Receta de costillas de cerdo BBQ ahumadas con cannabis


Receta de costillas de cerdo BBQ ahumadas con cannabis

Si conoces el cannabis desde hace tiempo, o si por ejemplo has estado en Ámsterdam, es probable que ya te hayas tomado unos cuantos pastelitos mágicos o brownies de hachís. Pero hoy en día hay comestibles de muchos tipos y formas, por lo que no está de más saber que en el mercado hay cosas para quienes no disfrutan tanto del dulce.

¿Qué te parece una hamburguesa de cannabis? ¿Y unas tortitas? ¿Suenan deliciosas, eh? Quizás no sea la mejor contribución que puedas hacer a la cena anual de Navidad con tu familia, pero seguro que encajan perfectamente en una cena festiva.

Nosotros también estamos cansados de recetas de dulces infusionados con cannabis, así que hemos encontrado algo para los amantes de la carne: costillas de cerdo barbacoa ahumadas con cannabis. Oh sí... cocinar con cannabis.

Nota: las siguientes recetas contienen una cantidad aproximada de marihuana. Recuerda que los comestibles pueden afectarte más fuerte de lo que imaginas, así que escoge la cantidad en base a tu propia experiencia. Es muy recomendable que antes aprendas a calcular la potencia de los comestibles.

COSTILLAS DE CERDO BARBACOA AHUMADAS

¿Quién dice que no puedes disfrutar de unas buenas costillas de cerdo a la barbacoa mientras te vas colocando poco a poco? Esta podría ser la comida copiosa para disfrutar de un relajante domingo por la tarde, si lo que buscas es una sensación única.

Ingredientes:

  • Costillas de cerdo al estilo San Luis (córtales el esternón)
  • Aceite de oliva infusionado con cannabis
  • Sal y pimienta para aliñar
  • Vinagre de sidra de manzana
  • Aderezo a base de un 50% de salsa barbacoa y un 50% de vinagre de sidra de manzana

Preparación:

El primer paso consiste en hacer que tu carne tenga un aspecto más apetitoso, así que deshazte de parte de la grasa que cuelga de los extremos. Al mismo tiempo, comienza a calentar tu parrilla hasta que alcance una temperatura de 135°C.

El siguiente paso es aderezar tu carne cubriéndola por ambas partes con una fina capa de tu aceite de oliva con cannabis. Después de eso ya puedes comenzar a aliñar el cerdo.

A continuación puedes empezar a ahumar tu carne cocinándola a una temperatura más baja, sobre los 107 ºC. Mientras dejas que se vaya cocinando a fuego lento, puedes rociarla con el vinagre de sidra de manzana. Por último, añádele la salsa mientras las costillas se siguen cocinando lentamente en el grill, ya que así tendrán más sabor.

Finalmente, enrolla las costillas boca abajo por el lado de la salsa en un poco de papel de aluminio, y deja que reposen en el horno durante un par de horas más.

Antes de ponerte a zampar, comprueba el punto de cocción insertando un palillo en la carne que hay entre los huesos. Si el resultado es de tu agrado, sirve las costillas y a disfrutar.