Cómo combinar marihuana y meditación


Cómo combinar marihuana y meditación

Si eres como la mayoría de nosotros, seguramente te sumirás en un profundo estado de contemplación tras dar unas caladas a tu índica favorita. Incluso si no es una cepa índica, la marihuana puede ayudarnos a adentrarnos en nuestra mente y relajarnos. ¿Sabes qué otra cosa nos puede ayudar a lograr esto? ¡La meditación! Aunque podrías pensar que la hierba y la meditación se interpondrían entre sí, realmente pueden ir de la mano si se combinan adecuadamente.

¿POR QUÉ MEDITA LA GENTE?

Antes de explicar esta combinación, primero hay quienes necesitan convencerse en lo que respecta a la meditación. Al fin y al cabo, hoy en día es difícil encontrar tiempo libre, y algunas personas no entienden qué tiene de especial sentarse en silencio.

Si preguntas a quienes practican la meditación, te dirán que los momentos tranquilos y silenciosos pueden aportar muchas cosas buenas. Por ejemplo, si tienes mucho estrés acumulado, meditar sobre lo que te molesta podría ayudarte a calmarte. La meditación también puede ayudarte a conciliar el sueño más rápidamente y a pasar menos tiempo en vela durante la noche. Esta práctica también es aconsejable para quienes comen en exceso, ya que la introspección les permite concentrarse en el motivo por el cual sienten hambre.

¿DÓNDE SE ORIGINÓ LA MEDITACIÓN?

Aunque este concepto parezca simple y universal, podemos establecer un origen bastante concreto. La práctica de la meditación tal y como la conocemos comenzó en la India, donde está representada en el arte de alrededor del 5000 a.C. Este arte mostraba a personas sentadas en la clásica posición de meditación, con las piernas cruzadas y los ojos semicerrados en un estado sereno. La práctica fue evolucionando constantemente a lo largo del tiempo, con fuertes conexiones con la medicina y la espiritualidad en ciertas culturas y creencias, especialmente en el hinduismo.

Los budistas también desarrollaron una variante de la meditación, e incluso la práctica fue descrita en la Torá, el libro sagrado judío. Pero, aunque la meditación haya ido evolucionando, el objetivo se ha mantenido intacto: encontrar la paz, la salud y la felicidad.

¿CÓMO FUNCIONA LA MEDITACIÓN?

Eso nos deja la pregunta de cómo podemos lograr esas cosas. En otras palabras, ¿qué problemas aborda la meditación?

LA MEDITACIÓN PARA AMORTIGUAR LA DEPRESIÓN

La depresión es una de las enfermedades mentales más comunes entre los jóvenes de hoy en día, y desde hace tiempo se sugiere la meditación como un posible tratamiento. Aunque obviamente este no debería ser el único tratamiento, pero las investigaciones han demostrado que contribuye en gran medida a combatir la depresión.

En un estudio de 2004 donde participaron personas con trastornos del estado de ánimo, los investigadores observaron una disminución significativa en su pensamiento rumiante tras realizar meditaciones centradas y consistentes. Aunque ese tan solo es uno de los síntomas cognitivos de la depresión, el impacto sigue presente.

LA MEDITACIÓN ALIVIA LA ANSIEDAD

A menudo, la ansiedad va de la mano de la depresión, y posiblemente podríamos combatir ambas con la meditación. En 1995, la revista General Hospital Psychiatry publicó una investigación donde se examinaba a personas diagnosticadas con ansiedad tras realizar un tratamiento de mindfulness o meditación consciente de 8 semanas.

En el transcurso de tres años, los investigadores hicieron un seguimiento a los participantes y a largo plazo observaron mejoras en sus síntomas. Esas mejoras fueron especialmente notables en quienes siguieron practicando la meditación a lo largo de los años.

LA MEDITACIÓN PROTEGE CONTRA EL ESTRÉS

En estos tiempos, sentir estrés es más habitual que nunca. Pero eso no significa que no debamos intentar calmarnos. Como podrán confirmar casi todas las personas que meditan, no hay mejor silenciador del estrés que esos momentos de autorreflexión.

