Reseña - Magic Flight Launch Box


Reseña - Magic Flight Launch Box

Reseña - Magic Flight Launch Box

Magic-Flight se ha ganado una gran reputación en los últimos años. Sus productos son únicos y prestan la máxima atención a cada detalle, hasta en su atractivo logo. Este curioso icono tiene tres o más significados diferentes según como lo mires, incluyendo las iniciales del fabricante, la figura de una diosa o de un hombre en llamas y la representación simbólica del vapor.

Si pueden poner tanto empeño en su marketing, imagínate cómo será su vaporizador insignia, el Magic-Flight Launch Box. Este vaporizador portátil, aparentemente muy sencillo, es un producto de gran calidad, fabricado en los Estados Unidos, donde ha generado una gran expectación y a precios muy asequibles que parten de sólo 119$.

Se trata de la versión original de arce, que cumple perfectamente, pero puedes personalizarlo con una madera más exótica o escoger una de sus versiones premium.

CÓMO FUNCIONA EL MAGIC FLIGHT LAUNCH BOX

El Magic-Flight Launch Box viene con un kit que incluye todo lo que necesitas para empezar, excepto la hierba y el grinder. Todo ello protegido perfectamente en una lata muy elegante con el logo de Magic-Flight y un eslogan grabado en su superficie. Dentro encontrarás:

  • Launch Box
  • 2 pilas recargables
  • Cargador de pilas
  • Boquilla de cristal
  • Cepillo de limpieza
  • Guía de vuelo

Para usarlo, pica tu hierba a un tamaño muy fino, desliza la tapa superior de tu Launch Box, llena la cámara dentro del agujero circular con la hierba y vuelve a colocar la tapa.

Introduce una pila completamente cargada en el interior del dispositivo, coloca la boquilla y mantenla hasta que veas vapor. Si la batería funciona correctamente, el interior de la cámara se iluminará y empezará a crear vapor en 3-5 segundos.

Inserta la boquilla de inhalación en el extremo del aparato, manteniéndolo horizontal, sigue manteniendo la batería en su posición y comienza a inhalar suavemente. Una vez el vapor ha desaparecido, suelta la batería, sacude la caja para redistribuir la hierba y vuelve a empezar. Cuando toda tu hierba tiene un color marrón, es momento de vaciarla y recargar.

LO BUENO

LO BUENO

Sin duda se nota que Magic-Flight cuida los productos que vende. Obviamente este Magic-Flight Launch Box está muy bien pensado y no han escatimado en detalles.

Tiene un cuerpo sólido y robusto, sin crujidos ni partes frágiles que te dé miedo usar. Si tienes cualquier problema, tienen un servicio de atención al cliente muy amable y una garantía de funcionamiento de por vida en todos sus productos.

Evidentemente, es probable que termines por romper el tubo de cristal que trae con él, y las pilas acabarán perdiendo rendimiento, pero no es nada preocupante. Porque además puedes pedir cualquier repuesto que necesites en la página web de Magic-Flight junto con una amplia gama de accesorios, y siempre a precios muy económicos.

Una vez te acostumbras a él, el Magic-Flight Launch Box es sencillo de usar, y nos gustó mucho su pequeño tamaño. Podrías meterlo fácilmente en tu bolsillo o incluso ocultarlo con tu mano. La calidad del vapor es bastante buena también.

¡La limpieza es pan comido! Lo único que realmente tienes que mantener cuidado es el tubo de vidrio. Un cepillo para pipas y un poco de alcohol isopropílico te ayudarán a hacerlo en cuestión de minutos, pero a 2,95$ la unidad, quizás podrías tener siempre a mano un par de repuesto.

El diseño podría no resultar atractivo para todo el mundo, pero nos encanta el look vintage del Launch Box, estilo punky. Y el precio es imbatible. ¿Dónde puedes conseguir un vaporizador de esta gama por unos 119 dólares? Su versión más cara se queda en apenas 189$, y a veces la puedes encontrar en oferta.

LO MALO

No hemos tenido grandes problemas con el Magic-Flight Launch Box, pero añadiríamos un mecanismo de cierre para aguantar la pila en posición y un botón de encendido y apagado para hacerlo aún más sencillo de usar.

La Guía de Vuelo te cuenta todo lo que necesitas saber, pero con este vaporizador tendrás que pasar un proceso de aprendizaje. Si no te gusta leer los manuales de instrucciones antes de usar un nuevo producto, te podrías llegar a frustrar con el Launch Box hasta que entiendas su funcionamiento.

Por último, algo que no es especialmente grave, pero que sí podría suponer un inconveniente para algunos usuarios. Se trata de un vaporizador portátil, de mano, así que la mayoría se lo llevará encima. Todos los modelos vienen con una tapa transparente que no disimula para nada el contenido. Si alguien echa un vistazo sabrá que llevas hierba.

CONCLUSIÓN

En general, nos ha gustado mucho el Magic-Flight Launch Box y no dudaríamos en darle el aprobado. Para principiantes en el mundo de la vaporización, ofrece un dispositivo agradable, de gran calidad y fácil de usar, a un precio muy interesante. Para usuarios más avanzados aporta una experiencia más tradicional con respecto a los típicos vaporizadores con controles digitales.

Además, nos gusta la filosofía amable y responsable de Magic-Flight. Lo cierto es que fabrican todos sus productos a mano, usando únicamente métodos artesanales, por lo que se merecen todo nuestro apoyo. ¡Y el tuyo!