Las fases lunares y el cannabis: usa la luna para mejorar tu cultivo


Las fases lunares y el cannabis: usa la luna para mejorar tu cultivo

La luna afecta a la vida en la tierra de diversas formas. Puede afectar los hábitos de reproducción de animales, las mareas del océano, e incluso el ciclo menstrual de las mujeres.

Una antigua rama de la agricultura (practicada por pueblos indígenas, como los nativos americanos) conocida como agricultura lunar, se centra en cómo la luna puede afectar el crecimiento, desarrollo y la cosecha de las plantas y cultivos. En concreto, la agricultura lunar se basa en el seguimiento de un calendario lunar, para poder incrementar la salud y el rendimiento del jardín.

Actualmente, los cultivadores de cannabis modernos están readoptando estas antiguas técnicas, para descubrir que prestando mayor atención a la luna y a su órbita mensual alrededor de la tierra, son capaces de producir mayores cosechas y de mayor calidad.

¿QUÉ ES LA AGRICULTURA LUNAR?

La agricultura lunar es una antigua practica agrícola que implica plantar ciertos cultivos en momentos diferentes, según la posición de la luna en su órbita mensual alrededor de la tierra. Es una técnica que ha sido practicada por agricultores de todo el mundo durante siglos.

No queremos entrar en detalles muy técnicos sobre astrología, pero es importante tener un conocimiento básico sobre la órbita de la luna, para poder entender mejor la teoría tras este método.

La luna tarda aproximadamente 27 días en dar la vuelta a la tierra. En este período, nuestro satélite pasa por cada uno de los 12 símbolos del zodíaco. Al igual que la atracción gravitatoria de la luna provoca las mareas, los agricultores sugieren que también puede afectar el porcentaje de germinación de las semillas, así como la cantidad y calidad de la cosecha.

Las dos principales teorías de la agricultura lunar son:

  • Las plantas que tengan flores o frutos por encima del nivel suelo deberían plantarse en fase de luna creciente (de luna nueva a luna llena).
  • Las plantas que producen por debajo del suelo, así como las flores bianuales y perennes, deberían plantarse durante la fase de luna menguante (cuando va de luna llena a nueva).

Algunos agricultores también sugieren que la atracción gravitatoria de la luna puede afectar el nivel de humedad del suelo, al atraer la humedad más cerca de la superficie, con lo que aumenta la probabilidad de que las semillas puedan germinar correctamente.

Finalmente, otros agricultores también prestan atención al pase de la luna a través de las constelaciones del zodiaco. Los signo del zodiaco se relacionan con los 4 elementos; por ejemplo, se considera que Capricornio es un elemento de tierra.

Aquí una lista de los signos del zodiaco según el elemento asociado:

  • Cáncer, escorpio, y piscis = agua
  • Géminis, libra y acuario = aire
  • Tauro, virgo, y capricornio =tierra
  • Aries, leo y sagitario = fuego

Los agricultores que utilizan estos métodos sugieren sembrar las semillas cuando la luna pasa por ciertas constelaciones del zodiaco, especialmente las asociadas a agua y tierra, para obtener así una buena cosecha. Por otro lado, se cree que plantar en constelaciones asociadas al fuego puede producir cosechas inferiores.

¿CÚALES SON LOS BENEFICIOS DE PLANTAR SEGÚN LA LUNA?

Quienes cultivan según las fases lunares creen que seguir y estudiar el ciclo lunar les permite tener una mejor comprensión de cuándo plantar ciertas semillas.

Esto les permite tener un mejor control sobre sus plantas, y mejorar la cantidad y calidad de sus cosechas.

Así que ahora ya sabes algo más sobre la agricultura lunar y cómo funciona. Aquí te explicamos algunas formas de aplicar los principios de la agricultura lunar a tu plantación de marihuana.

GERMINA TUS SEMILLAS EN LUNA LLENA

GERMINA TUS SEMILLAS EN LUNA LLENA

Como ya hemos mencionado, los agricultores lunares sugieren que la atracción gravitatoria de la luna puede afectar el porcentaje y la rapidez de germinación de las semillas, al afectar a la humedad del suelo.

