¿Tienen las semillas feminizadas más probabilidades de convertirse en plantas hermafroditas?


¿Tienen las semillas feminizadas más probabilidades de convertirse en plantas hermafroditas?

La mayoría de cultivadores a pequeña escala prefieren un cultivo exclusivamente femenino que produzca cogollos sin semillas para fumar, extraer o vaporizar. Por esta razón, las semillas feminizadas de cannabis se han convertido en la norma para muchos cultivadores caseros de todo el mundo.

Al principio, cuando salieron al mercado a finales de los noventa, las semillas feminizadas adquiridas por algunos criadores se transformaron en todo tipo de plantas, desde hembras a intersexuales y hermafroditas. Dada la cantidad de tiempo y cuidados que invierte el cultivador en el desarrollo y mantenimiento de un cultivo, algunos se sienten paranoicos pensando que sus supuestas semillas feminizadas puedan acabar siendo plantas hermafroditas. La duda sigue siendo si las semillas feminizadas se convierten en hermafroditas.

¿QUÉ CAUSA EL HERMAFRODITISMO?

Existen varios factores que influyen en la androginia del cannabis. En primer lugar, las variedades con una genética débil son más susceptibles de contener semillas hermafroditas y, por lo tanto, continuar propagando su linaje genético. Además, las condiciones climáticas extremas y el cambio de ubicación y recursos pueden hacer que las plantas de cannabis hembra desarrollen polinizadores como respuesta a estos estresantes.

De forma parecida, las plantas con flores que no han sido recolectadas a su debido tiempo, producen lo que se conoce como rodelización. Este fenómeno ocurre cuando las plantas hembra concentran toda su energía final en la producción de polen para fertilizar y crear semillas antes de morir.

Los añadidos químicos son otro método a menudo utilizado para "obligar" a las plantas hembra a producir su propio polen. Al rociar las plantas con estas soluciones, como la plata coloidal, comenzarán a polinizar, lo que culminará con la producción de semillas.

CÓMO PRODUCIR SEMILLAS FEMINIZADAS DE CANNABIS

El miedo a cultivar plantas intersexuales sin saberlo, proviene del proceso de cría de semillas feminizadas. Para que este funcione, los criadores obligan a una de las plantas madre hembra a producir sacos de polen que utilizan para fertilizar a la otra hembra. El resultado: semillas completamente feminizadas que producen cosechas más abundantes de cogollos utilizables.

En realidad, las posibilidades de que las semillas feminizadas se conviertan en hermafroditas son muy bajas, ya que los criadores profesionales utilizan la estimulación química para fomentar que las plantas de genética fuerte adopten características intersexuales. Esto se realiza para llevar a cabo con éxito la fertilización entre dos plantas hembra.

MALOS CRIADORES

Aunque es poco probable que debas preocuparte de cultivar plantas intersexuales a partir de un grupo de semillas feminizadas, el pasado nos cuenta una historia muy distinta. Hace décadas, la industria ilegal del cannabis estaba aún menos estandarizada que en la actualidad, lo que se traducía en unas prácticas irregulares de cría.

Incluso hoy en día, los criadores mal informados y poco fiables que no realizan pruebas de garantía de calidad, podrían vender "semillas feminizadas" que acaban siendo plantas autopolinizadoras. No es aconsejable comprar semillas de criadores que carezcan de credibilidad en cuanto a la venta de genes fuertes.

SIGNOS DE HERMAFRODITISMO

SIGNOS DE HERMAFRODITISMO

En caso de que ya hayas comprado una bolsa y no estés seguro de si contiene hermafroditas, aquí tienes algunos indicios físicos que debes vigilar.

Sacos pequeños de polen, que hacen que las flores produzcan semillas, haciendo que no sean aptas para su consumo. También se pueden reconocer por el montón de polen que derraman sobre las flores y hojas de más abajo. Los estambres, o "plátanos", son otro signo de que podrías estar cultivando una hermafrodita por autopolinización.

Las señales de que una planta es hermafrodita pueden ser difíciles de reconocer si no las estás buscando. La planta hembra continúa desarrollando cogollos a la vez que los polinizadores producen semillas. Estar seguro de que toda tu cosecha hembra va a producir sinsemilla requiere de mucho esfuerzo.

Los sacos de polen son más fáciles de ver a simple vista, pero los estambres son más pequeños y finos. A veces, también parecen tener un color verde lima que los camufla entre el resto de la planta. Aunque tanto los sacos de polen como los estambres se pueden eliminar, lo más probable es que ya hayan estado polinizando durante algún tiempo, por lo que será demasiado tarde para salvar tu cosecha.

CÓMO EVITAR CULTIVAR HERMAFRODITAS

El mejor protocolo a seguir para evitar el cultivo de hermaforditas es comprar semillas de un criador de confianza. Dado que las semillas feminizadas están disponibles en todos los bancos de semillas online de renombre, no tendrás problemas con el sexo de tus plantas.

Si ves que tus plantas hembra han desarrollado polinizadores, inspecciona el resto de forma inmediata para ver si presentan signos de polinización. Darte cuenta de que has cultivado plantas intersexuales puede ser muy frustrante, pero recuerda: las hermafroditas son esenciales para la creación de semillas feminizadas. Además, en el futuro, serás más consciente de cómo y cuándo buscar señales de hermafroditismo.