Usar sales de Epsom en tu plantación de cannabis


Usar sales de Epsom en tu plantación de cannabis

Quizás pueda resultar sorprendente para algunos, pero las sales de Epsom pueden jugar un papel fundamental en un cultivo de cannabis, al garantizar que las necesidades nutricionales de las plantas se satisfacen, previniendo así carencias que podrían dañarlas o como mínimo privarlas de alcanzar su potencial máximo en términos de cosechas abundantes y de gran calidad.

Sales de Epsom es el nombre con el que comúnmente se conoce el sulfato de magnesio. Es decir, pueden aportar a tus plantas de cannabis dos sustancias vitales para una salud óptima, que obviamente son el magnesio y el azufre. Por esta razón, las sales de Epson son especialmente interesantes cuando las plantas de cannabis comienzan a presentar deficiencias de estos nutrientes.

Primero veremos cómo aplicar las sales de Epsom en tu cultivo de hierba cuando sea necesario. También exploremos las ventajas del magnesio y el azufre que las sales de Epsom proporcionan y cómo se manifiestan las carencias.

USO DE LAS SALES DE EPSOM

Añadir sales de Epsom al medio de cultivo de tus plantas es sencillo. Una forma de hacerlo es echar una cucharilla de sales de Epsom en 4 litros de agua, que se pueden pulverizar o incorporar al depósito de agua de tus plantas. Las sales de Epsom también se pueden mezclar con el sustrato antes de plantar tu hierba para enriquecerlo con magnesio y azufre.

¿POR QUÉ NECESITA MAGNESIO TU CULTIVO DE HIERBA?

El magnesio es esencial en el proceso de la fotosíntesis, y sin él, el pigmento verde de las hojas de tus plantas de marihuana, la clorofila, no será capaz de absorber energía del sol, que luego se convierte en glucosa para garantizar la supervivencia de la planta.

El magnesio también es un nutriente esencial para las plantas, porque aporta estabilidad a la membrana celular. Este elemento también tiene que estar presente en el sustrato desde las primeras etapas de la vida de la planta, ya que contribuye a la germinación de las semillas.

DEFICIENCIA DE MAGNESIO

La deficiencia de magnesio tiene diversas manifestaciones en las plantas de cannabis. Los bordes de las hojas pueden volverse amarillos o presentar tonos de verde más oscuros o manchas marrones.

¿POR QUÉ LAS PLANTAS NECESITAN AZUFRE?

El azufre es otro nutriente importante, que juega un papel fundamental en la formación de clorofila, contribuyendo de esta forma al proceso de la fotosíntesis. Las plantas también utilizan el azufre para producir proteínas y vitaminas esenciales, así como para protegerse frente a enfermedades.

DEFICIENCIA DE AZUFRE

Una deficiencia de azufre se identifica porque las hojas se vuelven amarillas y, en ocasiones, los cogollos se podrían incluso morir.