10 consejos para disimular un colocón


10 consejos para disimular un colocón

Todos los amantes del cannabis experimentados nos hemos encontrado en la situación de estar fumados hasta las cejas y tener que disimularlo.

Puede que tus padres se presenten de golpe, te llamen para un turno de emergencia en el trabajo, o tengas que salir a hacer una compra de última hora. Sea cual sea la razón, necesitas aparentar sobriedad rápidamente.

Si fumas habitualmente, no será tan fácil que la gente detecte que has estado fumando o tomando comestibles cannábicos. Pero si todavía eres algo novato, los siguientes consejos te pueden ser extremadamente útiles.

1. GAFAS DE SOL

1. gafas de sol

Algunas personas tienden a tener los infames ojos rojos al fumar. Cuando sea posible, lleva gafas de sol para que nadie pueda ver tus ojos enrojecidos.

Si no estás al aire libre, por favor abstente, ya que esto te haría parecer aun más sospechoso que tener los ojos rojos.

2. GOTAS PARA LOS OJOS

Complementando este primer consejo, las gotas oculares pueden ser tus mejores amigas cuando estás colocado.

No solo pueden hacer que tus ojos tengan buen aspecto, ya estés dentro o al aire libre, sino que también es refrescante usar unas gotas cuando tus ojos empiezan a estar tan secos como el desierto del Sáhara.

3. REFRÉSCATE

3. refréscate

Si has estado fumando, habrá partículas de humo en tu ropa, pelo, piel y en tu aliento, y pueden resultar muy evidentes. Este problema puede resolverse fácilmente con una ducha, pero si esto no es posible en el momento, puedes lavarte las manos, los dientes, usar desodorante, crema o una fragancia corporal.

Tampoco es mala idea tener ropa para cambiarte, si es posible.

4. LA MENTE SOBRE LA MATERIA

Quieras o no, cuando estás fumado a veces acabas teniendo que hacer cosas inesperadas. Imagina: acabas de fumarte un buen porro cargado de una índica potente, te has preparado un buen plato de comida y tienes una película lista. Y de repente, aparecen tus suegros o tus vecinos. Mierda.

Probablemente, lo último que querrás en ese momento es sentarte a charlar, pero debes hacerlo. Doble mierda.

Realmente tendrás que buscar en lo más profundo y recordar el poder de "la mente sobre la materia" para reunir la motivación para interactuar. Desde luego es posible.

5. NO TE MUESTRES NERVIOSO

Intentar parecer normal cuando te sientes de todo menos normal, no es tarea fácil. Pero estar nervioso definitivamente no aparenta normalidad, y suele ser una señal obvia de que alguien está fumado. Intenta concentrar tu atención en otra cosa.

6. DEJA DE HABLAR

6. deja de hablar

¿Alguna vez has estado fumado y has empezado a preocuparte por si estás siendo ofensivo, molesto, raro, o lo que dices simplemente no tiene sentido? Bueno, es probable que al menos estuvieras haciendo alguna de estas cosas, si no las cuatro.

La mejor forma de no cometer este tipo de errores y evitar pensamientos como estos es sencillamente mantenerte callado.

Si intentas ser discreto, hablar con desconocidos sobre temas aleatorios probablemente no ayude. Y recuerda, ¡tú eres el único que puede oír tus pensamientos!

7. DÉJALO PASAR

Si has fumado demasiado, es fácil empezar a fijar tu mente en algo y dejar que tus pensamientos se descontrolen. Intenta relajarte y distraerte con otra cosa. Hay quienes dicen que un spinner puede ser de ayuda.

8. OCULTA LAS PRUEBAS

8. oculta las pruebas

Esto no necesita grandes explicaciones. Si intentas ocultar tu colocón, también tendrás que ocultar el bong, la pipa y los filtros.

9. CÁLMATE

9. cálmate

Una de las principales y únicas reglas para ser un porreta es que necesitas relajarte. Si estás asustado por lo fumado que puedas parecer al resto del mundo, simplemente para. Sal fuera, respira hondo e intenta que el colocón sea lo mejor posible.

10. ELABORA UN PLAN

10. elabora un plan

Aunque hacer un plan detallado de cosas que posiblemente tendrías que hacer ese día puede que frustre el propósito de fumar para relajarte, no es tan mala idea hacer una lista breve de posibles tareas a tener en cuenta, por si acaso.

¡Feliz colocón!