Receta de ositos de goma con marihuana


Receta de ositos de goma con marihuana

Los comestibles son una forma perfecta de disfrutar del efecto del cannabis con un delicioso sabor. Y vienen con todo tipo de tamaños y formas, desde galletas a barritas de caramelo hasta hamburguesas con marihuana, pero no hay nada mejor que el sabor dulce y la nostalgia de los ositos de goma con cannabis.

Lo mejor de todo es que además son muy fáciles de preparar. Incluso un principiante será capaz de hacer un lote con relativa facilidad. Los ositos de goma de cannabis también tienen un tamaño pequeño, por lo que son muy discretos y fáciles de ingerir en cualquier momento del día. Asegúrate de no dejarlos olvidados por ahí, ya que son tan discretos que podrían confundirse con dulces de verdad.

Por esta razón, las gominolas de cannabis con forma de osos, animales y personas se prohibieron en el estado de Colorado en el 2016. Con plantas, estrellas, edificios, etc. no hay ningún problema.

Hemos elaborado una breve y sencilla receta de ositos de goma de cannabis, para que puedas hacer este delicioso dulce en la comodidad de tu propio hogar.

Nota: la receta que se proporciona a continuación está basada en una cantidad estimada de marihuana. Te recomendamos que tengas cuidado al calcular la potencia de tus comestibles, sobre todo si eres un consumidor primerizo.

Los comestibles tienden a golpear mucho más fuerte y su subidón dura un poco más que el de la marihuana fumada.

Ingredientes:

Ingredientes:

  • 2/3 de taza de puré de frutas (creemos que las bayas son lo mejor)
  • 1/3 de taza de agua
  • 1 cucharada de zumo de limón
  • 2 cucharadas de miel
  • 3 cucharadas de gelatina
  • 2-3 cucharaditas de tintura de cannabis

Preparación:

En una cazuela grande, combina el puré de frutas, el agua, el zumo de limón y la miel a fuego medio-lento. Mezcla bien.

Añade la tintura de cannabis y 3 cucharadas de gelatina a la mezcla (puedes usar gelatina de sabores, si lo deseas).

Continúa mezclando hasta que tenga una consistencia suave y todos los ingredientes se hayan combinado bien. Retira del fuego y, con un gotero, llena los moldes de silicona.

Mete tus ositos al frigorífico durante al menos 15 minutos, o en el congelador durante 5 minutos. Una vez se hayan endurecido, ya están listos para comer.

Asegúrate de guardarlos en un lugar fresco, seco y seguro.

¡Que aproveche!