Algunas plantas que producen cannabinoides (aparte del cannabis)


Algunas plantas que producen cannabinoides (aparte del cannabis)

En los últimos años, el cannabis ha ocupado el centro del escenario como posiblemente una de las plantas medicinales más útiles (e incomprendidas) del planeta. Estudios recientes muestran que la marihuana tiene una amplia variedad de propiedades medicinales potenciales, gracias a su contenido único de componentes activos conocidos como cannabinoides.

Pero ¿y si resulta que estos cannabinoides no son exclusivos del cannabis? Una nueva investigación sugiere que unas cuantas plantas más también pueden contener cannabinoides o compuestos activos similares y por lo tanto aprovecharse un poco del poder de la marihuana.

CANNABINOIDES, EL SISTEMA ENDOCANNABINOIDE Y LOS CANNABIMIMÉTICOS

Antes de echar un viztazo a las diferentes plantas que contienen cannabinoides, es importante comprender los siguientes 3 términos: los cannabinoides, el sistema endocannabinoide y los cannabimiméticos.

Los cannabinoides son una clase de compuestos químicos que interactúan con los receptores cannabinoides del ser humano y otros mamíferos como perros, gatos, cerdos y demás. Hay dos tipos de cannabinoides:

  • Endocannabinoides: se trata de los cannabinoides producidos naturalmente en el cuerpo. Algunos ejemplos de cannabinoides endógenos incluyen la anandamina y el 2-AG (o 2-araquidonilglicerol).
  • Fitocannabinoides: son los cannabinoides que se encuentran de forma natural en la planta de cannabis. La planta de cannabis contienen más de 100 cannabinoides diferentes, incluyendo THC, CBD o CBG, entre otros.

Cuando consumimos cannabis, los fitocannabinoides de la planta interactúan con el sistema endocannabinoide de nuestro cuerpo, que es el responsable de controlar toda una variedad de procesos fisiológicos.

Hasta hace poco, generalmente se creía que el sistema endocannabinoide consistía en dos receptores principales, conocidos como CB1 y CB2. Sin embargo, la investigación de los últimos años ha demostrado que el sistema endocannabinoide puede ser mucho más complejo de lo que se creía.[1]

Esta investigación sugiere que el sistema endocannabinoide podría comprender en realidad muchos más receptores además de los CB1 y CB2, así como una variedad de ligandos que interactúan con un amplio espectro de otros receptores.

De hecho, a medida que aumenta la investigación sobre el sistema endocannabinoide humano, estamos descubriendo que hay una gran variedad de compuestos que interactúan con este sistema, tanto directa como indirectamente, a pesar de no compartir la misma estructura de los cannabinoides tradicionales.

Los compuestos que activan el sistema endocannabinoide, especialmente los receptores CB1 y CB2, no necesariamente comparten la misma estructura que los cannabinoides tradicionales llamados cannabimiméticos. Como su nombre indica, estos compuestos imitan la actividad biológica de los tradicionales endo y fitocannabinoides.

PLANTAS QUE CONTIENEN CANNABIMIMÉTICOS

Gracias a nueva investigación, estamos descubriendo que hay muchas plantas con propiedades cannabimiméticas. Aquí os mostramos una lista con algunas de las plantas más populares que pueden activar tu sistema endocannabinoide.

Recuerda que estas plantas no te provocarán un “subidón”, ya que no contienen el componente psicoactivo THC.

EQUINÁCEA

Equinácea

Las equináceas pertenecen a un grupo de hierbas con flor de la familia de la margarita. La equinácea y sus productos derivados como extractos, aceites, raíces o tés, a menudo son alabados por tener beneficios antiinflamatorios, ayudar a detener la ansiedad o el estrés, y mucho más.

Investigaciones recientes muestran que la equinácea contiene N-alquilamidas (o NAA). Se trata de un grupo de compuestos bioactivos que se considera que tienen un espectro funcional amplio y muy prometedor. En bajas concentraciones, se ha demostrado que estas NAA interactúan con los receptores CB2 humanos y producen efectos antiinflamatorios similares a la anandamida y el THC.

HIERBA DE LOS DIENTES (ACMELLA OLERACEA)

Hierba de los dientes (acmella oleracea)

La acmella oleracea, también conocida comúnmente como la hierba de los dientes o paracress, es una curiosa planta que se cree deriva de la especie brasileña de plantas acmella. La planta se utiliza a menudo en la cocina y se cree que tiene una larga historia en el tratamiento de la tartamudez, dolor de muelas y malestar estomacal.[2]

Se cree que la hierba de los dientes contiene una mezcla única de compuestos semejantes a los cannabinoides conocidos como N-isobutilamidas. Al igual que los NAA encontrados en la equinacea, se cree que estos compuestos activan los receptores CB2 para producir efectos antiinflamatorios y aliviar del dolor, al igual que la anandamida, el THC y otros cannabinoides.

HELICHRYSUM UMBRACULIGERUM

Helichrysum umbraculigerum

Esta extraña planta es originaria del continente africano y se cree que es parte de la familia de las margaritas (como la equinácea). Se sospecha que contiene altas concentraciones de CBG, un cannabinoide conocido por poseer propiedades antiinflamatorias, estabilizar el estado de ánimo y ser un antidepresivo único.

