8 razones para cultivar marihuana orgánica


8 razones para cultivar marihuana orgánica

La marihuana se suele etiquetar como una "droga natural". Si bien proviene de una planta, gran parte del cannabis convencional ha sido expuesto a más sustancias químicas que las que creen saber los consumidores.

Por suerte, el cultivo orgánico o ecológico se ha vuelto cada vez más popular en los últimos años, incluso en el mundo cannábico. En la actualidad, cada vez más cultivadores buscan alternativas naturales para fertilizar el suelo y proteger sus plantas contra plagas y enfermedades.

Si ya has estado pensado en cultivar tu propia hierba orgánica, no lo pospongas más. Te enumeramos 8 razones por las que deberías cultivar marihuana orgánica.

1. TENDRÁS COGOLLOS CON MEJOR SABOR Y AROMA

Es simple: las plantas de cannabis de cultivo orgánico producen mejor hierba.

Los productos orgánicos, como las frutas y verduras, por ejemplo, son reconocidos por tener un mejor sabor y también ser más nutritivos. Lo mismo sucede con la hierba orgánica.

Quien haya tenido la suerte de probar cannabis orgánico habrá notado una gran diferencia en el sabor y el aroma. Las plantaciones orgánicas dependen de un suelo rico y de calidad para poder producir plantas sanas y grandes cosechas.

Este suelo ayuda a proporcionarles a las plantas nutrientes naturales de alta calidad y les permite producir buenas cosechas. Cuando se cosecha cannabis, los resultados son plantas fuertes y sanas con flores de sabor y aroma deliciosos.

2. OBTENDRÁS COSECHAS MÁS GRANDES

OBTENDRÁS COSECHAS MÁS GRANDES

Otro gran beneficio de cultivar cannabis orgánico es el potencial de obtener cosechas más grandes.

Los cultivadores de cannabis suelen creer que no tienen otro remedio que recurrir a fertilizantes, medios y nutrientes convencionales para poder sacar provecho de sus plantas. Sin embargo, esto no es necesariamente real.

De hecho, los cultivadores orgánicos suelen disfrutar de cosechas iguales, o mejores, con sus plantas. En las condiciones correctas, las plantas de cultivo orgánico pueden producir cosechas abundantes.

Si eliges cultivar tus plantas de forma orgánica, simplemente estás eligiendo invertir el tiempo para crear un microentorno para que vivan y crezcan. Si ese entorno es vibrante y rico, tus plantas producirán grandes cosechas.

Sin embargo, si este entorno no es tan bueno como cabría esperar, es posible que tus cosechas sean sustancialmente más pequeñas. Durante un largo tiempo, esta fue una de las razones principales por la que los cultivadores no elegían el cultivo ecológico.

No obstante, los fertilizantes, medios de cultivo y aditivos orgánicos disponibles en el mercado han mejorado mucho en los últimos años, por lo que es mucho más fácil producir una plantación orgánica sana y rica en casa, mientras se obtienen grandes cosechas.

3. DISFRUTARÁS DE COGOLLOS MÁS POTENTES

Las frutas y verduras orgánicas se consideran más nutritivas que los productos corrientes. Del mismo modo, el cannabis orgánico puede ser igual de potente, o más, que la hierba cultivada de modo convencional.

Recuerda, el cannabis es como cualquier otra planta: tiene necesidades complejas que debes satisfacer para que la planta crezca bien. Lamentablemente, las soluciones fertilizantes y los medios de cultivo convencionales satisfacen estas necesidades de una forma muy básica.

La mayoría de las soluciones fertilizantes convencionales solo contienen 3 ingredientes principales: nitrógeno, fósforo y potasio. Estos tres son los nutrientes básicos necesarios para mantener con vida a las plantas de cannabis (y muchas otras plantas).

Si bien estos nutrientes van más allá de mantener con vida a tus plantas, no ofrecen una nutrición completa.

Como mencionamos anteriormente, las plantaciones orgánicas se desarrollan sobre suelos ricos y de alta calidad. Los nutrientes del suelo no se reducen simplemente a la mezcla básica de nitrógeno, fósforo y potasio.

En cambio, si se utiliza compost u otros fertilizantes naturales, añades muchos otros nutrientes al sueño y creas un entorno más completo para las plantas.

Algunos de estos nutrientes son los siguientes:

  • Calcio
  • Azufre
  • Magnesio
  • Manganeso
  • Boro
  • Cobre
  • Zinc
  • Molibdeno
  • Hierro

El material y los fertilizantes orgánicos suelen contener cantidades mínimas de varios de estos nutrientes (y muchos otros) que ofrecen a tus plantas un medio de cultivo más equilibrado. Finalmente, esto permite aprovechar mejor tus plantas y obtener cogollos más potentes.

4. TENDRÁS UN MEJOR SUELO

TENDRÁS UN MEJOR SUELO

En plantaciones no orgánicas, el suelo suele considerarse poco más que un "medio" para sostener tus plantas hasta la hora de la cosecha. Cuando se cultiva de forma orgánica, el suelo es una parte valiosa de la plantación.

Es muy común entre cultivadores tradicionales deshacerse del suelo al final de la cosecha y colocar suelo nuevo cada temporada. Esto se debe a que las prácticas de cultivo convencionales no tienen como objetivo mejorar la calidad del suelo a largo plazo. En cambio, el suelo de las plantaciones no ecológicas tiende a servir de espacio estéril temporal para tus plantas.

No obstante, los suelos orgánicos sirven como ecosistemas complejos que mejoran la salud general de tu plantación temporada tras temporada. Esto se debe a que los suelos orgánicos tienden a tener microbiomas más ricos que el suelo regular.

