Mezclar alcohol con marihuana. ¿Buena idea?


Mezclar alcohol con marihuana. ¿Buena idea?

A veces, las buenas ideas no salen según lo planeado. Fumar marihuana mientras bebes alcohol puede ser una de estas ideas. ¿Y si hubiera una manera de poder disfrutar ambas cosas? Es más, ¿y si hubiera una forma de seguir en pie al final de la noche?

Si alguna vez has pensado en mezclar cannabis y alcohol, es posible que encajes en una de estas dos categorías. La primera es la categoría más despreocupada de “¡claro! ¿por qué no?”. Un razonamiento lógico sería que te lo has pasado muy bien estando borracho antes, y también estando fumado, ¿así que por qué no combinar los dos?

En la segunda categoría, el razonamiento es algo más extenso.

El cannabis y el alcohol provocan efectos diferentes, y por lo tanto deben disfrutarse de manera diferente. ¿Te gustaría mezclar el ambiente tranquilo y relajado de una fumada con los ritmos intensos de los graves de una noche de alcohol y discoteca? Por no mencionar que beber socialmente suele estar mucho más aceptado que fumar porros en plena calle.

Resulta que puede que haya una tercera categoría. Esta incluye un poco de ciencia, un pequeño razonamiento y un poco de sentido común. Fumar marihuana y tomar una copa después, en realidad puede ser una experiencia agradable. Pero, como todo en la vida, se trata de moderarse y de saber cómo.

LA CIENCIA DETRÁS DE FUMAR Y BEBER

Puede que parezca una opción obvia. No obstante, las investigaciones sobre los efectos de combinar estas dos sustancias tan comunes son pocas y poco frecuentes. Una investigación realizada en el Harvard Medical School, descubrió que fumar marihuana y beber alcohol provocaba que se duplicase la cantidad de THC presente en la sangre.[1]

Es decir, comparado con la cantidad de THC en sangre cuando sólo se consume marihuana. Ahora bien, antes de que cunda el pánico: es casi imposible sufrir una sobredosis de THC. No se conoce ninguna muerte por consumir exclusivamente THC. ¿Ya te quedas más tranquilo?

Si los estudios preliminares muestran el doble de THC en la sangre cuando se mezclan, ¿qué significa realmente? Pura y simplemente: más THC significa un mayor colocón. Todos los efectos que sentirías normalmente al fumar un porro se amplificarán. Parece un camino fácil hacia el paraíso, pero recuerda que los excesos pueden acabar resultando incómodos.

El problema a la hora de dar conclusiones profundas es la forma en que ambas sustancias afectan al cuerpo humano. Sería parecido a comparar gatos con perros. El principio del alcohol y la marihuana es el mismo. Ambos se consumen como una manera de cambiar la forma en que reacciona el cuerpo y alterar tus percepciones o reacciones.

No obstante, nos provocan efectos muy diferentes. Habría demasiadas variables a la hora de comparar si el alcohol te coloca más o la marihuana te emborracha más. Puede que esto suene a mucha palabrería, pero lo cierto es que no es un tema de investigación muy viable.

EL ARTE DE LA COMBINACIÓN

EL ARTE DE LA COMBINACIÓN

Si la ciencia aún está incompleta, por decirlo de alguna forma, ¿cómo podemos ofrecer consejo sobre este tema tan debatido? En este caso, el sentido común es tu amigo. Como regla general, es mejor fumar primero y beber después. ¿Recuerdas esas mañanas después de una buena noche? Lo que en su momento parecía una gran idea, cambiará con la luz del día.

El alcohol puede llevar a tomar decisiones equivocadas, así que siempre es recomendable fumar marihuana antes. Así también podrás valorar tu nivel de fumado antes de empezar a beber. Recuerda que la línea entre la mejor y la peor noche de tu vida podría estar en un porro o en una copa de más, así que ¡tómatelo con calma!

CONSEJOS PARA MANTENER EL CONTROL

Ya estás preparado para pasar una noche en la ciudad, pero ¿cómo puedes asegurarte de que volverás a casa de una pieza? Estos consejos te ayudarán a mantener el control, y con un poco de suerte, te alejarán del desastre.

  • Conoce tus límites antes de beber o fumar. Si sabes que tomar un whisky te hará vomitar, entonces fumar un porro y tomarte un whisky hará exactamente lo mismo. En cuanto a la marihuana, se debe tomar un enfoque similar. ¿Prefieres sativa o índica? Consumir las variedades de cannabis y los tipos de alcohol que sabes que puedes controlar y disfrutar, te ayudará a mantenerte en pie.
  • No llega más lejos quien más corre. Conocer tus limites en ambos frentes será una gran ayuda. Consume lo que normalmente puedes tolerar, y réstale uno. Podría ser un porro menos o una copa menos. Partiendo de esto, podrás mantenerte por el buen camino. Sabemos que nuestro cuerpo absorbe más THC cuando bebemos alcohol, así que sin duda menos será mejor.
  • ¡Es esencial mantenerse hidratado! Ambas sustancias se ocuparán de dejarte seco. En el momento, puede que te sientas bien, pero lo que nos preocupa es la mañana siguiente. Bebe suficiente agua durante la noche, y no te olvides de darle un buen trago antes de irte a dormir. Esto ayudará a que el día siguiente sea un poco más llevadero. Sobre todo si tienes que ir a trabajar.
  • Ten un buen amigo a tu lado. Han estado ahí para las buenas y para las malas. Ahora podrán estar ahí para ayudarte cuando la cosa se empiece a poner tambaleante y borrosa. Tener un colega o un apoyo puede ser una bendición, especialmente cuando alguien pida una última ronda. ¿Recuerdas esas malas decisiones que hemos mencionado antes? Tus colegas son como los anti-malas decisiones. Bueno, normalmente...
Referencias

  1. ^ Elsevier, Ethanol increases plasma 9 -tetrahydrocannabinol (THC) levels and subjective effects after marihuana smoking in human volunteers, recuperado December-23-2018
    Enlazar