Situación legal de la marihuana en el estado de Connecticut


Situación legal de la marihuana en el estado de Connecticut

MARIHUANA MEDICINAL EN CONNECTICUT

Desde 2012, la marihuana medicinal es legal para pacientes con receta de un médico colegiado en Connecticut. En la actualidad, alrededor de 18.000 pacientes reciben tratamiento con marihuana medicinal.

Enn 2016 se aprobó una nueva ley que también permite que los menores puedan ser tratados con marihuana medicinal.

Las enfermedades que te permiten convertirte en un paciente de marihuana medicinal en Connecticut incluyen:

  • Anemia de células falciformes
  • Cáncer
  • Caquexia (síndrome debilitador)
  • Colitis ulcerosa
  • Daño en el tejido nervioso de la médula espinal con indicación neurológica objetiva de espasticidad no tratable
  • Enfermedad de Crohn
  • Enfermedad de Parkinson
  • Enfermedad terminal que precisa de cuidados paliativos
  • Epilepsia
  • Esclerosis lateral amiotrófica
  • Esclerosis múltiple
  • Glaucoma
  • Hidrocefalia con dolores de cabeza no tratables
  • Lesión irreversible de la médula espinal con indicación neurológica objetiva de espasticidad no tratable
  • Migrañas no tratables
  • Neuralgia del trigémino
  • Parálisis cerebral
  • Psoriasis severa y artritis psoriática
  • Síndrome de dolor regional complejo
  • Síndrome de poslaminectomía con radiculopatía crónica
  • Trastorno convulsivo no tratable descontrolado
  • Trastorno por estrés postraumático (TEPT)
  • VIH/SIDA

Las enfermedades por las que los pacientes de menores de 18 años pueden optar a la marihuana medicinal incluyen:

  • Enfermedad terminal que precisa de cuidados paliativos
  • Epilepsia severa
  • Fibrosis quística
  • Lesión irreversible de la médula espinal con indicación neurológica objetiva de espasticidad no tratable
  • Parálisis cerebral
  • Trastorno convulsivo no tratable descontrolado

MARIHUANA RECREATIVA EN CONNECTICUT

La posesión de pequeñas cantidades de cannabis para consumo personal está despenalizada desde 2011. El cultivo, la venta y la posesión de cannabis con fines recreativas son técnicamente ilegales en Connecticut.

Desde la despenalización del cannabis en 2011, lo más probable es que te enfrentes a una multa si te pillan con una pequeña cantidad de cannabis que está claramente indicada para consumo propio. En este caso te podría multar con hasta 150 dólares. Si se trata de la segunda vez que infringes este delito, la sanción se podría elevar hasta los 500 dólares. Si tienes menos de 21 años de edad, podrías perder tu carnet de conducir por un máximo de 60 días.

La cantidad de cannabis que se considera para uso personal es de hasta 14 gramos. Si te detienen con una cantidad mayor en tu posesión, te meterás en problemas más graves.

Si te detienen con entre 14 y 112 gramos, podrías ir a la cárcel durante un año y/o pagar una multa de hasta 1000 dólares. Si reincides, podrías pasarte hasta 5 años en prisión y/o enfrentarte a una multa de hasta 3000 dólares.

Llevar encima más de 112 gramos (incluso si se trata de la primera vez que cometes este delito) podría acarrear una sorprendente pena de cárcel de hasta 5 años, y si eres reincidente, te podrías enfrentar a la posibilidad de pasar entre rejas hasta un total de 19 años.

No estamos al tanto de ningún posible cambio legislativo en Connecticut en un futuro (cercano) respecto al cannabis medicinal y/o recreativo.