Cultivar marihuana sin pagar electricidad, con energía eólica o solar


Cultivar marihuana sin pagar electricidad, con energía eólica o solar

Muchos cultivadores de marihuana querrán instalar placas solares en su casa en la ciudad, para poder tener independencia energética y también ganar dinero vendiendo el exceso de producción.

Otros cultivadores tal vez busquen una casa en algún lugar remoto del campo, con un estilo de vida usando energías renovables, recolectando agua de lluvia y haciéndose una huerta. Y otros cultivadores simplemente quieran cultivar con discreción, asegurándose de que su consumo energético no haga saltar las alarmas de las autoridades.

Cultivar marihuana desconectado de la red eléctrica ofrece múltiples beneficios, y bien podría ser el objetivo de muchos cultivadores avispados. La energía eólica y la solar son fuentes de energía renovables y respetuosas con el medio ambiente, y pueden usarse para proporcionar energía a luces, estufas, humidificadores, ventiladores e incluso hogares enteros. Así que, ¿por qué no para cultivar marihuana? Aunque estas opciones tengan un elevado coste de instalación, con el tiempo te proporcionarán independencia energética.

Sea cual sea tu objetivo en la gama de opciones desconectadas de la red eléctrica, probablemente implique usar energías renovables y comportará beneficios más allá del cultivo de marihuana. Realmente es una situación win-win, en la que ganamos todos.

Algunas personas se cuestionarán si realmente es posible cultivar marihuana sin consumir de la red. La respuesta es sí, es totalmente posible. Pero existen una serie de pros y de contras.

La principal ventaja es que con el tiempo podrías tener independencia energética, e incluso vender el exceso de energía a la red para equilibrar tu saldo. La principal desventaja es el coste inicial del montaje, aunque a largo plazo probablemente ahorres dinero. No es algo que te proporcione una gratificación inmediata, pero con paciencia la gente tiene éxito y consigue cultivar cannabis sin conexión a la red eléctrica.

OPCIÓN PARA ENERGÍA SOLAR

Opción para energía solar

La energía solar es una opción excelente si estás pensando cultivar marihuana desconectado de la red. La energía solar es abundante y se basa en convertir la luz emitida por el sol en electricidad. La luz y el calor radiados por el sol pueden aprovecharse usando piezas de tecnología modernas como las placas fotovoltaicas.

Es cierto que el coste inicial de montar las placas solares no es barato. Los cultivadores tendrán que invertir en numerosas placas, así como baterías para almacenar la energía producida. Cuanto más grande sea el cuarto de cultivo, más placas serán necesarias, por lo que el coste general del proyecto aumentará. El coste para proporcionar energía a una habitación de tamaño medio podría rondar aproximadamente los 12.000 euros.

Las baterías por sí solas ya son caras; la batería Powerwall de Tesla cuestan miles de euros. Pero no dejes que estos precios te hagan cambiar de idea. Si cultivas a gran escala y tienes dinero para invertir, tras la compra inicial gastarás muy poco, o prácticamente nada, en electricidad. De hecho, si cultivas a gran escala es posible que, tras solo unos años, ya hayas amortizado la inversión y empieces a ahorrar dinero. Y lo que es más, si tu sistema empieza a generar un exceso de energía, puedes venderla a la red.

Si te preocupa cambiar totalmente a placas solares debido a falta de experiencia, es posible montar un sistema híbrido que combina la energía solar con la energía de la red eléctrica.

En el Estado español, desafortunadamente se aprobó el Decreto de autoconsumo, más conocido como el impuesto al sol. Este impuesto solo se aplica cuando la instalación solar está conectada a la red eléctrica, ya que existe la opción de vender la energía sobrante a la red. Es decir, si estás aislado, y tu instalación solar está desconectada de la red eléctrica, este impuesto no te afecta.

ENERGÍA EÓLICA

Energía eólica

Usar energía eólica a través del uso de turbinas es otra forma excelente de producir energía y dejar de depender de la red eléctrica. La energía eólica es una fuente de energía renovable, eficiente y muy usada, pero obviamente también dependerá de las condiciones climatológicas.

Las turbinas eólicas que muchos conocemos son los enormes gigantes de metal que se alzan sobre las ciudades y los océanos. Las turbinas consisten en unas aspas conectadas a un generador, que giran impulsadas por el viento. Estos molinos pueden generar grandes cantidades de energía, pero tienen un coste enorme. No obstante, esta tecnología puede simplificarse, y se pueden comprar modelos más pequeños que pueden instalarse sobre el terreno. Muchos de estos aparatos ofrecen un alto rendimiento energético y son muy fiables, sin generar demasiado ruido.

La posición y el lugar donde se coloquen las turbinas son factores clave para optimizar su rendimiento. La velocidad del viento puede variar enormemente de un lugar a otro, así que es importante colocarlas en el lugar adecuado, para poder obtener la energía necesaria para tu habitación de cultivo y mantener felices a tus plantas. Escoge una ubicación lejos de árboles o otros obstáculos que puedan interferir el flujo de aire necesario para impulsar las aspas. Las turbinas de buena calidad pueden durar un par de décadas, siempre y cuando reciban el mantenimiento adecuado.

Una de las principales ventajas de la energía eólica es el coste relativamente bajo de las turbinas, sobre todo comparado con las placas solares. El mayor inconveniente es encontrar una buena ubicación en tierras a las cuales tengas acceso. Las turbinas pueden ser más dificiles de esconder si quieres mantener tu ubicación en secreto.

Combinar la energía eólica con la solar permite cargar las baterías en condiciones climáticas variables, para poder proporcionar energía a luces, calentadores y humidificadores de tu zona de cultivo.

CULTIVAR MARIHUANA RESPETANDO EL MEDIO AMBIENTE

El beneficio económico y ahorrar dinero no son las únicas ventajas de cambiar a un sistema de energía solar o eólica. También es una gran opción para la naturaleza. No es ningún secreto que el abuso mundial de combustibles fósiles, energías sucias, y fuentes no renovables aumentan los niveles de contaminación y contribuyen a la destrucción del medio ambiente.

Cultivar 1 kg de marihuana produce hasta 4,3 toneladas de CO₂. Esto es un coste demasiado elevado para una pequeña cantidad de cogollos, así que hacer el cambio será por el bien de todos.