Para aprovechar esta situación, se recomienda sembrar las semillas en luna llena. Se cree que en ese momento la luna atrae la humedad cerca de la superficie del suelo, que es exactamente donde vas a sembrar tus semillas. También se cree que en esta fase lunar las semillas pueden absorber más humedad.

Las semillas de cannabis necesitan bastante humedad para poder germinar, y aprovechar la luna llena es una forma natural de darles las mejores condiciones posibles.

CONOCE TUS LUNAS

Las culturas antiguas, como los nativos americanos, observaban la luna para poder controlar el paso del tiempo. Para esto, las tribus comenzaron por dar nombre a las 12 lunas del año según ciertas actividades o cambios estacionales que percibían a su alrededor.

Por ejemplo, la luna llena de febrero se conocía como la luna de nieve o del hambre, retratando las intensas nevadas de esta época del año y las dificultades de las tribus para cazar o recolectar alimentos. La luna llena de abril, en cambio, se denominó luna rosa al coincidir con la aparición del musgo rosa, que suele ser una de las primeras flores de primavera.

Para los cultivadores de cannabis, probablemente las lunas más importantes sean la de abril/mayo (conocidas como la luna rosa y la luna de las flores, respectivamente), y las lunas de la cosecha en septiembre/octubre. Estudiar las diferentes lunas te ayudará a controlar el período de floración durante los años y las diferentes fases de crecimiento de tus plantas.

Ten en cuenta que estos nombres fueron creados por las tribus nativas norteamericanas, así que son específicos para los patrones estacionales del hemisferio norte.

PRESTA ATENCIÓN A LA LUNA CRECIENTE Y MENGUANTE

Los períodos de luna creciente y menguante normalmente se asocian a dos partes diferentes del desarrollo de una planta. Se cree que durante la luna creciente, las plantas realizan la mayor parte de su crecimiento aéreo, por encima del nivel del suelo; mientras que durante la luna menguante desarrollan un sistema radicular fuerte.

Durante la luna creciente, se cree que las plantas absorben mayor cantidad de nutrientes del suelo. Este es un gran momento para proporcionar abono a tus plantas, en forma de fertilizantes, así como para tratar de solucionar cualquier deficiencia nutricional que puedan tener. También se piensa que la poda realizada durante la luna creciente o luna nueva puede estresar menos a las plantas.

Por otro lado, se cree que la fase de luna menguante es una buena época para solucionar problemas de plagas. También es un buen momento para trasplantar o hacer esquejes, ya que es el momento del mes en que las plantas se concentran en producir un robusto sistema radicular bajo tierra. Para obtener resultados óptimos, intenta trasplantar o sacar esquejes cuando la luna menguante esté en un signo asociado a la tierra, como tauro, virgo o capricornio.

SABER CUÁNDO COSECHAR

El momento de la cosecha es probablemente el más emocionante para la mayoría de cultivadores de cannabis, y hacerlo en el momento justo puede marcar la diferencia en la calidad de tu cosecha.

Los agricultores lunares normalmente sugerirán cosechar durante la luna nueva. En ese momento se cree que el contenido de agua en las plantas es mínimo, lo cual puede reducir el tiempo de secado y curado.

Por lo tanto, si realizas un lavado de raíces deberías hacerlo en la fase de luna menguante. Así habrá una mejor absorción del agua, y obtendrás una cosecha más limpia.

Finalmente, se cree que el momento ideal para la cosecha de flores como el cannabis es durante una constelación de aire, como géminis, libra o acuario.

OLVIDA LAS SUPERSTICIONES

En la sociedad actual, viejas teorías como la del zodiaco o la agricultura lunar son normalmente rechazadas al considerarse prácticas supersticiosas obsoletas. No obstante, existen numerosos agricultores que están convencidos del calendario lunar. En este campo se han realizado bastantes estudios científicos, sobre todo durante el siglo XX.

Algunos autores que puedes consultar si te interesa ampliar información sobre el tema son:

  • Maria Thun, autora del Calendario Biodinámico;
  • Nicholas Kollerstrom y Gerhard Staudenmaier, autores de “Evidence for Lunar-Sidereal Rhythms in Crop Yield: A Review”
  • E.A. Crawford, autor de “The Lunar Garden: Planting by the Moon Phases”

¡Feliz cultivo!