3 recetas veraniegas para hacer deliciosos polos de marihuana


3 recetas veraniegas para hacer deliciosos polos de marihuana

El verano ya está aquí, ¿y qué mejor manera de disfrutar de él que con un refrescante polo en la mano, mientras te relajas tumbado en una hamaca? Correcto, ¡con polos de cannabis, por supuesto!

Hemos estando navegando un poco por la web (colocados), tratando de encontrar las mejores recetas para hacer polos caseros a los que pudiéramos añadir nuestra receta de leche de cannabis para darle a estos caprichos una dimensión extra. Nuestras instrucciones son muy sencillas, porque seguro que tú eres tan vago como nosotros, y además lo que cuenta es el resultado final.

Hemos utilizado nuestras cepas favoritas, y también las más ricas, para preparar la leche de cannabis, en función de los ingredientes de cada uno de los polos.

Para cuando te estés planteando probar estas recetas, nos gustaría hacer especial hincapié en que debes tener en cuenta que, en ocasiones, los comestibles te podrían pegar más fuerte de lo que imaginas. Así que siéntete libre de añadir la cantidad de cannabis que creas razonable en base a tu propia experiencia. No esta de más que sepas calcular las dosis idóneas para comestibles antes de empezar.

¡Asegúrate de mantener estos deliciosos bocados fuera del alcance de niños y de animales aficionados al helado!

POLOS DE LEMON KUSH CON SANDÍA

Para esta receta hemos preparado primero la leche de cannabis con Lemon Kush, lo que al final ha influido un poco en el sabor del helado. Pero ahora en serio, puedes usar la cepa de cannabis que prefieras, porque la diferencia de sabor no será demasiado grande.

Lo bueno de la Lemon Kush es que produce un agradable efecto divertido y que no es tan intensa como otras cepas con clara dominancia índica. Tiene la cantidad suficiente de sativa como para equilibrar el aspecto índica de esta cepa, creando un interesante efecto animado.

INGREDIENTES:

  • 400ml de leche de cannabis
  • 4 tazas con trozos de sandía
  • 120ml de zumo de lima (con entre 2 y 4 limas)

PREPARACIÓN:

Como solo queremos usar la pulpa de la sandía, puedes utilizar un exprimidor para extraer el zumo. Si no tienes un exprimidor, puedes convertirlo en puré de la forma que desees y pasarlo por un buen colador para separar el zumo de la pulpa. Deberías obtener algo así como 2 tazas de pulpa.

Mezcla y bate el zumo de lima, la leche de marihuana y el puré de sandía, y vierte el resultado en moldes para hacer polos.

Ponlos en el congelador durante al menos 4 horas y ¡ya los tienes!

POLOS DE YOGUR DE BLUEBERRY

Para esta receta preparamos nuestra leche de cannabis con una buena cepa Blueberry. Se nota bastante en el sabor del helado al tratarse de una variedad genial, con una combinación buena y equilibrada entre la potente índica y el buen subidón cerebral de la sativa. Prepárate para hundirte un poco más en la hamaca y pasar una tarde agradable y relajante.

INGREDIENTES:

  • 400ml de leche de cannabis
  • 60ml de zumo de lima (1 o 2 limas)
  • 240ml de yogur griego
  • 240g de arándanos

PREPARACIÓN:

Primero aplasta los arándanos. No hace falta que los machaques por completo o que uses la batidora, ya que está bien que queden algunos trozos de frutos más grandes.

Mezcla la leche de cannabis, el zumo de lima y el yogur, y a continuación añade los arándanos machacados y vierte la mezcla en tus moldes para polos.

Congela tus creaciones durante al menos 4 horas y ¡listos para servir!

POLOS DE PINEAPPLE EXPRESS CON COCO

Para esta receta hemos preparado la leche de cannabis con Pineapple Express... ¡porque nos lo podemos permitir! Esta cepa tiene un fantástico sabor dulce, y es conocida por ser una índica que pega muy fuerte. La Pineapple Express tiene unos niveles altos de CBD y de THC, y es recomendable para consumidores medicinales que aprecian una hierba que les calme. ¿A que suena bien?

INGREDIENTES:

  • 400 ml de leche de cannabis
  • 400 ml de leche de coco
  • 120 g de piña cortada
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 4 cucharadas de copos de coco

PREPARACIÓN:

Asegúrate de que tus trozos de piña son lo más pequeños posibles, pero deja también algunos más grandes. A continuación simplemente mezcla todos los ingredientes lo mejor posible y vierte la mezcla en los moldes para polos.

Directos al congelador durante 4 horas y ¡magia!

¡A disfrutar!