La ciencia también ha confirmado esta idea. En un estudio realizado con pacientes de cáncer con problemas de estado de ánimo, los investigadores observaron que la meditación redujo su estrés considerablemente. Incluso mientras lidiaban con una enfermedad potencialmente mortal, la meditación les permitió mantener el estrés a raya. Puede que estos resultados no demuestren nada en absoluto, pero son muy prometedores.

LA MEDITACIÓN PROTEGE CONTRA EL ESTRÉS

LA MEDITACIÓN PROMUEVE LA PRESENCIA MENTAL

Hay un aspecto que se mantiene constante en todos los temas que hemos visto: todos ellos mejoran, en mayor o menor medida, al promover el mindfulness. A medida que dejas de moverte, hablar o hacer cualquier cosa, puedes centrarte en el momento presente que estás viviendo.

Puedes dejar de contemplar el pasado o futuro, y simplemente centrarte en el presente. En ese momento, puedes deshacerte del pensamiento intrusivo y demasiado autocrítico. Al dar un paso atrás, puedes poner las cosas en perspectiva y descubrir realmente a qué vale la pena dedicar tu tiempo y atención.

LA MEDITACIÓN PUEDE REFORZAR EL SISTEMA INMUNITARIO

Cuando pensamos en meditar, pensamos principalmente en el fortalecimiento de la mente. Sin embargo, aunque todavía no se haya demostrado, ¡algunas señales indican que la meditación también podría ayudar a fortalecer nuestro sistema inmunológico! En un estudio con pacientes sometidos a programas de meditación de 8 semanas, los investigadores observaron que los sujetos mostraron un aumento de títulos de anticuerpos a la vacuna contra la gripe.

Aunque estos hallazgos son bastante limitados y es necesario realizar muchas más investigaciones. Sin embargo, estos descubrimientos son lo suficientemente positivos como para justificar la continuación de dichas investigaciones.

CÓMO PUEDE EL CANNABIS FOMENTAR Y MEJORAR LA MEDITACIÓN

Por muy beneficioso que sea meditar, la idea de sentarse quieto y no hacer nada puede parecer aburrida y difícil. "Prefiero fumar un porro", podrías estar pensando. Bueno, ¿y por qué no hacer ambas cosas? Algunas personas dicen que fumar interfiere con la meditación, y eso puede ser cierto en algunos casos. Sin embargo, si se hace con moderación, ¡puede mejorar la experiencia!

LA MARIHUANA GENERA SENSACIONES CALMANTES

La mayoría de fumetas recordarán algún momento en que fumar los calmó en una situación estresante.

Obviamente, la experiencia de cada persona es diferente, pero una de las sensaciones más comunes experimentadas al fumar marihuana es el alivio del estrés. Hoy en día, la vida puede ir demasiado rápido, y a veces un poco de lentitud es todo lo que necesitamos para calmar nuestros nervios.

A su vez, ¿no tendría sentido intentar bajar el ritmo y calmarse antes de meditar? No tendrás que pasar tanto tiempo intentando evitar los pensamientos acelerados, y podrás centrarte en el presente.

EFECTOS DEL CANNABIS EN EL CEREBRO

En relación con esto, la mayoría de los efectos del cannabis en el cerebro pueden contribuir a la meditación. La euforia que ofrece la marihuana es perfecta para contemplar aquello que deberías agradecer. Las sensaciones relajadas combinan bien con la quietud absoluta, y un proceso mental más lento es exactamente lo que necesitas para evitar pensar demasiado en las cosas. Si a eso le añadimos la necesidad de respirar profundamente al fumar/vaporizar, ¡parece una combinación perfecta!

CÓMO COMBINAR MARIHUANA Y MEDITACIÓN

Saber que el cannabis y la meditación son una buena combinación es una cosa, pero saber cómo combinarlos es otra muy distinta.

