VIPs de la marihuana: Willie Nelson


VIPs de la marihuana: Willie Nelson

El mundo del cannabis está lleno de caras famosas, pero pocas se pueden comparar con el legendario Willie Nelson. Reconocido como una de las mayores estrellas musicales del country de todos los tiempos, y un icono de la escena del Outlaw country, Willie también es famoso por su amor por la hierba.

Pese a haber sido detenido por posesión de cannabis en múltiples ocasiones, Willie no da señales de que vaya a cambiar. De hecho, ha llegado a fumar con Snoop Dogg en el tejado de la Casa Blanca, e incluso ha lanzado al mercado su propia marca de productos de primerísima calidad relacionados con la hierba.

UNA BREVE HISTORIA DE WILLIE NELSON

Willie Nelson nació en Abbott, Texas, durante la Gran Depresión de la década de los 30. Él y su hermana, Bobbie, fueron criados por sus abuelos, que les animaron a que tocasen instrumentos musicales.

Willie escogió la guitarra y comenzó a escribir sus propias canciones con tan solo 7 años. Con 10 ya estaba tocando junto a su primer grupo. Poco después, Willie y Bobbie se unirían a Bud Fletcher y su banda, en la que Willie hizo de líder y solista.

Tras graduarse en el instituto, Willie consiguió un trabajo en 1954 como DJ de country en la emisora KCNC de Fort Worth. Seguía tocando en bares y honky tonks locales, hasta que en 1956 decidió realizar sus primeras grabaciones. Se trasladó a Vancouver, Washington, y grabó su primera canción, "No Place For Me" y "Lumberjack", de Leon Payne. El disco pronto comenzó a sonar en antena y vendió más de 3.000 copias, pero aquello no fue suficiente para que Willie consiguiera llamar la atención durante demasiado tiempo.

VIPs de la marihuana: Willie Nelson

Entonces entontró un empleo en una estación de radio local, mientras continuaba tocando en salas locales. Como la estación no podía permitirse pagarle un aumento, acabó teniendo problemas económicos, que forzaron su marcha a Houston, Texas, donde vendió uno de sus nuevos singles, "Family Bible", por 50 dólares. Claude Gray grabó de nuevo la canción y acabaría alcanzando en 1960 el puesto número siete en la lista de éxitos de singles de country de Billboard.

A continuación se mudó a Nashville, Tennessee, donde se le reconocía por haber escrito la canción. Siguió grabando demos y, gracias a la ayuda de su compañero en la música country, el cantante Hank Cochran, consiguió un contrato para publicar un disco con Pamper Music. Los fundadores del sello grabaron algunas de las canciones de Willie, incluidas "Night Life" y "Hello Walls", y pronto se unió como bajista a la gira de la banda de Ray Price, The Cherokee Cowboys.

Durante el tiempo que estuvo con los Cherokee Cowboys, el público comenzó a darse cuenta de la habilidad única que tenía Willie para componer y escribir, y sus canciones se convirtieron en éxitos para muchos otros artistas, entre ellos Billy Walker, Roy Orbison y Patsy Cline. Tras conocer a Cline, Willie le pasó a su marido una cinta demo de "Crazy". Tras escuchar la cinta de manos de su marido, Cline decidió grabar "Crazy", que se convertiría en el mayor éxito de las gramolas de todos los tiempos.

En 1961, Willie firmó un contrato con Liberty Records. Sus 2 primeros singles que alcanzaron el éxito fueron "Willingly" y "Touch Me". En 1962 se publicó su primer álbum, titulado "And Then I Wrote". En 1963 dejó su puesto en Pamper Music, ya que no le permitía disponer de tiempo suficiente para tocar, pero poco después, en 1964, fue contratado por Monument Records.

Pronto firmaría otro contrato con RCA Victor y publicaría un nuevo álbum, titulado "Country Willie - His Own Songs", que presentaba temas como "Funny How Time Slips Away" y "Mr Record Man", entre otras. Durante los años siguientes publicaría unas cuantas canciones de éxito, incluidas "One in a Row", "The Party's Over" y una versión de "Bring Me Sunshine".

