Situación legal de la marihuana en España


Situación legal de la marihuana en España

Comida deliciosa, playas y una historia deslumbrante, razones más que fantásticas para visitar España. Pero además, las leyes sobre el cannabis acaban de cambiar (de nuevo). Esto conlleva un cambio inmediato solo en Cataluña, pero la reforma a nivel nacional parece ahora más posible aquí, en la tierra de la siesta.

¿Quieres alguna otra razón? Si te encuentras en Barcelona y perteneces a un club de cannabis, podrías acudir a uno de ellos a la hora de la comida en vez de echarte una cabezadita.

MARIHUANA MEDICINAL EN ESPAÑA

Es legal. Existen también varias labores de investigación en el país dedicadas a la investigación con cannabinoides. Medicamentos como el Sativex y el Marinol están disponibles para los pacientes desde hace varios años.

No obstante, para mucha gente es más fácil y barato cultivar o comprar su propia hierba. O formar parte de un club de cannabis.

MARIHUANA RECREATIVA EN ESPAÑA

Este punto varía y todavía no está claro del todo. La legislación difiere entre las distintas comunidades autónomas, pero la regla general para toda España es que el consumo propio todavía es técnicamente ilegal. No obstante ha sido despenalizado, esto es, no ingresarás en prisión por posesión, sino que probablemente tan solo recibas una multa. Pero aquí no acaba todo.

Desde 1993, el cultivo y consumo de cannabis en clubes de cannabis privados en Cataluña ha estado técnicamente fuera del alcance de la ley, debido a la decisión que tomó en Barcelona un fiscal antidrogas, y que provocó una situación de semilegalización en Cataluña.

Esto allanó el camino para el sistema de "clubes de cannabis", por el que las personas pagan una cuota para poder fumar marihuana. Debido a que con este sistema no queda claro qué es legal y qué no, se ha producido un aumento de los enfrentamientos entre las autoridades y los dueños de los clubes en varias ciudades de toda España donde les han permitido establecerse.

Pero desde el verano de 2017, sin embargo, la comunidad autónoma de Cataluña ha legalizado el cultivo y el consumo de cannabis solo para los clubes de cannabis y dentro de los mismos, eliminando el vacío legal existente, al menos a nivel autonómico.

Los clubes de Cataluña pueden regular ahora su suministro, es decir, cultivar hasta 150 kg de cannabis al año para proveer a sus clientes.

No obstante, los clubes de cannabis requieren una inscripción previa, lo que habitualmente puede llevar hasta dos semanas de espera. Por lo tanto, no es un proceso recomendable para turistas de vacaciones. De todas formas, conseguir hierba en Barcelona, especialmente ahora, no debería ser un problema.

Si eres mayor de 21 años, puedes adquirir hasta 60 gramos al mes a través de tu club. Las personas de entre 18 y 21 no pueden comprar más de 20 gramos al mes.

Si bien todo esto son buenísimas noticias, las reglas oficiales sostienen que si eres miembro de un club, deberías dejar tu hierba en una taquilla personal al abandonar el establecimiento, debido a que la posesión y fumar en público siguen siendo ilegales.

Los comestibles de cannabis tampoco están permitidos por el momento.

Y recuerda que lo que puedas hacer en Cataluña, no tiene por qué aplicarse al resto de España.

En otras palabras, ten presente dónde llevas tu hierba.

¿A QUÉ TE EXPONES SI LA POLICÍA TE DESCUBRE CON CANNABIS EN TU PODER?

Si solo llevas encima un par de gramos, no debería ocurrir nada grave. Si eres mayor de edad y no estás fumando en público, la policía probablemente confiscará tu alijo y dejará que te vayas con una advertencia.

Si te detienen por cultivo, o eres menor de edad, ten mucho cuidado. Si te pillan con una cantidad mayor de hierba (por encima de los 10 gramos), o peor aún, trapicheando, te enfrentarás a una sanción con total seguridad.

Dicho esto, si las autoridades así lo desean, podrías meterte en problemas incluso por la posesión de pequeñas cantidades, y enfrentarte a multas cuantiosas que van desde los 601 euros hasta los 10.400 euros por la sanción mínima. Y sí, también en Barcelona.

Es probable que nos encontremos ante un enfrentamiento en ciernes entre el Gobierno español y la administración autonómica catalana sobre el cannabis, pero pese a todo lo más probable es que la provincia de Barcelona continúe adelante con su experimento. Con suerte, el resto del país pronto seguirá sus pasos.

La investigación con fines medicinales podría hacer que el Gobierno central cambiase de opinión, o incluso la ley, pero por el momento no está en la agenda para los próximos años.