Situación legal de la marihuana en el estado de Washington


Situación legal de la marihuana en el estado de Washington

MARIHUANA MEDICINAL EN WASHINGTON

El estado de Washington firmó una ley en 1996 que permite a los pacientes que tienen una recomendación de un médico colegiado, la posibilidad de consumir marihuana medicinal sin temor a consecuencias legales.

Por el momento, los pacientes registrados pueden adquirir hasta 3 onzas (85 gramos) de cannabis listo para usar en un dispensario con licencia. Los pacientes también tienen derecho a cultivar hasta 6 plantas en su casa y a tener en su poder hasta 8 onzas (223 gramos) de cannabis, siempre que provenga de sus propias plantas.

Las enfermedades que te permiten convertirte en un paciente de marihuana medicinal en Washington incluyen:

  • Cáncer
  • Convulsiones (incluidos los ataques propios de la epilepsia)
  • Dolor no tratable
  • Enfermedad de Crohn
  • Esclerosis múltiple
  • Glaucoma
  • Hepatitis C
  • Insuficiencia renal crónica que requiere diálisis
  • Lesión cerebral traumática
  • Náuseas (también las producidas por la anorexia)
  • Trastorno por estrés postraumático (TEPT)
  • Trastornos de espasticidad
  • VIH/SIDA

MARIHUANA RECREATIVA EN WASHINGTON

La posesión de pequeñas cantidades de cannabis para consumo personal está despenalizada en Washington para mayores de 21 años. Por pequeñas cantidades se entiende 1 onza (28 gramos) o menos. El cannabis legal se puede adquirir a través de dispensarios con licencia.

También se permite la compra y posesión de hasta 16 onzas (454 gramos) de productos con marihuana en formato sólido, o de 72 onzas (2041 gramos) de productos con marihuana en formato líquido, y hasta 7 de gramos de concentrados de marihuana.

Aunque la posesión de 1 onza de cannabis es legal en el estado de Washington, si te detienen fumando en público te meterás en problemas. El consumo es una infracción civil por la que recibirás una multa de hasta 100 dólares.

Si te detienen con más de 28 pero menos de 40 gramos en tu posesión, se considera un delito menor castigado con un mínimo de 24 horas y un máximo de 90 días de prisión y una multa de hasta 1.000 dólares.

La posesión de una cantidad superior a 40 gramos se considera un delito grave que podría acarrear una increíble condena de cárcel de 5 años y además una buena multa de hasta 10.000 dólares.

No estamos al tanto de ningún posible cambio legislativo en Washington en un futuro (cercano) respecto al cannabis medicinal y/o recreativo.