El microbioma de un suelo se refiere a la comunidad de microorganismos que viven en el suelo. Estos incluyen bacterias, hongos e incontables organismos minúsculos que viven y contribuyen al ecosistema del suelo.

Cultivar cannabis (o cualquier otra planta) en suelo orgánico con un microbioma rico tiene muchos beneficios. Como ya mencionamos, la complejidad permite que las plantas se desarrollen, produzcan cosechas más grandes y potentes, y flores con mejor sabor y aroma.

Es más, puedes utilizar el mismo suelo durante años. A medida que continúas desarrollando el ecosistema del suelo, básicamente ayudas a mejorar la salud general de toda la plantación.

5. APORTARÁS TU GRANO DE ARENA AL CUIDADO DEL MEDIOAMBIENTE

Los beneficios de cultivar hierba orgánica van más allá de la potencia o el tamaño de tus cosechas y la salud de tu plantación. El cultivo orgánico también tiene un impacto positivo sobre el medioambiente del entorno.

Un problema frecuente de las plantaciones no orgánicas es la erosión del suelo. Si bien la erosión del suelo es, en realidad, un proceso natural que afecta a todo tipo de tierras, las prácticas de cultivo modernas la empeoran.

La capa superior del suelo es la parte más valiosa del suelo, ya que posee mucha materia orgánica, fertilidad y vida. Ya sea debido a la lluvia, el viento o a prácticas como el labrado, la capa superior del suelo suele erosionarse y, finalmente, queda un suelo de menor calidad.

Al cultivar de forma orgánica y dedicar tiempo a construir un suelo enriquecido y complejo, ayudas a prevenir la erosión del suelo, aunque sea a pequeña escala.

Cultivar hierba orgánica también ayuda a preservar la calidad del agua de tu zona. Las sustancias químicas de los fertilizantes, las soluciones de nutrientes y los plaguicidas o herbicidas que se utilizan en las plantaciones no orgánicas pueden afectar gravemente la calidad del agua.

Cuando se aplican a las plantas, cantidades mínimas de estas sustancias químicas pueden ingresar al suministro de agua local, del que consumen otras plantas, animales e incluso personas.

Si utilizas solamente productos orgánicos y biodegradables en tu plantación, ayudas a prevenir este problema y preservar la pureza del agua.

Obviamente, el impacto que causas en el medioambiente es relativo al tamaño de tu cultivo. Si solo tienes algunas plantas, el efecto sobre el medioambiente será menor que el de un cultivador comercial.

Sin embargo, no dejes que eso te desanime; cuando se trata de preservar el medioambiente, todo cuenta.

6. ¡AHORRARÁS DINERO!

¡AHORRARÁS DINERO!

Esto puede parecer descabellado, pero es real. Cultivar hierba orgánica puede ayudarte a ahorrar dinero.

Recuerda que cultivar hierba orgánica se trata de un enfoque más holístico de construir y mantener tu plantación. Mientras que los cultivos convencionales se enfocan en objetivos a corto plazo (por ejemplo, producir una cosecha abundante), los cultivos orgánicos buscan soluciones más a largo plazo que acabarán ahorrándote dinero.

Sí, un cultivo ecológico puede parecer mucho trabajo. Al fin y al cabo, construir un suelo enriquecido para tu plantación sin la ayuda de fertilizantes químicos y soluciones de nutrientes lleva tiempo e incluye procesos de trabajo intensivos, como la preparación de compost, fertilización, etc.

Sin embargo, con el tiempo verás que vale la pena. Cuando tu suelo esté en las condiciones adecuadas, por ejemplo, podrás dejar de comprar soluciones de nutrientes y fertilizantes que suelen ser bastante caros. Además, en el caso de plagas o infecciones, verás que las soluciones más orgánicas (como el aceite de neem) son menos costosas e igual de eficaces.

7. TE ACERCARÁS A LA NATURALEZA

Aunque cultivar hierba siempre es emocionante, se puede volver un poco aburrido y repetitivo si solamente utilizas fertilizantes y soluciones de nutrientes preparadas previamente, etc. Tener una plantación orgánica mejorará tu experiencia de cultivo, ya que satisfacer las necesidades de tus plantas utilizando alternativas naturales será un desafío.

Al hacerlo, es probable que empieces a prestar más atención a tus plantas y a observar con más detalle su respuesta al entorno que estás creando para ellas. A su vez, construirás gradualmente un conocimiento más complejo y diverso sobre cómo funciona el mundo natural en lugar de simplemente saber qué fertilizantes utilizar en cada etapa de vida de tu planta.

8. DISFRUTARÁS DE UN HUMO MÁS LIMPIO Y DE MEJOR CALIDAD

 DISFRUTARÁS DE UN HUMO MÁS LIMPIO Y DE MEJOR CALIDAD

Finalmente, la razón principal por la que deberías tener un cultivo orgánico es para disfrutar de cannabis de mejor calidad y más puro.

La hierba se suele etiquetar como "natural" cuando se compara con otras drogas más elaboradas. Lamentablemente, aunque no hay duda de que los cogollos salen de una planta, la forma en que se cultiva esa planta no siempre es natural.

Los cultivadores de marihuana convencionales utilizan una amplia variedad de sustancias químicas a lo largo del ciclo de vida de sus plantas. Independientemente de que las plantas hayan sido bien tratadas o purgadas, algunas de esas sustancias terminarán en tus pulmones cuando fumes.

Así que, si obtener un producto natural y puro es importante para ti, es hora de que empieces a preparar tu propia plantación orgánica.