¿Puede el papel de liar afectar a tu salud?


¿Puede el papel de liar afectar a tu salud?

Todo consumidor de cannabis tiene su propio método preferido para fumar o consumir marihuana. A algunas personas les encanta la sensación de encender un bong y ver cómo se llena de humo. A otras les gusta observar la bolsa de un vaporizador gigantesco llenarse de un delicioso vapor herbal.

Pero muchos prefieren los métodos tradicionales y sienten devoción por el ritual de triturar sus flores y envolverlas en un papelillo para liar el canuto perfecto.

El canuto es probablemente el paradigma del consumo de cannabis, y una de las formas más relajadas y clásicas de fumar hierba. Hay algo verdaderamente terapéutico en el hecho de pasar un porro mientras te relajas y socializas con un grupo de amigos.

Aunque este método es de los más placenteros, no es el más saludable, y hay cierta preocupación por el hecho de inhalar un humo producido por el papel quemado. Algunas personas afirman que inhalar el humo de cualquier sustancia quemada introduce agentes cancerígenos en el organismo, sustancias que pueden causar graves problemas de salud.

Incluso el humo producido por la combustión de cannabis ha sido asociado con trastornos respiratorios y afecciones precancerosas. Pero la ciencia ha demostrado que el humo de la marihuana es mucho más seguro para los pulmones que el del tabaco.

En cualquier caso, no es de extrañar que añadir papelillos quemados a esta mezcla de humos cancerígenos no sea la forma más saludable de consumir marihuana.

Por lo tanto, aunque fumar canutos liados a mano sea una forma sumamente placentera de consumir cannabis, deberías plantearte qué tipo de papeles vas a usar para liarlos.

SUSTANCIAS QUÍMICAS EN LOS PAPELILLOS DE LIAR

Sustancias químicas en los papelillos de liar

Hay que reconocer que la imagen de un porro perfectamente liado y sin ninguna arruga es un hermoso espectáculo, y liar un canuto perfecto puede incluso considerarse una forma de arte.

Sin embargo, esa bonita cubierta blanca alberga un terrible secreto.

Los fabricantes a menudo blanquean sus papeles con cloro para que tengan ese aspecto. Algo muy preocupante, teniendo en cuenta que los consumidores los queman e inhalan el humo de estos productos.

Pero el blanqueo de papelillos con cloro va más allá de la estética, ya que ayuda a que ardan más despacio.

Y lo peor es que las grandes empresas que producen estos peligrosos productos blanqueados tienen una influencia enorme, y se dice que están tratando de centralizar y monopolizar el sector.

Pero puede que el blanqueamiento no sea la única preocupación en lo que respecta a los papelillos de liar y la salud.

Se cree que muchos papeles de liar con colores y sabores, así como los envoltorios para blunts, contienen numerosas sustancias químicas perjudiciales que no son adecuadas para inhalar de forma habitual.

OPCIONES MÁS SALUDABLES

Opciones más saludables

Prender fuego a cualquier papelillo de liar e inhalar su humo no es precisamente una acción saludable, pero algunos productos son mucho más seguros que otros para usarlos de forma habitual.

Muchas empresas se han incorporado al mercado con productos dirigidos a personas que buscan una alternativa más saludable a los papeles de liar blanqueados. Los papeles elaborados al 100% con cáñamo o arroz existen desde hace ya tiempo, y están libres de grandes cantidades de sustancias químicas peligrosas y tóxicas que podrían causar una mala salud y enfermedades.

Pero que estos productos no estén blanqueados no significa que sean de peor calidad. Algunos han sido creados mediante técnicas innovadoras que garantizan que ardan a un ritmo lento y pausado, maximizando el tiempo que dura el porro.

Muchos de estos productos también son muy delgados y sin sabor, lo que significa que el fumador podrá percibir tanto el sabor como el aroma de la variedad elegida, sin que sus placeres sensoriales resulten perjudicados por sustancias desagradables y nocivas.

INCREMENTO EN LA VAPORIZACIÓN

Incremento en la vaporización

A medida que la tecnología avanza y los vaporizadores mejoran, vemos que muchos fumadores modernos optan por vapear.

La vaporización es una forma de consumo más saludable porque expone el material vegetal del cannabis a temperaturas mucho más bajas. De hecho, los vaporizadores no queman la hierba ni generan un humo nocivo.

Un vaporizador calienta el cogollo hasta un punto en el que sus compuestos activos, como los cannabinoides, hierven y se evaporan de la hierba en forma de vapor, en lugar de quemarlos para inhalarlos en forma de humo.

De esta forma, se disfruta de las ventajas de los cannabinoides sin muchos de los inconvenientes del humo.

Además, se ha demostrado que vapear es mucho más sano para la piel del consumidor de cannabis.