¿Podría el plástico de cáñamo cambiar el mundo?


¿Podría el plástico de cáñamo cambiar el mundo?

Las alternativas respetuosas con el medio ambiente a las materias primas utilizadas habitualmente, como el plástico o el papel, son algunos de los usos más innovadores del cáñamo. Antes de su prohibición en Estados Unidos, el cáñamo era una industria prometedora que fabricaba de todo, desde botellas de agua a piezas de automóviles.

De hecho, el cáñamo fue uno de los primeros cultivos de la historia, y los rastros de cannabis más antiguos datan de hace más de 8000 años.

Aunque el cáñamo es una variedad de la planta Cannabis sativa, no tiene casi nada en común con la marihuana tradicional rica en THC que la mayoría de la gente conoce.

Contrariamente a la creencia popular, la mayor parte del cáñamo industrial apenas tiene THC (un 0,3% o menos) y no coloca al consumidor. Las plantas de cáñamo son predominantemente masculinas, lo que significa que no producen flores.

¿QUÉ ES EL PLÁSTICO DE CÁÑAMO?

El plástico de cáñamo es una alternativa biodegradable, y muy asequible, a los plásticos con base de petróleo. Durante casi dos décadas, se ha estado fabricando y utilizando plástico de cáñamo en toda Europa y China. Aunque se lleva elaborando en todo el mundo durante mucho más tiempo.

Antes de la ley estadounidense de tasación de la marihuana de 1937, el plástico de cáñamo era una industria en pleno crecimiento, e incluso una vez prohibido, siguieron fabricándose productos de plástico de cáñamo hasta mediados de los años 40.

¿PARA QUÉ SE UTILIZA EL PLÁSTICO DE CÁÑAMO?

Una de las aplicaciones más notables del plástico de cáñamo fue el automóvil de cáñamo que Henry Ford construyó en 1941; y si alguien ha pensado inmediatamente en la furgoneta de Cheech y Chong, no sois los únicos.

Aunque el coche de Ford no estaba hecho de hierba, su creador era un visionario. No solo construyó un vehículo entero a base de cáñamo y otros materiales orgánicos, este automóvil era capaz de soportar impactos 10 veces más fuertes que los de un coche tradicional de acero, y era unos 500kg más ligero.

Aunque los planes para fabricar un segundo prototipo se quedaron en nada, muchas empresas de automóviles como Mercedes, BMW, Chrysler, Volkswagen, Audi y la propia Ford, están siguiendo en la actualidad los pasos de Henry e incorporando el plástico de cáñamo a sus nuevos modelos.

Otros usos comunes del plástico de cáñamo son la electrónica, contenedores, juguetes, cosméticos, botellas, bolsas, barcos y muebles.

¿CÓMO SE ELABORA EL PLÁSTICO DE CÁÑAMO?

La celulosa (C6H10O5) es una parte esencial de las paredes celulares de las plantas, y el polímero orgánico más abundante del planeta. La celulosa se utiliza para hacer papel, pero también puede utilizarse para elaborar una amplia variedad de productos de plástico.

La celulosa del cáñamo se extrae de la planta y se utiliza para hacer distintos tipos de plásticos: celofán, rayón y celuloide, por ejemplo. El cáñamo es una excelente fuente de celulosa, que representa el 65-70% de la planta.

¿POR QUÉ ES UNA MEJOR ALTERNATIVA?

¿POR QUÉ ES UNA MEJOR ALTERNATIVA?

A pesar de la injusta prohibición del cáñamo con la ley de 1937, últimamente esta planta ha sido redescubierto como sumamente beneficiosa, y con razón.

Una de las mayores ventajas de la utilización del cáñamo es que se trata de una fuente de energía renovable, y los productos hechos con él son biodegradables. Tan pronto como se siembra su semilla, el cáñamo comienza a repercutir de forma positiva en su entorno. Sus profundas raíces ayudan a prevenir la erosión del suelo, lo cual contribuye a reducir la contaminación del agua. También crece con mucha facilidad y apenas necesita fertilizantes, herbicidas ni pesticidas. Al usar menos productos de este tipo, habrá menos contaminación del agua de drenaje.

Una vez convertido en plástico, el cáñamo continúa beneficiando al planeta con su biodegradabilidad. En el entorno adecuado, los productos de plástico de cáñamo se descomponen por completo en un plazo de 6 meses. Una botella de plástico tradicional puede tardar hasta 450 años en degradarse. Incluso durante el proceso de descomposición, el plástico normal produce sustancias químicas que dañan al medio ambiente, como el BPA.

El bisfenol A (BPA) es un disruptor endocrino que ha sido vinculado a una variedad de problemas cardiovasculares, al cáncer, la diabetes, el debilitamiento del sistema inmunitario y muchos otros trastornos. En los Estados Unidos, el 93% de las personas mayores de 6 años dan positivo en las pruebas de BPA. Los disruptores endocrinos imitan los efectos del estrógeno en el cuerpo humano, lo que puede estimular el crecimiento tumoral cuando los niveles de las hormonas están demasiado elevados.

El cáñamo también es beneficioso económicamente. A diferencia de otros cultivos que solo crecen en determinadas zonas geográficas, el cáñamo se puede cultivar en cualquier parte de los Estados Unidos. Además, su potencial de producción supera al de otros cultivos estadounidenses. Por ejemplo, según el Departamento de Agricultura de EE.UU, "una hectárea de cáñamo puede producir cuatro veces más papel que una hectárea de árboles". Y lo mismo ocurre con el plástico de cáñamo, el "cañacemento" (hormigón hecho de cáñamo) y otros productos de cáñamo.

¿POR QUÉ EL CÁÑAMO ES ILEGAL EN TANTOS PAÍSES?

Durante los primeros años de América, la producción de cáñamo era una actividad próspera y legal. Para mucha gente es incomprensible que esta planta, que no requiere de pesticidas, necesita muy poco mantenimiento y se puede cultivar prácticamente en cualquier lugar, no sea vista como el cultivo rentable que obviamente es. No solamente está siendo infrautilizado, su producción sigue siendo ilegal en los Estados Unidos en la mayoría de los casos. No hay una respuesta claramente definida con respecto al por qué, pero hay muchas especulaciones que apuntan en dirección a la familia DuPont y su imperio del papel como responsables de la Ley de Tasación de la Marihuana de 1937.

¿ES EL PLÁSTICO DE CÁÑAMO EL FUTURO?

El cáñamo está ganando impulso nuevamente y ha experimentado un renacimiento en los últimos años.

El 7 de febrero del 2014, el entonces presidente Barack Obama firmó la Ley Agrícola de 2014 (también conocida como la "Farm Bill"), que incluye la sección 7606 titulada "Legitimidad de la Investigación Industrial del Cáñamo". Esta ley permite a las instituciones de enseñanza superior y a los departamentos estatales de agricultura cultivar e investigar el cáñamo industrial. La producción de cáñamo es legal en un total de 23 países entre los que se incluye Europa, Australia, Canadá, China y muchos más; esperamos que Estados Unidos se una a esta lista en los próximos años.

El cáñamo ha demostrado ser el mejor material para elaborar plástico de muchas formas distintas, y con el apoyo de agricultores, activistas, ecologistas y hasta empresas y políticos, podría cambiar el mundo muy pronto.