¿Es seguro dar CBD a los niños?


¿Es seguro dar CBD a los niños?

Millones de adultos consumen CBD como suplemento para la salud. Pero los adultos no son el único grupo de edad al que puede ayudar el CBD. Se sabe que los niños que sufren problemas inflamatorios, trastornos neurológicos y convulsiones pueden beneficiarse del CBD en casos muy específicos. Pero, ¿es el CBD seguro para los niños en general? El hecho de que la molécula se derive de la planta de cannabis podría ser motivo suficiente para alejar a muchos padres de la idea de dárselo a sus hijos. Pero el CBD no es intoxicante ni psicotrópico. Además, suele derivarse del cáñamo industrial, una forma de cannabis que contiene cantidades insignificantes de THC, el cannabinoide psicotrópico.

Vamos a descubrir más sobre el CBD y a comprobar si es adecuado para los niños.

¿Qué es exactamente el CBD?

¿Qué es exactamente el CBD?

El CBD es uno de los principales cannabinoides que hay en el cannabis y el cáñamo. La molécula no es psicotrópica e incluso se ha demostrado que contrarresta algunos de los efectos psicológicos del THC. Existen muchas pruebas para respaldar las propiedades terapéuticas del CBD para problemas de salud como convulsiones, ansiedad, inflamación o dolor, entre otros.

El CBD ejerce sus efectos en el cuerpo a través de varios mecanismos. Una forma de hacerlo es a través del sistema endocannabinoide, una serie de receptores situados en el sistema nervioso y el sistema inmunitario, además de otros lugares. El CBD es compatible con este sistema debido a su similitud molecular con los endocannabinoides que produce el cuerpo, y que actúan como moléculas de señalización para el sistema endocannabinoide. Aunque el CBD tiene una baja afinidad por estos receptores, consigue influir en el sistema, ya sea bloqueando los receptores CB1 como aumentando los niveles sinápticos del endocannabinoide anandamida.

El CBD también se dirige a otros receptores del cuerpo, como los receptores de serotonina y los receptores vanilloides.

¿ES EL CBD SEGURO PARA LOS NIÑOS?

El hecho de que el CBD no sea psicotrópico lo ha convertido en una opción viable para niños con ciertas enfermedades. En general, no existe una gran diferencia entre darle a un niño un suplemento vitamínico frente a una dosis de CBD. La molécula influye en varios procesos fisiológicos a pesar de su incapacidad de alterar la mente, por lo que muchos adultos recurren al cannabinoide para controlar los síntomas.

Un estudio de 2018 analizó la seguridad del CBD a largo plazo en un grupo de 607 personas, formado por adultos y niños, y descubrió que el cannabinoide parece ser seguro para los niños. Aunque gran parte de los sujetos se retiró del estudio debido a la falta de eficacia y los efectos adversos, los únicos efectos secundarios que se produjeron fueron leves y consistieron en diarrea y somnolencia.

El CBD está disponible en muchos formatos. Muchos adultos eligen consumir CBD mediante vaporización o con tinturas a base de alcohol. Estos formatos no son apropiados para los niños, pero el cannabinoide también está disponible en formatos aptos para ellos, como golosinas y aceites de CBD.

SÍNDROME DE DRAVET Y CBD

Un ejemplo que demuestra que el CBD puede ser un medicamento adecuado para algunos niños es en el caso del síndrome de Dravet. Esta enfermedad es una forma grave de epilepsia que afecta a niños de incluso un año de edad. Produce convulsiones febriles que conducen a la destrucción del desarrollo intelectual cuando el niño que lo padece alcanza la edad de dos años. Entre otros síntomas están la pérdida de control sobre los movimientos musculares, fotosensibilidad de la piel y actividad anormal en la electroencefalografía.

Entre los tratamientos convencionales para esta enfermedad se encuentran el medicamento anticonvulsivo Stiripentol. Sin embargo, una web del gobierno de EE.UU. también menciona el CBD como tratamiento aprobado por la FDA, bajo la marca Epidiolex. El Epidiolex también está aprobado para el tratamiento del síndrome de Lennox-Gastaut, otra forma rara de epilepsia infantil.

El siguiente vídeo documenta el síndrome de Dravet en detalle y muestra historias de padres e hijos que intentan conseguir CBD en los Estados Unidos.

HAY MUCHOS ESTUDIOS QUE MUESTRAN UN GRAN POTENCIAL

La investigación publicada en The New England Journal of Medicine incluyó un ensayo sobre el CBD para las convulsiones resistentes a los medicamentos en el síndrome de Dravet. En el ensayo doble ciego controlado por placebo participaron 120 niños y adultos jóvenes diagnosticados con la enfermedad. Los participantes fueron divididos en dos grupos. Un grupo recibió 20mg de CBD por kilogramo de peso corporal, y el otro grupo recibió un placebo. Ambos grupos continuaron recibiendo tratamiento antiepiléptico.

Se descubrió que el grupo de CBD redujo la cantidad de convulsiones sufridas al mes, en comparación con el grupo de placebo. Sorprendentemente, el 5% de los sujetos del grupo de CBD no experimentaron ataques (en comparación con el 0% del grupo de placebo).

Además de la investigación científica de alta calidad, se cuenta también con pruebas asombrosas, basadas en la experiencia de niños afectados por el Síndrome de Dravet y que obtienen resultados excelentes con CBD. Uno de esos casos es la historia inspiradora de Charlotte Figi, nacida en 2004, que experimentó su primera convulsión a los tres meses de edad. Algunas de sus convulsiones duraban varias horas, y su enfermedad se desarrolló hasta el punto de soportar 300 convulsiones a la semana.

Los tratamientos convencionales no funcionaron, al igual que varios métodos alternativos. Pero su enfermedad mejoró tras probar una preparación hecha a base de cannabis bajo en THC y rico en CBD. La frecuencia de sus convulsiones disminuyó inmediatamente.

Actualmente, Charlotte está evolucionando y sufre alrededor de 2-3 ataques al mes.

¿ES EL CBD ADECUADO PARA TU HIJO?

¿ES EL CBD ADECUADO PARA TU HIJO?

Por lo tanto, el CBD parece seguro, no psicotrópico y bastante efectivo para afecciones específicas. Pero, ¿deberías dárselo a tu hijo? Es una pregunta difícil de responder, solo al alcance de un profesional médico capacitado. Consulta con tu médico para asegurarte de que tu decisión sea la correcta, y nunca le des CBD a tu hijo sin la aprobación del doctor.

Cannabis for kids: The children behind the debate (2015)