¿Fumar marihuana puede volverte gay? Los mitos del cannabis desmentidos


¿Fumar marihuana puede volverte gay? Los mitos del cannabis desmentidos

La idea de que consumir cannabis puede cambiar la orientación sexual lleva rondando largo tiempo. Hoy en día, esta idea se usa mucho en campañas de legalización, por parte de quienes aun se oponen a la reforma cannábica. Pero estas afirmaciones no son ciertas. Solo se trata de noticias falsas.

Existen algunas leyendas urbanas sobre marihuana que son ridículas. Pero hay algunas son como los zombis: simplemente nunca mueren.

La idea de que los cannabinoides pueden influenciar la orientación sexual es una de ellas. Existen historias sobre variedades de cannabis que “te vuelven gay”. Para un cierto grupo de fumadores, estas historias pueden inicialmente parecer preocupantes y alarmantes. Pero aquí van las buenas noticias: es una tontería. No te lo creas. No hay absolutamente ninguna evidencia científica o de ningún tipo. Consumir cannabis no cambia, ni puede cambiar, la orientación sexual.

Hay varios temas comunes que rondan esta idea totalmente estúpida. La mayoría de ellos se basan en el supuesto de que “la marihuana es mala”. Por no mencionar, que aquellos que la consuman se volverán personas “malas” o “inmorales”. Mira el argumento de la película “Reefer Madness” o los comentarios públicos de muchas personas del Departamento de Justicia Americana, tanto ahora como históricamente.

¿Pero por qué esta idea tiene tanta fuerza para quedarse? ¿Y por qué la gente sigue creyéndoselo?

LOS ESTEREOTIPOS DE LA PROHIBICIÓN TARDAN EN MORIR

Los estereotipos de la prohibición tardan en morir

La idea de que “la marihuana te vuelve gay” es de hecho la unión de unos cuantos conceptos por la prohibición, fusionados en uno. Más o menos como si fuera un porro anti-legalización. El primero es que fumar te cambia, de forma automática. O te convierte en una mala persona. O te provoca una enfermedad mental. Y aquí esta el primer cruce. La homosexualidad también se definía como “enfermedad mental” en EE.UU. hasta la década de los 70. Por lo tanto, obviamente, en consecuencia, etc.

La conexión entre los derechos por los homosexuales y los derechos por la legalización es muy fuerte políticamente. En la década de los 80 estos estereotipos fueron de nuevo amplificados durante la crisis del SIDA. Que, por supuesto, afectaba predominantemente a hombres gais. Y además, la comunidad gay rápidamente recurrió a la marihuana como una de las medicinas anti-virales y anti-nauseas más efectivas del momento. Los hombres gais utilizaban una medicina estigmatizada para tratar una enfermedad repudiada. Esto no ayudó mucho.

En los años 90, los activistas por los derechos de los homosexuales y los activistas por el derecho a la marihuana medicinal se unieron con éxito para cambiar la ley de la marihuana medicinal en California. Pero esta unión no duró mucho.

En la primera década del s.XXI, los derechos de los homosexuales y los derechos del cannabis literalmente dividieron los EE.UU. por el medio. De hecho, Colorado fue el primero en votar que los matrimonios entre personas del mismo sexo fueran ilegales. Después, los votantes legalizaron el cannabis.

Ya que la legalización formalmente empezó en los EE.UU. en particular, este viejo dicho ha vuelto. La idea de que “el THC te vuelve gay” se ha usado en varias campañas de estado, incluyendo a Florida, conocida como uno de los estados pendulares más importantes en todas las elecciones nacionales de este siglo.

NO HAY PRUEBAS CIENTÍFICAS DE QUE LA MARIHUANA TE VUELVE GAY, ¿EN SERIO?

Así es. No hay ninguna evidencia científica. Los cannabinoides no pueden cambiar tu preferencia sexual.

Existen algunas evidencias de que los cannabinoides pueden tener un impacto en los niveles y la producción de estrógenos, tanto en hombres como en mujeres. Pero esto no ha parado las historias de miedo. ¿La más popular y reciente? Fumar marihuana provoca ginecomastia, el engrandecimiento de las glándulas mamarias de los hombres. No, no lo hace. Y aquí está el motivo por el que esta idea es aun más ridícula: los cannabinoides y el sistema endocannabinoide regulan el motor metabólico del cuerpo. La ginecomastia está causada por un desequilibrio hormonal.

El cannabis puede potenciar la sexualidad y el deseo sexual por ambos sexos, pero esto es otra historia. La exploración sexual al usar cannabinoides no es nada nuevo. Pero no hay ninguna prueba de que fumar porros haga que de repente desees a los hombres en lugar de las mujeres, o viceversa.

LA MARIHUANA GAY Y LAS FALSAS NOTICIAS

La marihuana gay y las falsas noticias

¿La novedad y el giro más reciente en esta historia? Existen historias sobre “variedades de cannabis asesinas” que convierten a la gente en homosexual. De tanto en tanto, estas ideas son populares en la blogosfera. Suelen estar asociadas, sobre todo en EE.UU., a campañas por la legalización. Una vez detectas los errores, el resto de cuestiones inmediatamente se vuelve aparente.

El primar paso es comprobar los credenciales de las personas que citan. Al contrario de lo que menciona el artículo, Michele Leonhart nunca fue la jefa de las operaciones de la DEA (Administración para el Control de Drogas) en Denver, pero fue la jefa de la DEA federal durante el mandato de Obama. Fue despedida tras múltiples escándalos.

Y, por supuesto, no existe ninguna variedad llamada “HomoKush 69.”

Considerándolo todo, es bueno recordar que está bien ser homosexual. ¿Puede el cannabis convertirte en homosexual? ¡De ninguna manera!