Willie llegaría al estrellato a partir de los años 70, tras trasladarse a Austin, Texas, y unirse a la escena musical hippie que allí florecía. Firmó con Atlantic Records, y en 1973 ya estaba grabando su álbum icónico "Shotgun Willie". Si bien el álbum no fue un superventas, consiguió unas críticas excelentes, y a menudo se dice de él que fue un punto de inflexión importantísimo en la carrera de Willie, que le llevaría a adoptar un nuevo estilo musical.

En 1974 publicó "Phases and Stages", un álbum conceptual acerca de un divorcio, inspirado en sus propias experiencias. El álbum incluía el exitoso single "Bloody Mary Morning". Willie se cambió a Columbia Records, donde por fin consiguió publicar uno de los mayores éxitos de todos los tiempos, "Red Headed Stranger", en 1975.

A partir de ahí, Willie se convertiría en un ídolo atemporal del country clásico. Desde la publicación en 1975 de "Red Headed Stranger", Willie ha publicado más de 50 álbumes de estudio, incontables singles, álbumes en directo y muchos más trabajos.

Sin embargo, la carrera de Willie va más allá de la música country. Ha aparecido en más de 30 películas, coescrito varios libros y también ha sido reconocido por su activismo en distintos cuestiones, entre ellas el uso de biocombustibles y la legalización del canabis.

WILLIE Y LA HIERBA

WILLIE Y LA HIERBA

Willie Nelson es conocido por su apoyo a favor de la legalización de la marihuana. Es copresidente de la junta de asesores de la Organización Nacional para la Reforma de las Leyes de Marihuana (conocida como NORML, por las siglas de su acrónimo en inglés), y durante años ha ayudado a organizar la lucha por la legalización del cannabis. En 2010 fue arrestado por posesión, tras lo que formó el TeaPot Party, cuyo lema es "grávalo con impuestos, regúlalo y legalízalo".

Willie probó el cannabis por primera vez cuando tenía unos 19 o 20 años y todavía tocaba en pequeños locales de Fort Worth. Desde entonces, nunca lo dejó.

Hoy en día, Willie reconoce abiertamente que fuma a diario. También ha tenido la oportunidad de fumar junto a un incontable número de famosos, entre los que figura la leyenda del hip-hop Snoop Dogg, a quien considera como "un muy buen amigo". Es más, Snoop Dogg ha reconocido que Willie es la única persona que ha podido dejarle K.O. durante una buena fumada, y que además le gana al dominó.

Uno de los momentos más memorables ocurrió cuando Willie fumó cannabis en el tejado de la Casa Blanca, con el hijo del expresidente de los Estados Unidos Jimmy Carter. Con una cerveza en una mano y un "Austin Torpedo" bien gordo en la otra, Willie recuerda sentirse como si estuviera "en el centro del mundo".

El cannabis siempre ha tenido un papel central en la vida de Willie, pese a que le ha acarreado tener que enfrentarse a pequeños problemas legales en el pasado por posesión. En 2015, Willie incluso sacó a la venta su propia marca de cannabis y de parafernalia, Willie's Reserve. Sus productos van desde la propia hierba, porros liados y comestibles, hasta equipamiento para vapear, y se pueden encontrar en algunos estados de los Estados Unidos como Washington y Colorado.

Ante el lanzamiento de su línea de productos, Willie afirmó en Rolling Stone que "me aseguraré de que es bueno o de lo contrario no se venderá". "Tengo la sensación de que he comprado demasiado, así que ha llegado el momento de ponerse a vender", añadió.

Willie ha compartido sin rodeos su punto de vista sobre el cannabis en todo tipo de formatos audiovisuales, y argumenta que solo es cuestión de tiempo que sea legal en todos los Estados Unidos y en el resto del mundo.

Reconoce que la sociedad debía superar su enorme miedo a la hierba, provocado por la propaganda gubernamental, como por ejemplo las campañas Reefer Madness de los años 30 y otros tipos de desinformación.

No obstante, Willie es optimista y cree que todo esto va a cambiar. En entrevistas anteriores ha reconocido que "creo que la gente se está informando y es consciente de lo que come, de lo que bebe y de lo que fuma". "Me gusta pensar que nos estamos volviendo un poco más listos".