¿Qué son los cultivos asociados y por qué son buenos para el cannabis?


¿Qué son los cultivos asociados y por qué son buenos para el cannabis?

Su cultivo va en aumento, y siempre se buscan maneras de maximizar la cosecha y la salud de la planta. Una forma fácil y barata de lograr esto, en un cultivo de exterior, es a través de una práctica llamada “asociación de cultivos”.

Con el incremento de fertilizantes y pesticidas sintéticos, esta práctica también ha empezado a introducirse en los cultivos convencionales. La necesidad de cultivos ecológicos de todo tipo es primordial. La marihuana no es ninguna excepción.

La asociación de cultivos es una antigua técnica que funciona para todo tipo de agricultura.

Los cultivos asociados se incluyen en ocasiones como parte de la permacultura. Se trata de una técnica de cultivo en la que se usan recursos naturales – o se imitan – para incrementar la sostenibilidad del cultivo.

La idea es que las plantas se desarrollan mejor en un ecosistema sano, que esté creado por una diversidad biológica. ¿Por qué? Algunos de los cultivos que plantes cerca de tu marihuana pueden protegerla. También pueden ayudar a mejorar la estructura del suelo y las raíces, o incluso atraer insectos beneficiosos y actuar como repelente de plagas.

Es muy fácil de hacer, con un poco de planificación. Y tanto tú como tus plantas de marihuana os alegrareis de haberlo hecho. Encontrar el cultivo asociado ideal no es difícil. El cannabis tiene muchos amigos y aliados en el mundo natural.

PLANTAS QUE AYUDAN A LA SALUD DEL SUELO

Plantas que ayudan a la salud del suelo

Al buscar plantas que podamos cultivar alrededor del cannabis, primero, obviamente, tendremos en cuenta aquellas que mejoran la calidad del suelo y la estructura de las raíces.

¿Qué funciona bien con el cannabis?

Cerastio

El cerastio (Cerastium) es un trébol de vida corta, que produce flores blancas en primavera y en verano. También proporciona un mantillo ideal.

Camomila

La camomila es otra campeona en lo que se refiere a ayudar a que el suelo se mantenga sano. Esta pequeña planta arbustiva se usa normalmente para preparar infusiones tranquilizantes. Cuando se planta cerca del cannabis, ayuda a mejorar la calidad del suelo, y además, actúa como repelente de algunas plagas como los mosquitos o las moscas.

Trébol blanco y rojo

El trébol blanco o el rojo (Trifolium) son cultivos asociados estupendos para mejorar la calidad del suelo. El trébol actúa como un mantillo vivo, ofreciendo un efecto “alfombra” en los espacios abiertos entre las plantas. ¿La buena noticia? Sólo con este crecimiento, ayuda a mejorar la penetración del agua en el suelo.

El trébol también tiene unos nódulos en sus raíces que ayudan a fijar el nitrógeno atmosférico. Cuando la planta empieza a decaer, este nitrógeno se libera al suelo. Las plantas de cannabis siempre tienen hambre de nitrógeno. Se trata del mejor fertilizante y más ecológico del planeta. De hecho, plantar tréboles puede reducir substancialmente la necesidad de usar fertilizantes químicos.

Alfalfa

La alfalfa es una planta perenne de raíces profundas que ayuda a fijar el nitrógeno atmosférico en el suelo. Además, también favorece la acumulación en el suelo de hierro, magnesio, fósforo y potasio. Estos 5 minerales suenan a música celestial para los oídos de cualquier agricultor ecológico.

Esta planta también favorece el crecimiento del diente de león, una planta de raíz profunda que ayuda a romper el suelo y mejora la penetración del agua. Y como ventaja añadida, con la propia planta se puede elaborar un preparado para pulverizar sobre las plantas y favorecer su crecimiento. Es difícil equivocarse con esta planta.

PLANTAS QUE ATRAEN BUENAS VISITAS

Plantas que atraen buenas visitas

Aquí hay algunas opciones de plantas que atraen sólo a las buenas visitas. Hablamos de insectos, claro.

Por ejemplo, los girasoles atraen a muchos polinizadores gracias a sus prolíficas y brillantes flores autopolinizantes. Los girasoles también actúan como “planta cebo”, ya que atraen al pulgón, alejándolo de tus plantas de marihuana.

Milenrama

La milenrama también es una planta interesante para este propósito. Es una buena planta para los márgenes. Al plantarla cerca de tu cannabis, favorecerá la producción de aceites esenciales. También atrae a insectos beneficiosos, como las mariquitas, sírfidos o algunas avispas, que son beneficiosos porque devoran al malvado pulgón.

Melisa

La melisa es otra gran opción. Esta planta vigorosa, básica en cualquier herboristería, rodeará tu preciado cultivo con hojas en forma de corazón y con aroma a limón. Ayuda a controlar al mosquito y el jején, mientras que atrae a abejas y otros polinizadores.

PLANTAS QUE DEFENDERÁN TU MARIHUANA

Plantas que defenderán tu marihuana

Finalmente, están las plantas defensoras, que alejan a las plagas gracias a su olor, sabor u otras defensas naturales.

Eneldo

Las plantas como el eneldo son grandes defensoras. No solo repelen plagas como el pulgón, la oruga de la col, chinches y algunos ácaros, sino que actuan como “planta cebo” de otros insectos destructivos, distrayéndolos y alejándolos de tu preciada marihuana. Por ejemplo, a las orugas de macaón les encanta comer eneldo, y lo prefieren al cannabis.

Cilantro

El cilantro es otro componente importante de tu arsenal ecológico. Es una hierba aromática muy popular en las cocinas de todo el mundo. La planta en sí puede alejar a muchas plagas. Además, se puede elaborar un té con sus semillas molidas, que se puede pulverizar sobre otras plantas como un pesticida natural. Más aún, atrae a algunos insectos beneficiosos, como taquínidos, sírfidos y avispas, que actuarán como una línea de defensa para otras plagas que se quieran alejar.

Menta piperita

La menta piperita es otra planta olorosa que hace maravillas como planta defensora. Para empezar, ayuda a enmascarar el olor del cannabis, para aquellos que busquen plantaciones discretas. También ayuda a repeler a ratones, hormigas, pulgas, pulgones y algunos pequeños escarabajos (alticinos).

Caléndulas

Si buscas un cultivo asociado, que además sea bonito y colorido, las caléndulas son la solución. No solo aportan un toque de color naranja a tu jardín, sino que también actúan como repelente de algunos invasores, como ciertos escarabajos, saltahojas (cicadélicos), o nematodos. Las caléndulas también refuerzan la salud de las plantas a su alrededor. Las propias raíces producen un fuerte insecticida natural, que puede persistir durante años.