Cómo hacer aceite de oliva con marihuana


Cómo hacer aceite de oliva con marihuana

La mantequilla de cannabis es una forma interesante, aunque anticuada, de usar marihuana en la cocina, pero el aceite de oliva con cannabis es una alternativa más saludable.

Durante la última década, hemos sido testigos de importantes avances tecnológicos, y este progreso también se refleja en el sector del cannabis. Se acabaron los días de concentrados difusos y métodos cuestionables, la tecnología del CO₂ es la técnica ideal para elaborar los extractos de cannabis más puros y deliciosos.

La extracción con butano también es un método muy popular que se utiliza para crear diversos concentrados, como el famoso shatter.

Produce excelentes resultados, pero si no se hace correctamente, podría suponer un peligro tanto para el productor como para el consumidor.

Los extractos son muy populares en el mercado actual del cannabis, pero hay otro método de extracción que apenas se ha explotado: el aceite de oliva.

Obviamente, el aceite de oliva no se fuma, lo que podría ser el motivo de que haya quedado relegado a un segundo plano. Pero lo mejor es que es seguro, sano y económico. Además, en lo que respecta a los comestibles, no hay nada más versátil que el aceite de oliva.

EL ACEITE DE OLIVA ES BUENO PARA LAS EXTRACCIONES

A pesar de su simplicidad, una investigación realizada en la Universidad de Siena, Italia, demuestra que el aceite de oliva es uno de los solventes más eficaces para la extracción del espectro completo de cannabinoides. Según el estudio, el aceite de oliva (junto con el etanol) es sumamente eficaz para extraer todos los cannabinoides y terpenos de la planta.[1]

Cuando se usa este aceite, se filtra menos clorofila en el producto final, lo que lo convierte en el método de extracción más idóneo que existe. "El aceite de oliva es la mejor opción para la preparación de aceites de cannabis con el fin de automedicarse", concluye el estudio. "El aceite de oliva es barato, no es inflamable ni tóxico, y solo hay que calentarlo hasta el punto de ebullición del agua".

Nota: La siguiente receta está elaborada con una cantidad estimada de marihuana. Recuerda que los comestibles tienen un efecto más fuerte de lo esperado, así que calcula la dosis según tu propia experiencia. Se recomienda aprender primero a calcular la potencia de los comestibles.

RECETA DE ACEITE DE OLIVA CON CANNABIS

Receta de aceite de oliva con cannabis

Ingredientes:

  • 1 taza (7 gramos) de flores trituradas de cannabis
  • 1 taza de aceite de oliva virgen (en lugar de aceite de oliva, también puedes usar aceite de coco; el de oliva es, con diferencia, la elección más nutritiva en cuanto a aceites de cocina. Pero el aceite de coco tiene un sabor suave, por lo que también se puede utilizar en la mayoría de recetas)

Utensilios:

  • Colador o estopilla
  • Grinder (NO utilices una batidora ni un molinillo de café, ya que destruirás la flor, un grinder normal es suficiente)
  • Olla de cocción lenta, cazuela o baño maría

Preparación:

Tritura la hierba, pero no tanto como para que los trozos pasen por el colador. Puedes utilizar toda la planta o solo las flores.

Combina el aceite de tu elección y el cannabis triturado, y cuece a fuego lento durante unas horas, revolviendo de vez en cuando. El tiempo de cocción dependerá de los utensilios que uses.

Esta cocción prolongada es básicamente el proceso de descarboxilación, que significa que el THC se activa y extrae sin quemar las sustancias que hacen que te coloques.

Si utilizas una olla de cocción lenta, ponla a fuego lento durante 4-6 horas. Si vas a hacerlo al baño maría, unas 6-8 horas. Y si usas una simple cacerola, tendrás que dejar cocer alrededor de 3 horas, pero revolviendo con frecuencia para que no se queme.

Nota: independientemente del método que elijas, la temperatura del aceite no debe sobrepasar los 118°C, o de lo contrario el THC se quemará y solo te quedará aceite.

Deja enfriar y cuela el aceite. Si utilizas una estopilla, NO la exprimas, o añadirás más clorofila al aceite y afectará a su sabor.

Guarda el aceite en un recipiente hermético. Este producto durará unos dos meses en un armario o una despensa, y tres o más en el frigorífico.

¡A disfrutarlo!

Referencias

  1. ^ Cannabis Med, Cannabis Oil: chemical evaluation of an upcoming cannabis based medicine, recuperado November-05-2018
    Enlazar