En la 24ª edición anual de la International Cannabinoid Research Society celebrada en Baveno (Italia) en junio de 2014, Giovanni Appendino (investigador, químico y profesor en la Universidad del Piemonte Oriental) pronunció un discurso en el que abordó la búsqueda de cannabinoides en otras plantas, además de en el cannabis.[3]

En su discurso, Appendino informó que una gran cantidad de CBG y su precursor carboxílico se habían aislado de una variedad específica de Helichrysum presente exclusivamente en Sudáfrica. Sin embargo, apenas se ha investigado más sobre esta planta y cómo produce CBG, debido a las estrictas regulaciones sudafricanas diseñadas para evitar la explotación corporativa extranjera de los recursos genéticos únicos del país, que simultáneamente impide la investigación científica.

HEPATICOPHYTA O HEPÁTICAS

Hepaticophyta o hepáticas

Se estima que hay unas 9.000 especies de hepaticophytas dispersas por el mundo. Sin embargo, la investigación sugiere que una especie determinada, que se encuentra en Nueva Zelanda, contiene un compuesto que es sorprendentemente similar al THC.

Este compuesto, conocido como ácido perrottetinénico, fue descubierto por primera vez en 2002 en la Radula marginata, una especie única de hepática nativa de Nueva Zelanda. Hay muy poca información disponible sobre el ácido perrottetinénico, pero se cree que interactúa con los receptores CB1.[4]

Algunos consumidores han experimentado con esta hepática, obteniendo diversos resultados al fumarla, como un ligero “efecto cerebral” y una fuerte irritación de la membrana mucosa de los pulmones y garganta (entre otros).

La Radulata marginata tiene una larga tradición de consumo en rongoā y taonga, dos tipos de medicina herbal tradicional maorí.

CHOCOLATE (ÁRBOL DEL CACAO)

Chocolate (árbol del cacao)

El árbol del cacao nos ha dado uno de los tesoros más dulces de la Tierra. Ahora, parece que la planta detrás de la golosina favorita en todo el mundo, también podría contener otro poder oculto.

Algunos consumidores de cannabis afirman que comer chocolate negro antes de consumir cannabis provoca un “subidón” mucho más potente. Esto se debe a que el chocolate contiene N-linoleoiletanolamida y N-oleoiletanolamida, dos compuestos que interfieren con la enzima conocida como FAAH.

La FAAH es responsable de descomponer la anandamida, un endocannabinoide a menudo conocido como nuestro “propio THC”. Se dice que la anandamida provoca sentimientos de euforia y reduce nuestra sensibilidad al dolor, y también se cree que está detras del “subidón del runner” que mucha gente experimenta después de hacer ejercicio.

Se sabe que tanto la N-linoleoiletanolamida como la N-oleoiletanolamida desactivan las enzimas FAAH, lo que a su vez incrementa los niveles de anandamida en nuestro cuerpo. Al combinar esto con una dosis potente de THC, te encontrarás extra eufórico, inspirado y feliz, todo ello mientras experimentas menos dolor.

PIMIENTA NEGRA

Pimienta negra

Algunas cepas de cannabis son famosas por tener un aroma particularmente especiado y picante. Pues bien, la investigación de los compuestos del cannabis y la pimienta negra revelan cuál podría ser el motivo.

Se sabe que el cannabis y la pimienta contienen altas concentraciones de beta-cariofileno, un terpeno con un potente aroma que a menudo se cree proporciona a la pimienta negra su olor característico. Investigaciones recientes sugieren que el beta-cariofileno actúa como un cannabinoide que se une a los receptores CB2.

Se ha demostrado que posee fuertes efectos antiinflamatorios, que pueden ayudar en el tratamiento de una amplia variedad de problemas de salud. Otras investigaciones han indicado que el BCP también puede aumentar la eficacia de los fármacos contra el cáncer.[5]

EL FUTURO DE LOS CANNABINOIDES: ¿DEBERÍAMOS IR MÁS ALLÁ DEL CANNABIS?

La lista anterior sólo incluye un puñado de plantas que contienen cannabinoides o agentes cannabimiméticos. Pero existen otros, como la maca peruana y el rododendro chino, y como la investigación en este campo se expande, probablemente aparecerán más con el tiempo.

Pero, ¿qué significa todo esto? Bueno, por ahora es difícil saberlo. Aunque parece que se están haciendo nuevos descubrimientos sobre el cannabis cada día, todavía hay mucho que no sabemos sobre el propio cannabis, los cannabinoides, el sistema endocannabinoide y cómo todos ellos interactúan entre sí.

Sin embargo, el hecho de que otras plantas contengan cannabinoides o agentes cannabimiméticos es prometedor, ya que da a los investigadores más posibilidades de obtener cannabinoides y de experimentar con ellos en un futuro.

Referencias

  1. ^ NCBI, Phytocannabinoids beyond the Cannabis plant – do they exist?, recuperado July-01-2017
    Enlazar
  2. ^ Washington Post, Like a Taste That Tingles? Then This Buds for You, recuperado October-26-2018
    Enlazar
  3. ^ Beyond THC, Appendino’s Advice to Cannabinoid Researchers: Consider ‘New Targets, Chemistry, and Plant Sources’, recuperado July-01-2017
    Enlazar
  4. ^ Chem. Pharm. Bull, New Bibenzyl Cannabinoid from the New Zealand Liverwort Radula marginata, recuperado July-01-2017
    Enlazar
  5. ^ NCBI, Potentiating effect of beta-caryophyllene on anticancer activity of alpha-humulene, isocaryophyllene and paclitaxel., recuperado July-01-2017
    Enlazar