¿Es posible engañar a un perro detector de drogas?


¿Es posible engañar a un perro detector de drogas?

Los consumidores de cannabis que viajan con su reserva de hierba se enfrentan a varios peligros. Incluso en países donde la marihuana es legal, viajar en avión con esta sustancia sigue estando prohibido. Y en las regiones donde hay una prohibición absoluta, si te encuentran cualquier cantidad de hierba puedes tener serias consecuencias. Los viajes cortos por tierra no suelen ser un problema, pero los viajes más largos aumentan el riesgo de toparse con mayores obstáculos, como los perros detectores de drogas.

NO INFRAVALORES EL PODER OLFATIVO DE UN PERRO

Existe un motivo por el que los humanos llevan usando perros para cazar durante siglos, y por el que la policía usa a estas inteligentes criaturas para detectar sustancias ilegales. El sentido del olfato de los perros es uno de los más impresionantes del reino animal y el nivel de inteligencia de estos animales significa que pueden entrenarse para detectar olores concretos usando el olfato.

La nariz del perro tiene unos 300 millones receptores olfativos, a diferencia de la nariz humana, que solo tiene unos 6 millones. Además, la zona del cerebro de los perros que procesa los olores es 40 veces más grande que la de los humanos. Los perros pueden oler mucho más que olores; tienen un órgano adicional para detectar olores que les permite percibir feromonas químicas.

Si llevas marihuana en los bolsillos y crees que puedes arriesgarte a pasar por un aeropuerto, estación de tren, o el centro de la ciudad donde hay perros detectores de drogas, estás equivocado. Ocultar la hierba a un hocico tan poderoso no es tarea fácil. Si estás pensando en llevar unos cogollos por una zona de riesgo, aquí tienes algunos consejos para evitar que te detecten.

ENMASCARAR EL OLOR NO FUNCIONA

Antes de ver las estrategias que funcionan, echemos un vistazo a lo que no funciona. Un error habitual es pensar que enmascarar el olor de la marihuana es suficiente para engañar la nariz de un perro. Los traficantes han intentado esconder marihuana entre alimentos, especias y otras sustancias aromáticas con la esperanza de ocultar el olor. Aunque el potente aroma de las especias culinarias puede hacer que a nosotros nos resulte imposible percibir el olor de la hierba, los perros son capaces de detectar los olores con mucho más detalle.

Los perros son capaces de identificar con gran precisión olores individuales dentro de una mezcla de varios olores, por lo que es prácticamente imposible enmascarar el olor del cannabis al pasar por un control policial con perros adiestrados. Estos increíbles animales huelen en estéreo, recibiendo un perfil de olor diferente por cada fosa nasal, lo que les ayuda a diferenciar los datos sensoriales recibidos.

USA UN RECIPIENTE ADECUADO

Si pasas por un control policial con perros mientras llevas cogollos sueltos en tu bolsa o bolsillos, prácticamente estarás pidiendo que te multen o arresten. Los recipientes o bolsas de plástico corrientes tampoco serán de gran ayuda, ya que suelen ser permeables y dejan pasar los olores, facilitando su detección. Tienes que usar una bolsa o recipiente que sea 100% no poroso y no permita la filtración de aromas. Si usas un recipiente completamente sellado, y te lavas bien las manos y cualquier otra cosa que haya entrado en contacto con los cogollos, tendrás más probabilidades de pasar por el control sin que los perros se fijen en ti.

Puedes buscar bolsas y recipientes no porosos en tiendas y supermercados, pero lo mejor es adquirir un producto que haya sido diseñado específicamente para ocultar el olor del cannabis. Las bolsas antiolor sellables también son una buena opción hermética, para ocultar tus cogollos. 

Además de las bolsas, algunas empresas han desarrollado recipientes robustos que resultan muy eficaces para contener olores sospechosos. La caja secreta Tightvac es un recipiente cilíndrico que evita que se escapen los terpenos aromáticos.

Pero el plástico no es la única opción. El vidrio es otro gran material para contener los olores eficazmente. Los frascos de vidrio corrientes no servirán, ya que suelen tener pequeños agujeros para el intercambio de aire. Para evitar que se filtren los aromas, tendrás que usar frascos de vidrio con cierre hermético o frascos para curar hierba.

¿ES ÚTIL CONGELAR LA MARIHUANA?

Algunas personas afirman que revestir los cogollos con un bloque de hielo antes de introducirlos en un recipiente antiolor es una manera eficaz de evitar que los terpenos se dispersen por el aire. Aunque esto pueda tener cierto sentido, tiene fallos importantes.

Para empezar, si viajas tan lejos como para tener que ocultar la hierba de los perros policía, el hielo probablemente se derretirá. Además, si el recipiente va dando vueltas dentro de tu mochila, es probable que muchos tricomas congelados se vayan desprendiendo; y esto reducirá la potencia de tus cogollos cuando finalmente puedas fumarlos. En general, congelar la hierba puede hacer más daño que bien, especialmente cuando llega el momento de la descongelación. Evita este método; es más recomendable usar los recipientes antiolor mencionados anteriormente.

ENTONCES, ¿PUEDES REALMENTE ENGAÑAR A UN PERRO DETECTOR DE DROGAS?

ASÍ QUE, ¿ES POSIBLE ENGAÑAR A UN PERRO DETECTOR?

No existe la certeza de poder engañar a un perro bien entrenado para detectar drogas. Incluso tomando las precauciones adecuadas y sellando tu hierba con varias capas de plástico antiolor, el más mínimo error (como olvidar un trocito minúsculo de hierba en tu bolsillo) podría provocar que detecten todas tus reservas. Dicho esto, algunos consumidores de cannabis que viajan con cartuchos de vapeo, y otros concentrados de cannabis discretos, afirman no tener problemas al pasar por un control con perros detectores de drogas; pero no hay ninguna garantía de esto.

La conclusión es: si no tienes las herramientas adecuadas para hacerlo, no vale la pena arriesgarse. Para mucha gente es mejor simplemente guardar la hierba en casa, usando estos consejos.