Snacks buenos y malos para calmar los munchies


Snacks buenos y malos para calmar los munchies

Es un rito de iniciación para todo fumador de marihuana. Fumar. Sentirse estupendamente. Tener unas enormes ganas de asaltar la nevera. Pero, ¿cuáles son los mejores alimentos para aplacar los munchies? ¿Y cuáles son esos estupendos aperitivos de los que podrías arrepentirte luego? Puede que tengas tus propias ideas, pero hay muchas cosas además de pizza.

Pero ¿qué comida es la que sienta mejor? Oralmente. Para al cerebro. ¿Cuáles son las preferidas de los fumetas? ¿Hay alguna opción saludable?

Las respuestas podrían sorprenderte, ya que hemos seleccionado algunos aperitivos típicos y otros no tan típicos.

Además, hay que añadir que el consumo de grasas mientras se está colocado no es tan negativo, ya que ayudan a que el cuerpo procese mejor el THC. Puede que tomarse un par de tarrinas de helado no sea la mejor forma de aplacar el hambre de después de una sesión de fumada.

AH SÍ, LA COMIDA BASURA

Alejándonos un poco de los alimentos sanos, pero todavía en territorio clásico de fumeta, siempre podemos elegir este tipo de comida. Hay momentos en los que lo único que te apetece es una pizza. Además, en la mayoría de sitios, te las llevan a casa. Sencillo y sin complicaciones. ¿Quieres una hamburguesa con queso para acompañar? ¿Nachos con todo por encima?

Recuerda que tendrás que pagar el precio de tus antojos. Intenta comer con moderación.

ALIMENTOS RECONFORTANTES

La comida reconfortante es otra clásica opción para el famélico fumador de marihuana. En especial los alimentos con un alto contenido en grasa e hidratos de carbono, entre los que se incluyen los espaguetis, la lasaña y los patés de carne. ¿A alguien le apetecen macarrones con queso?

Cualquier cosa con patatas es otro favorito. En este caso, recuerda que también se come con los ojos y si caes en este hábito demasiado a menudo, podrías acabar con una enorme barriga.

COMIDA ÉTNICA

En la actualidad, hay restaurantes de comida étnica en casi todas partes, incluso para llevar y como comida rápida, lo que hace que esta opción sea muy práctica para una sesión de hierba por la tarde-noche. Además, hay todo tipo de alternativas especiadas y exóticas.

Los burritos resultan muy satisfactorios para el paladar y el estómago del fumeta, por varias razones. La combinación de sabores y especias estimula el paladar, como ocurre con el pimiento y el aguacate, por ejemplo. Además, siempre están los acompañamientos a base de salsa y patatas fritas.

La comida china o vietnamita también es una idea estupenda. Hay toda una gama de sabores que atraen a un paladar realzado por el THC. Y no olvides que comer fideos con palillos es un arte por perfeccionar.

Los wraps griegos o turcos son otro alimento nocturno siempre fiables.

DULCES, CHOCOLATE Y HELADO

DULCES, CHOCOLATE Y HELADO

El sublime placer de dejar que el helado se deslice por tu garganta después de fumar un canuto, es una experiencia que hay que vivir para creer. Pero acabar con toda la tarrina también es una posibilidad cuando se mezcla el helado con la marihuana. Come despacio e intenta ser disciplinado.

La regla de una sola cucharada antes de volver a meterlo al congelador, podría funcionarte. Aunque para eso también hace falta disciplina.

Ah, y no te olvides de los brownies; piensa en ellos como un "segundo plato de postre".

UN BOL GIGANTE DE PATATAS FRITAS Y UN CUBO DE REFRESCO

A todos nos ha pasado. Te apetece algo salado y estás deseando echar mano de un enorme cuenco de patatas fritas. Y, claro, necesitas un litro de refresco para acompañarlo. Aunque se trate de una combinación ideal, no es la forma más sana de acabar con los munchies.

Pero hay que hacerlo de vez en cuando, así que asegúrate de llenar tu despensa con tu marca favorita, para no te lleves una decepción comiendo patatas rancias y tomando bebidas que se han quedado sin gas. Algo crujiente y burbujas son la combinación definitiva.

¿VERDURAS FRESCAS? ¡MMMM!

Puede que no sea en lo primero que piense un fumeta cuando tiene antojos. ¿A quién le apetece un trozo de brócoli o zanahoria cuando puedes comer una porción de pizza? Imagina la cara de tus amigos cuando saques las zanahorias y la salsa.

Otra estupenda forma de evitar atiborrarse de otras cosas. Lleva un poco de trabajo, así que prepáralas antes de fumar. La zanahoria, el apio y los rábanos troceados son un delicioso tentempié que satisfará el hambre inducida por el THC.

Sobre todo si se añade un poco de crema agria o una salsa a base de yogur. Y para darle un toque especial, prueba a echarles salsa picante.

¿FRUTA FRESCA?! SÍ, FRUTA FRESCA

¿FRUTA FRESCA?! SÍ, FRUTA FRESCA

Al igual que las verduras, la fruta no es un snack muy popular entre los fumetas, pero es más sana que la típica pizza o una tarrina de helado y, en serio, ¿a quién no le gusta la piña, por ejemplo? Seguro que algunas de tus amistades te agradecerán que traigas un plato de fruta fresca recién cortada.

Si deseas aumentar el efecto y la euforia del subidón, no hay nada mejor que la fruta, sobre todo los cítricos. ¿Por qué? Porque los terpenos se potencian mutuamente. Esto comienza en el propio cannabis, pero si le sumas unas cuantas moras jugosas, será pura felicidad. Un poco de nata montada y podrás satisfacer varios deseos a la vez.

Las manzanas untadas en mantequilla de cacahuete también son un snack clásico de fumetas. Tan crujientes. Con ese dulzor ácido.

¿Y lo mejor? es una opción baja en calorías. Añade unas virutas de coco a tu preparado de frutas y tendrás garantizada un capricho tanto para el paladar como para el corazón. Además, también puedes hacer batidos.

FRUTOS SECOS Y GRANOLA

Los sabores son muy importantes en muchas sesiones con cannabis. Las cosas saladas, dulces y muy ácidas saben bien, por eso, los frutos secos y las barras de granola son también unos excelentes snacks para el apetito causado por el THC. Si se mezclan con fruta, son una opción aún más satisfactoria. Además, te permiten comer sano. Por no mencionar que complacen el antojo por lo dulce y lo salado a la vez.