Situación legal de la marihuana en el estado de Pensilvania


Situación legal de la marihuana en el estado de Pensilvania

MARIHUANA MEDICINAL EN PENSILVANIA

Pensilvania no tomó la decisión de legalizar el uso de marihuana medicinal para pacientes con receta de un médico colegiado hasta comienzos de 2016.

Los primeros dispensarios abrirán sus puertas en 2018, poniendo marihuana medicinal a disposición de los pacientes.

Se permiten todos los productos de marihuana terapéutica salvo los cogollos de cannabis y los comestibles precocinados, es decir, aceites infusionados de cannabis, productos de aplicación tópica, tinturas y líquidos.

Las enfermedades que te permiten convertirte en un paciente de marihuana medicinal en Pensilvania incluyen:

  • Anemia falciforme
  • Ataques epilépticos no tratables
  • Autismo
  • Cáncer
  • Daño en el tejido nervioso de la médula espinal con indicación neurológica objetiva de espasticidad no tratable
  • Dolor severo, crónico o no tratable
  • Enfermedad de Crohn
  • Enfermedad de Huntington
  • Enfermedad de Parkinson
  • Enfermedad inflamatoria intestinal (EII)
  • Enfermedad terminal (con una esperanza de vida igual o inferior a 12 meses)
  • Epilepsia
  • Esclerosis lateral amiotrófica (ELA)
  • Esclerosis múltiple
  • Espasticidad no tratable
  • Glaucoma
  • Neuropatías
  • Trastorno por estrés postraumático (TEPT)
  • VIH/SIDA

MARIHUANA RECREATIVA EN PENSILVANIA

El cultivo, la venta y la posesión de cannabis con fines recreativos son ilegales en Pensilvania.

Que te detengan en Pensilvania con cualquier cantidad de cannabis es un delito sancionado con condenas que parten desde los 30 días de cárcel y/o una multa de hasta 500 dólares, si se trata de la primera infracción por una cantidad menor a 30 gramos.

La primera infracción se puede acoger a una sanción menor, o incluso la puesta en libertad condicional, pero las posteriores infracciones se enfrentan a sanciones dos veces mayores.

Si te detienen con una cantidad superior a los 30 gramos podrías acabar en prisión hasta un año y recibir además una multa de hasta 5.000 dólares.

No estamos al tanto de ningún posible cambio legislativo en Pensilvania en un futuro (cercano) respecto al cannabis medicinal y/o recreativo.