simple. Pero aun así, aquí tienes algunos consejos rápidos que puedes seguir para asegurar que tu miel sea extra potente y sabrosa:

Descarboxila la marihuana previamente, siempre: no importa lo apresurado o impaciente que estés, nunca te saltes el proceso de descarboxilación explicado anteriormente. La descarboxilación asegura que obtengas todos los preciados cannabinoides.

Usa marihuana de buena calidad: es simple; cuanto mejor sea la marihuana, mejor será la miel.

Utiliza aceite siempre: no pierdas el tiempo intentando infusionar miel pura con cannabis. El THC y demás cannabinoides solo son solubles en grasas y no se infusionarán en el azúcar, por mucho que te esfuerces.