¿Quieres aumentar el efecto de estar colocado? Cómete un mango


¿Quieres aumentar el efecto de estar colocado? Cómete un mango

Los consumidores de cannabis, ya sea con fines recreativos o medicinales, son conocidos por descubrir formas nuevas e ingeniosas de mejorar su experiencia con la hierba.

¿Pero qué pensarías si te decimos que comerte un mango antes de tu próxima sesión podría aumentar de forma drástica la intensidad y duración de tu colocón?

MARIHUANA Y MANGOS: ¿QUÉ TIENEN EN COMÚN?

Los consumidores de cannabis del mundo afirman que este truco funciona: cómete un mango unos 45 minutos antes de empezar a colocarte, y experimentarás un subidón más potente y de mayor duración. ¿Pero qué hay de cierto en esto?

Por desgracia, no existe una explicación científica auténtica que sostenga o desmienta esta teoría. Sin embargo, existen algunos datos interesantes que sugieren que quizás los mangos y la marihuana estén conectados entre sí de una forma que nunca te habrías imaginado.

El compuesto que tanto el mango como el cannabis tienen en común es un terpeno específico conocido como mirceno. El mirceno es un terpeno complejo que contienen muchas frutas y plantas, entre ellas el laurel, el tomillo, y, por supuesto, el mango y el cannabis. Este compuesto produce un aroma terroso y afrutado con notas ligeramente picantes.

Artículo relacionado

De hecho, un estudio de la Swiss Federal Research Station for Agroecology and Agriculture de Zurich, ha examinado los perfiles de terpeno de 16 variedades de cannabis diferentes, y ha descubierto que el mirceno es el terpeno más común que se ha encontrado en cada una de las muestras.[1]

El mirceno también se encuentra en el lúpulo, o Humulus lupulus, un ingrediente fundamental en la elaboración de cerveza. ¿Alguna vez has abierto una birra y has olido notas ligeras de hierba o frutas tropicales en su aroma? Pues es probable que el mirceno sea el responsable de producir esas similitudes aromáticas.

Así que tanto la hierba como los mangos contienen mirceno, ¿pero cómo explica eso que tantas personas experimenten un colocón más potente y de mayor duración al combinar ambos?

Si bien los estudios científicos no han explorado con detalle este caso, lo descubrimientos de estudios realizados con anterioridad sugieren que el mirceno juega un papel fundamental en esta cuestión.

Hay estudios de la década de los 70 que han descubierto que el mirceno puede aumentar la permeabilidad de las células del cuerpo humano. De ahí que la dosis extra de mirceno que podrías estar obteniendo al comer un mango maduro sea la que ayude a tu cuerpo a absorber THC y cannabinoides más rápidamente.

Esto explicaría por qué algunos usuarios tienen la sensación de que comer un mango antes de colocarse produce un inicio más rápido de los efectos del cannabis, lo que acaba provocando que se sientan más “colocados” de lo normal. No obstante, no está claro en qué afecta esto a la duración de los efectos del subidón.

LA LEYENDA DEL MANGO: ¿MITO O REALIDAD?

¿Te estás planteando probar el viejo truco del mango? Te animamos a ello. Si bien las investigaciones todavía no han demostrado la forma en que interactúan los mangos y el cannabis, no te va a pasar nada por intentarlo.

De hecho, los mangos son un snack muy saludable y te ayudarán a contenerte con los munchies. No solo están deliciosos, sino que además aportan un gran cantidad de beneficios a la salud, y se supone que mejoran la visión, reducen el colesterol e incluso mejoran la memoria, lo que siempre es bienvenido por los fumetas.

Simplemente asegúrate de seleccionar el mango más maduro que puedas encontrar, porque son estos los que suelen contener mayores concentraciones de mirceno.

Referencias

  1. ^ International Hemp Association, Essential oil of Cannabis sativa L. strains, recuperado December-07-2018
    Enlazar