Por ejemplo, es fundamental conocer tus límites a la hora de fumar. Si tienes cogollos de una variedad nueva y potente, pruébala un par de veces antes de meditar con ella. Y, en general, evita fumar demasiado antes de sentarte para tu meditación diaria.

Estas dos medidas preventivas cumplen el mismo propósito: mantener tu colocón bajo control. Al fin y al cabo, si te colocas demasiado, estarás demasiado fumado para concentrarte, o simplemente te quedarás dormido. Para aprovechar al máximo la meditación fumada, te recomendamos fumar la mitad o ¾ de lo que consumes habitualmente.

También es aconsejable fumar antes de meditar, en lugar de hacerlo en plena meditación. Básicamente, esto se debe a que no deberías hacer nada más mientras meditas, ya que desviaría tu atención del presente. Adéntrate en el estado mental adecuado antes de meditar, para que puedas sumergirte en el momento presente.

¿CÓMO POTENCIA EL CANNABIS LA MEDITACIÓN?

¿Y QUÉ HAY DEL CBD Y LA MEDITACIÓN?

Quienes no son grandes amantes del THC podrían cuestionar el consumo de cannabis para meditar. Para estas personas, el CBD podría ser una opción efectiva que no les provocará un colocón. Aunque ese colocón podría mejorar la meditación, lo que realmente marca la diferencia es el resto de ventajas potenciales del cannabis. ¡Y resulta que el CBD ofrece muchos de esos efectos!

Puedes dar unas caladas a tu cepa de CBD favorita, y dejar que el estrés se desvanezca. Si sufres náuseas a menudo, un poco de CBD podría potencialmente aliviar tus síntomas el tiempo suficiente para que puedas meditar durante unas horas. Aunque de momento todavía no se ha demostrado nada, los resultados son interesantes.

VARIEDADES DE MARIHUANA QUE COMPLEMENTAN LA MEDITACIÓN

Ahora, ¡veamos qué tipo de cepas puedes combinar con la meditación! Cada tipo de marihuana tiene sus pros y sus contras, por lo que la elección dependerá de tus preferencias personales.

ÍNDICA

Si necesitas desacelerar mucho tu mente antes de meditar, quizá necesites una índica. Estas cepas son famosas por su habilidad para dejarte pegarte al sofá, y te aportarán tranquilidad y mayor presencia mental. Pero no fumes demasiado, ya que si te pasas podrías quedarte dormido, especialmente si fumas una de las índicas más potentes de esta lista.

SATIVA

En lugar de querer calmarse, algunas personas podrían estar intentando recuperar la chispa de la vida. ¡Que la meditación deba ser serena no significa que deba provocarte somnolencia! Ahora bien, fumar demasiado podría ser contraproducente, ya que acabarías demasiado excitado. Pero, fumando con moderación, puedes lograr esa agradable sensación sin sobreexcitarte. Si no sabes bien dónde empezar, tenemos una magnífica lista de sativas que ofrecen lo mejor de lo mejor.

RICAS EN CBD

Por último, si el THC es demasiado acelerado para ti, encontrar una cepa rica en CBD podría ser tu mejor opción. Aunque estas variedades contienen un poco de THC (por lo que podrás disfrutar del efecto séquito), no provocan un colocón. Son especialmente buenas para meditar durante un descanso en el trabajo, o si simplemente quieres mantener la mente despejada en general. ¿No sabes cuál elegir? ¡Hemos dedicado un tiempo a recopilar las mejores cepas ricas en CBD disponibles en el mercado!

POR QUÉ ES IMPORTANTE MEDITAR

Para concluir, creemos que vendría bien volver a poner las cosas en perspectiva. Independientemente de cómo lo hagas o con qué lo complementes, es esencial practicar una meditación adecuada. Meditar nos ayuda a centrarnos en el presente y a considerar las cosas importantes. A su vez, nos ayuda a controlar la ansiedad y la depresión, lo que puede contribuir a mejorar otros aspectos de nuestra salud. Incluso si decides prescindir del cannabis durante la meditación, ¡nos alegrará que al menos estés meditando!