Cómo recortar y sanear tus cogollos tras la cosecha


Después de semanas cuidando y cultivando tu cogollo favorito, por fin ha llegado el momento de la cosecha. Ahora empieza la parte divertida en la que disfrutar de los frutos de tu trabajo. Pero antes de hacerlo, hay un último paso que debes dar: recortar y sanear el cogollo.

Este breve vídeo te muestra cómo recortar de forma eficiente la planta recién cosechada usando unas tijeras de podar. Todo depende de la cantidad de cogollo que hayas recogido, pero deberás deshacerte de esas hojas para darle un aspecto limpio y perfecto. Después de lo cual, estará listo para el proceso de secado y curado.